Actualidad

La X-Pro1 y tres ópticas fijas dan forma al nuevo sistema sin espejo de Fujifilm

 
9
ENE 2012

Una de las novedades más esperadas de estos primeros compases de 2012, finalmente Fujifilm ha aprovechado la apertura de la feria PMA@CES de Las Vegas para desvelar todos los detalles de la X-Pro1. Armada con un CMOS de tamaño APS-C de 16 megapíxeles y una nueva tecnología bautizada como X-Trans, este modelo estrena la montura X y llega acompañado de tres ópticas Fujinon XF fijas: 18 mm f2, 35 mm f1.4 y 60 mm f2.4. Con una velocidad de disparo de hasta 6 fotogramas por segundo, el diseño clásico y el visor híbrido son dos de los aspectos más destacables de esta cámara.

Tras abandonar hace años el segmento de las réflex digitales, Fujifilm vuelve al mundo de los sistemas de óptica intercambiable de la mano de la ya oficial X-Pro1. Con este nombre ha bautizado la compañía el primer cuerpo de su recién inaugurado sistema sin espejo, que a diferencia de lo que ocurría con sus SLR opta ahora por una bayoneta y una oferta de ópticas propias.

Fujifilm X-Pro1
Fujifilm X-Pro1

La cámara ha sido desvelada esta noche (hora española) durante una rueda de prensa internacional celebrada en Las Vegas en el marco de la feria PMA@CES y en la que QUESABESDE.COM ha estado presente. Fuentes de la compañía han confirmado a este medio que la X-Pro1 llegará al mercado español hacia finales de marzo y que su precio -objetivo incluido- rondará los 2.000 euros.

X-Trans CMOS
Tal y como se esperaba, finalmente la firma ha descartado el uso de un sensor de formato completo y ha decidido apostar por un captor CMOS de tamaño APS-C y 16 megapíxeles de resolución. Se trata, eso sí, de un nuevo sensor que estrena la tecnología X-Trans y que prescinde del filtro de paso bajo que montan la inmensa mayoría de cámaras. Una combinación que, según las explicaciones dadas por los portavoces de la compañía, sitúa a esta X-Pro 1 por delante de los actuales modelos de formato completo en lo que a calidad de imagen se refiere.

Fujifilm X-Pro1
Fujifilm X-Pro1

A la espera de poder confirmar este planteamiento, la tecnología X-Trans modifica la plantilla tradicional del filtro de color RGB, usando ahora una matriz de 6x6 celdas. Esta distribución más aleatoria de las células está inspirada en el grano de la película -explican desde Fujifilm- y contribuye a eliminar el muaré para poder prescindir de este modo del citado filtro de paso bajo que acaba afectando a la nitidez y la resolución de la imagen.

Fujifilm X-Pro1
Fujifilm X-Pro1

Junto a este captor, la X-Pro1 también emplea el nuevo procesador EXR Processor Pro, que además de ofrecer los clásicos modos EXR de Fujifilm y optimizar -aseguran- el rendimiento del captor, también contribuye a elevar la velocidad de disparo hasta la cifra de 6 fotogramas por segundo.

Diseño clásico con visor híbrido
Pese a las notables novedades que alberga en su interior, salta a la vista que uno de los mejores argumentos de la X-Pro1 es su diseño. Con unas líneas que siguen la estela de la X100, se ha optado ahora por rematar el cuerpo con una empuñadura frontal.

Entre los datos más reseñables figura también un visor híbrido que, heredado de la X100, combina un visor óptico directo (90% de cobertura) con uno electrónico de 0,47 pulgadas y una resolución de 1,4 megapíxeles. La pantalla trasera, de 3 pulgadas, también presume de una elevada resolución de 1,2 millones de puntos.

Entre las especificaciones más interesantes de la cámara se hallan asimismo la grabación de vídeo Full HD (1920 x 1080 a 24 fotogramas por segundo), una sensibilidad máxima de 25.600 ISO, diversos modos de simulación de película en color y blanco y negro y, por supuesto, la captura en formato RAW. Como el resto de modelos de la gama X, esta cámara emplea también tarjetas SD Card.

Óbjetivos Fujinon XF
Además del cuerpo de la X-Pro1, tres ópticas fijas se encargan de inaugurar el nuevo sistema de Fujifilm, que con esta gama inicial de objetivos parece querer dejar clara su filosofía profesional.

Se trata de los nuevos Fujinon XF 18 mm f2 R, 35 mm f1.4 R y 60 mm f2.4 Macro, que una vez aplicado el factor de multiplicación de 1,5x, ofrecen sendas coberturas focales de 27, 53 y 91 milímetros.

La nueva X-Pro1 con el objetivo fijo de 35 milímetros (equivalente a 53).

El primero de ellos recurre a una estructura de 8 elementos (entre los cuales se encuentran un par de lentes asféricas) distribuidos en 7 grupos. Su peso es de 116 gramos y la distancia mínima de enfoque, de 18 centímetros. El 35 mm f1.4, por su parte, consta de 8 elementos organizados en 6 grupos y dispone de una lente asférica. En este caso, la distancia de enfoque es de 28 centímetros, y al igual que el modelo anterior puede cerrar su diafragma hasta f16.

El angular de 18 milímetros (equivalente a 27) con un parasol.

El objetivo macro de 60 milímetros, cuyo peso se sitúa en 215 gramos, ofrece un factor de magnificación de 0,5x y una estructura de 10 elementos distribuidos en 8 grupos, incluyendo una lente asférica y un elemento de baja dispersión.

El más aparatoso de los Fujinon XF presentados hoy, el macro de 60 milímetros (que se convierte en un tele de 91 milímetros), con y sin el parasol.

La distancia que separa el sensor de la óptica ("flange back distance") en este nuevo sistema es de 17,7 milímetros. Según los datos publicados por Fujifilm, ello permite situar el objetivo del sensor muy cerca del captor para optimizar así su resolución y rendimiento incluso en las esquinas de la imagen.

Artículos relacionados (14)
Prueba de producto
09 / MAR 2012
Prueba de producto
12 / ENE 2012
Más artículos relacionados
Vídeos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar