• "El bando del Blu-ray ve en la guerra de formatos una competición sobre ...
  • "Aunque van completamente tapadas y es casi imposible reconocerlas, no ...
Entrevista
FRANK SIMONIS, BLU-RAY DISC ASSOCIATION

"Deberá pasar un tiempo hasta que se resuelva la confusión creada por el HD DVD"

 
19
SEP 2007

La ya extinta feria IFA 2007 ha añadido un episodio más en la reedición de la guerra de formatos que mantiene en vilo a los consumidores y la industria del cine en casa. Con un HD DVD revitalizado por los últimos acontecimientos, el presidente de la Blu-ray Disc Association en Europa, Frank Simonis, ha conversado con QUESABESDE.COM sobre el futuro del formato que abandera. Sus perspectivas son -cómo no- halagüeñas.

¿Cuál es la situación actual de la guerra de formatos de alta definición?

La verdad es que no creo que sea una guerra de formatos propiamente dicha. Simplemente, son dos opciones diferentes que se ofrecen al consumidor y que éste debe elegir.

El grupo Blu-ray decidió desde el primer día ser abierto y ofrecer, al contrario que otros, un gran abanico de productos. Más de una docena de firmas de renombre, entre ellas Sony, Panasonic, Philips, Sharp o Samsung, y ahora también Daewoo, Loewe o Funai, han optado por el Blu-ray.

Todas estas compañías han entendido que el Blu-ray es la elección mayoritaria de los consumidores. Si consultas a los vendedores, el 70% de los reproductores de alta definición que se comercializan en Europa son de nuestro formato, es decir, dos de cada tres compradores creen que el Blu-ray es la decisión correcta.

En Japón, que es considerado el país más competitivo del mundo en electrónica de consumo, el porcentaje crece hasta el 90%. La opción masiva es el Blu-ray.

Foto: Juanra S. Salamero
Simonis, presidente de la Blu-ray Disc Association en Europa y responsable de comunicación de Philips, departió con QUESABESDE.COM hace dos semanas en IFA 2007.

¿A qué se debe esta buena respuesta?

A que ofrecemos más ventajas que nuestro competidor. Nosotros no sólo proponemos una tecnología de reproducción: estamos incorporando la grabación y regrabación en discos de 25 y 50 GB desde el PC.

Y en territorios donde la grabación de vídeo en alta definición ya es necesaria, como en Japón y Estados Unidos [donde algunas cadenas emiten en alta definición], también existen los grabadores de vídeo de salón.

Otro elemento importante es nuestra presencia en el ámbito de las videoconsolas con la PlayStation 3, que usa discos de 25 y 50 GB para sus juegos de alta definición.

Todo ello, sumado a la proliferación de televisores HD Ready y Full HD, hace que estemos ofreciendo la mayor oferta en alta definición que haya existido nunca. Además, contamos con el fuerte apoyo de los estudios cinematográficos. Ahora ya existen en Europa unos 300 títulos disponibles en Blu-ray.

¿Y qué hay del precio? El HD DVD es una opción bastante más económica que el Blu-ray.

El Blu-ray ofrece sus productos en un espectro de precios muy amplio. Pero en una situación de mercado incipiente como la que aún vivimos, los primeros compradores centran su atención en aspectos que van más allá del coste, como la calidad o la funcionalidad.

Lo más importante es la oferta total. Los consumidores quieren ver las marcas en las que confían, productos que encajen con el material de alta definición que ya han adquirido, una interfaz de fácil manejo, controles sencillos...

El HD DVD está prácticamente limitado a una única marca y creemos que no aporta una solución apropiada.

Pero los precios, como hemos visto en los últimos seis meses, están bajando. Cuando lanzamos los primeros lectores, su coste inicial rondaba los 1.000 euros, y ahora ya estamos en los 500.

¿Por qué hay tanta diferencia de precios entre Estados Unidos y Europa?

Los precios en Estados Unidos excluyen los impuestos, que desgraciadamente son de aproximadamente un 20% en Europa. Ésta es una gran diferencia.

De todos modos, en Estados Unidos ahora ya se puede comprar un lector por unos 400 dólares, y esto nos aporta indicios de que algo similar ocurrirá en Europa.

¿Qué ha supuesto para los defensores del Blu-ray que Paramount se haya decidido finalmente por el HD DVD?

La verdad es que se trata de una decisión un tanto extraña y no entendemos el razonamiento comercial que se esconde tras ella. Paramount, que apoyaba ambos formatos, ha podido observar en sus propios resultados que dos terceras partes de sus ventas en alta definición eran discos Blu-ray.

Aparentemente, han llegado a algún acuerdo con los defensores del HD DVD por el cual les resulta más conveniente no ofrecer al consumidor la posibilidad de elegir.

Según algunas informaciones, los defensores del HD DVD podrían haber pagado hasta 150 millones de dólares a Paramount.

No tengo ninguna información al respecto y no puedo hablar de sus decisiones de negocio. De todos modos, no creemos esta decisión sea lo que buscaba el consumidor.

¿No existen pagos similares desde la Blu-ray Disc Association a los estudios de Hollywood que actualmente trabajan en exclusiva con su formato?

No tengo información al respecto. Como miembro de Philips, puedo asegurarte que nosotros nunca lo hemos hecho. Y como miembro fundador de la Blu-ray Disc Association, en la que siempre he desempeñado un rol muy activo, puedo decir casi con total seguridad que nunca lo hemos hecho.

Se dice que las opciones interactivas del Blu-ray, llamadas BD-J, están llegando con cierto retraso.

No, no es verdad. Es sólo que la otra parte está tratando de descalificarnos. Todos los productos que están llegando ahora al mercado incorporan la capacidad de reproducir las opciones interactivas en BD-J.

Teniendo un rango tan amplio de productos, es cierto que la implementación en cada lector no es siempre idéntica y alguno siempre funciona de un modo ligeramente diferente a los demás. Es algo intrínseco a los productos.

Si te fijas, lo mismo ocurre con los lectores DVD que actualmente llegan al mercado: cada uno trabaja de un modo diferente, con una interfaz de usuario propia y diferentes menús.

¿Cuándo acabará la guerra de formatos?

Creemos que aún deberá pasar un tiempo hasta que se resuelva la confusión creada por el otro formato.

De todos modos, deseamos que en el próximo año o año y medio la situación se estabilice en un nivel muy similar al del mercado japonés, y ellos [los defensores del HD DVD] podrán hacer entonces lo que quieran.

La PlayStation 3 no está funcionando comercialmente como se esperaba. ¿Cree que Sony cometió un error al encarecer la consola con la integración de un lector Blu-ray?

No creo que haya sido un error. La PS3 no es sólo una consola, sino un producto para el entretenimiento familiar, y no se puede extraer conclusiones de una situación comercial aún incipiente. Cuando los otros formatos llegaron al mercado, ninguno vendió tantas unidades en sólo seis meses.

Además, el precio de venta comienza a bajar y observaremos una aceleración en su adopción. Es sólo cuestión de tiempo.

Respecto a los estudios cinematográficos europeos, ¿es cierto que están mostrando más apoyo al HD DVD?

El HD DVD llegó casi un año antes. Sin embargo, ahora que tenemos un contacto activo con estos estudios independientes, incluidos los españoles, están comenzando a ver los beneficios de publicar en Blu-ray, sobre todo por las cuotas de mercado que ya hemos logrado.

Están en plena transición y ofrecerán su catálogo en ambos formatos, por lo que todo dependerá de los consumidores. Pero creemos firmemente que, como ocurre en otras áreas, el Blu-ray será el claro ganador.

¿Qué opina de la hibridación de formatos? ¿Son factibles propuestas como las de Samsung o LG?

Técnicamente todo es posible. Nunca he visto una industria que diga que algo no se puede hacer; los ingenieros siempre pueden ofrecer una solución.

Pero debemos preguntarnos si el coste de esta solución puede asumirse, si ayuda al consumidor. Ahora mismo, desde la perspectiva del precio, es una alternativa muy cara, más que la adquisición de un lector de cada formato por separado. No creemos que sea la dirección adecuada.

Además, el mercado nos muestra que, en territorios como Estados Unidos, en los últimos seis meses sólo un 5% de los lectores de alta definición vendidos eran híbridos.

¿Por qué deberíamos quedarnos con el formato Blu-ray?

Simplemente porque el Blu-ray lo ofrece todo: el más amplio catálogo de lectores, la mayor oferta de software y el más fuerte apoyo de sus socios. Allí donde el consumidor ha tenido la capacidad de elegir, el Blu-ray ha sido la opción masivamente seleccionada.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar