Actualidad

Francia se plantea alertar sobre los retratos mejorados digitalmente

 
22
SEP 2009

"Fotografía retocada para modificar la apariencia física de una persona." Éste es el texto que el Parlamento francés podría obligar a incluir a todas las publicaciones junto a aquellos retratos que hayan sido mejorados con programas de retoque digital.

Según informa la agencia Reuters, medio centenar de parlamentarios galos encabezados por la diputada Valérie Boyer, perteneciente al partido gubernamental de centro derecha la Unión por un Movimiento Popular (UMP), han englobado esta iniciativa dentro de una campaña contra los trastornos alimenticios, en la que el papel y la imagen de la mujer en los medios de comunicación juega un papel muy destacado.

De llegar a buen puerto, esta futura ley francesa incluirá unas multas de hasta 37.000 euros o el 50% de los ingresos publicitarios para aquellas revistas que no cumplieran la normativa y no informaran sobre el retoque en las imágenes.

Esta iniciativa podría suponer un auténtico mazazo para la inmensa mayoría de publicaciones -sobre todo de moda, pero también en muchos otros sectores-, en las que la manipulación y el "maquillaje" digital de las fotografías es una parte fundamental del flujo de trabajo.

Suavizar la piel, disimular manchas o arrugas, estirar la figura o incluso recortar algunos kilos de más son prácticas totalmente arraigadas a la hora de trabajar con imágenes de moda o retratos de personajes famosos. Sin ir más lejos, Reuters cita el caso de la prestigiosa Paris Match, que hace unos años redujo los michelines del presidente Nicolas Sarkozy en una fotografía.

De hecho, lo excepcional sería -precisamente- no recurrir a estos trucos digitales. La revista ELLE se marcó ese propósito, y esta misma primavera lanzaba un número especial en Francia en el que la portada estaba ocupada por actrices y modelos sin maquillaje ni retoques posteriores.

En cualquier caso, no se trata de una iniciativa pionera. Debates similares se han entablado ya en los últimos meses en el Parlamento del Reino Unido, que desde el pasado verano estudia regular o prohibir el uso del retoque digital en las campañas publicitarias dirigidas a menores de 16 años.

También en los Estados Unidos existe una fuerte polémica en torno a esta cuestión, aunque en este caso se trata más de un debate generado por los propios medios de comunicación y los editores gráficos que no ha saltado -todavía- a la arena política.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar