• Olympus SP-700: toma de contacto
  • Nikon D200: toma de contacto
Prueba de producto
LA MáS COMPLETA COMPACTA DE FUJIFILM

Fujifilm FinePix S9500: toma de contacto y muestras

 
17
OCT 2005

Este verano Fujifilm fue la primera marca que se encargó de romper la barrera de los 8 megapíxeles con las FinePix E900 y S9500 Zoom, ambas dotadas de un SuperCCD de 9 millones de puntos. Además de la resolución, la S9500 incorpora un potente objetivo de 28-300 mm y un diseño y prestaciones concebidos para seducir a los aficionados más exigentes.

Aunque parece que la carrera de los megapíxeles ha rebajado últimamente su intensa velocidad, eso no significa que los fabricantes hayan renunciado a exprimir más las posibilidades de sus sensores. Los 9 megapíxeles han tomado ya el relevo de los 8 millones de puntos y la FinePix S9500 Zoom se ha convertido en la abanderada de esta cifra en el segmento de las cámaras de objetivo integrado.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque la Cyber-shot DSC-R1 de Sony le robó cierto protagonismo durante la recientemente celebrada octava edición de Sonimagfoto, hay que reconocer que la S9500 se sitúa como una de las compactas de tipo SLR más atractivas de cara a los próximos meses.

Convincente diseño réflex
Si algo queda claro cuando se tiene la S9500 entre las manos es que Fujifilm está dispuesta a presentar una alternativa a las réflex de gama baja para aquellos que quieres prescindir de las ópticas intercambiables.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Argumentos no le faltan, al menos en cuanto al diseño. Con unas líneas parecidas a las que Fujifilm ha utilizado en modelos con similares pretensiones -las FinePix S20 Pro o S5500 Zoom, por ejemplo-, la ergonomía de la cámara no tiene nada que envidiar a la de las réflex con las que pretende competir. Las dimensiones y -sobre todo- el peso la recolocan en la categoría de las ópticas no intercambiables.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El dial principal de la cámara se encarga de presidir la zona superior y, de paso, conferir al conjunto cierto aire de profesionalidad. A través de esta rueda se pueden seleccionar los modos de trabajo, entre los que -por supuesto- no faltan ni el control manual ni las clásicas prioridades a la velocidad o el diafragma.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Como suele ser habitual, el disparador se encuentra en el extremo de la empuñadura, junto al interruptor de encendido. Una rueda situada en la parte trasera, al alcance del pulgar, permite realizar con una sola mano la mayoría de las operaciones fotográficas más comunes.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un detalle que posiblemente encantará a muchos usuarios y del que muchas cámaras digitales prescinden es que el disparador de la S9500 cuenta con la clásica rosca -aparentemente estándar- para utilizar un disparador de cable.

Una pantalla pequeña y abatible
Aunque las comparaciones sean injustas, hay que reconocer que sorprende la inclusión de una pantalla de 1,8 pulgadas en una cámara de este nivel, teniendo en cuenta lo que se estila últimamente en el mercado.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El monitor, eso sí, es abatible, aunque su movilidad es bastante limitada en comparación -otra vez- a lo que ofrecen otros modelos de la competencia. No obstante, esta posibilidad puede resultar útil a la hora de enfrentarse a algún encuadre complicado o mejorar la visibilidad del LCD con demasiada luz.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El visor electrónico por su parte, muestra un comportamiento notable tanto en su resolución como en la información proporcionada sobre la toma. Como es habitual, sólo cuando la luz empieza a escasear se puede percibir cierto retardo en el refresco, sobre todo si se realizan cambios bruscos de focal.

Excelente manejo
Inútil para unos, práctico para otros, el botón "F" que Fujifilm emplea en muchos modelos también está presente en éste. La verdad es que muchos fotógrafos ven bastante útil la posibilidad de acceder de forma rápida y directa a controles como la resolución o la sensibilidad, sin necesidad de tener que buscarlos entre los menús.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La agilidad de la cámara es otro punto que no admite pegas. Tanto en el encendido como en la reacción en el disparo, la S9500 muestra una celeridad notable.

Así, por ejemplo, seleccionando la máxima resolución es posible obtener una ráfaga de hasta 4 disparos sin levantar el dedo del obturador. Después, evidentemente, la cámara necesita un instante para grabar estas imágenes del buffer a la tarjeta.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tarjetas, en plural. Efectivamente, la última de las FinePix dispone de una doble ranura, capaz de acoger tanto las corporativas xD-Picture Card como las más universales CompactFlash.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

También es de agradecer que en el capítulo de la alimentación Fujifilm no se haya complicado demasiado y haya optado por las siempre sencillas y disponibles pilas y baterías de tamaño AA.

Super CCD HR
La nueva FinePix cuenta con los tres ingredientes que la firma destaca al hablar de sus cámaras digitales: óptica Fujinon -de la que luego hablaremos-, sensor SuperCCD y procesador RP (Real Photo).

En concreto, la S9500 monta un SuperCCD en su versión HR, con una generosa resolución de 9 millones de píxeles. El resultado son imágenes de hasta 3488 x 2616 píxeles, que pueden ser almacenas tanto en formato JPEG como en RAW. Un detalle más que confirma las altas expectativas suscitadas por esta máquina.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Teniendo en cuenta la arriesgada combinación de alta resolución y escaso tamaño del sensor (1/1,6 pulgadas), la respuesta de la cámara a altas resoluciones es, sin duda, una de la primeras cuestiones a abordar. Más aún si tenemos presente que la cámara se atreve con unos valores ISO que van desde 80 hasta 1600, y que Fujifilm parece decidida a apostar por las sensibilidades elevadas en todas sus cámaras.

Aunque la S9500 ya puede adquirirse en algunos comercios, aún no disponemos de un modelo para poder realizar una prueba a fondo, por lo que nos tendremos que fiar de los resultados de estas sencillas muestras -tomadas, como se puede observar, en unas condiciones de iluminación bastante delicadas- para realizar una primera valoración.

  Muestras: sensibilidad   © QUESABESDE.COM

Las capturas se han realizado con un modelo de la Fujifilm FinePix S9500 Zoom:


400 ISO

800 ISO

1600 ISO

Por ahora, podemos observar que el procesador RP de la cámara hace un buen trabajo en cuanto a la limpieza de las imágenes. Así, a 400 ISO el resultado es correcto, mientras que a 800 y a 1600 ISO la presencia del ruido es perceptible en la mayoría de zonas de la fotografía.

  Muestras: 9 MP   © QUESABESDE.COM

La captura se ha realizado con un modelo de la Fujifilm FinePix S9500 Zoom:

Todo ello teniendo en cuenta -insistimos- que las pruebas no se realizaron en las mejores condiciones y que la ligera falta de nitidez puede deberse tanto al efecto de un procesado muy agresivo como a la trepidación causada por el empleo de velocidades lentas.

Angular y tele
Otro de los puntos fuertes de la cámara es su objetivo: un polivalente 28-300 milímetros, del que cabe destacar la presencia de un -afortunadamente- cada vez más habitual angular de 28 milímetros y la racionalidad de las focales ofrecidas.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque desde Fujifilm nos explican que la cámara cuenta con estabilización de imagen por software, se echa mucho de menos la presencia de un estabilizador óptico en una óptica que cuenta con un teleobjetivo tan potente y con el que, en condiciones como las de las muestras capturadas, resulta casi imposible trabajar. Fujifilm, eso sí, insiste en sus notas de prensa en que las sensibilidades altas pueden suplir esta falta de estabilización.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El objetivo cuenta con un anillo para el zoom de funcionamiento y suavidad impecable, y otro para el enfoque manual. A modo de ayuda, cuando se trabaja con esta última modalidad, una indicación en la pantalla muestra la dirección correcta de giro para lograr el enfoque correcto.

Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Fujifilm FinePix S9500 Zoom
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Respecto al autofoco, su precisión y rapidez sólo flojean cuando se emplean las focales más largas y no hay demasiada luz. Por lo demás, tanto la localización de los mandos que controlan el enfoque -en un lateral de la cámara- como la selección del área mediante el joystick trasero resultan muy prácticos.

A la espera de poder confirmar las primeras impresiones sobre la calidad y el ruido de las imágenes que captura, la FinePix S9500 Zoom cuenta con todos los ingredientes -internos y externos- para satisfacer a ese tipo de fotógrafo tan aficionado a las cámaras compactas que juegan a ser réflex.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar