Actualidad

Francia obligará por ley a indicar si el cuerpo de una modelo ha sido alterado mediante retoque digital

6

Los infractores se expondrán a multas de hasta 37.500 euros. El objetivo es combatir la representación de cuerpos no realistas en los medios

La revista Elle causó sensación en 2009 con las fotografías sin retoque ni maquilaje de famosas para su portada, obra de Peter Lindbergh.
23
DIC 2015

La polémica sobre el retoque fotográfico de las modelos no solo dista de apaciguarse sino que se ha convertido en objeto de una nueva legislación en Francia. Espoleada por las críticas de múltiples movimientos a las medidas corporales habitualmente vistas en las pasarelas y revistas, la Asamblea Nacional aprobó esta semana un texto que regulará por ley la salud de las modelos, pero lo que tal vez sea incluso más novedoso es que obligará a marcar las fotografías alteradas digitalmente como tales.

Según informa WWD, las fotografías comerciales cuya apariencia corporal haya sido alterada para hacer que los cuerpos en las mismas aparezcan más grandes o delgados deberán estar acompañadas por una mención donde se indique que se trata de una imagen retocada. Los infractores se expondrán a una multa de 37.500 euros o hasta el 30% del presupuesto invertido en la campaña publicitaria en cuestión. La nueva ley entrará en vigor con el comienzo del nuevo año.

Foto: Nitro Magazine
Un claro ejemplo de adelgazamiento a golpe de Photoshop: la cantante griega Despina Vandi durante la sesión fotográfica para una revista de su país en 2007 y tras aparecer en ella con unos kilos menos.

Adicionalmente el parlamento francés también regulará la salud de las modelos que busquen trabajar en el país solicitando un certificado médico y comprobando que su índice de masa corporal se ajusta a unos parámetros adecuados. La sanción por ignorar estos requisitos asciende a un máximo de seis meses de prisión para las personas que hayan contratado a dichas modelos.

Modelos y famosas contra el Photoshop

Aunque pueda resultar sorprendente el hecho de que la Meca de la alta costura se rebele de forma abierta contra los habitualmente muy esbeltos y en ocasiones huesudos cuerpos que desfilan por sus pasarelas, la campaña contra los retoques excesivos no tiene precedentes en Francia, un país donde su uso (o abuso) ha generado más de una polémica.

Ya en 2009 una diputada de Unión por un Movimiento Popular (UMP), el partido de Nicolas Sarkozy, promovió una campaña para frenar el exceso de retoque en las revistas de moda con el objetivo de poner fin a trastornos como la anorexia y la bulimia. La propuesta, germen de esta nueva ley, iba más allá y pretendía que las imágenes alteradas incluyeran una leyenda todavía más explícita: "Fotografía retocada con el propósito de cambiar la apariencia de una persona."

La actriz Inma Cuesta denunció públicamente el retoque que había sufrido su silueta en una foto que fue portada del dominical de El Periódico.

Durante los últimos años el movimiento en contra del uso abusivo de Photoshop y otras herramientas de edición digital no ha dejado de crecer. Actrices como Inma Cuesta y la cantante estadounidense Zendaya han protestado abiertamente por las modificaciones realizadas en algunas de sus imágenes.

Más recientemente, la actriz Kate Winslet también fue motivo de noticia, pero no por los retoques de sus fotografías sino por una cláusula en su contrato con el fabricante francés de cosméticos L'Oréal impuesta precisamente para combatir este fenómeno.

6
Comentarios
Cargando comentarios