Actualidad

Foxconn congela la compra de Sharp en el último momento

 

El fabricante del iPhone -entre otros numerosos dispositivos- ha decidido posponer la operación in extremis tras la supuesta aparición de nuevas deudas

25
FEB 2016

La venta de Sharp tendrá que esperar. Justo después de que la trastabillante multinacional japonesa aceptara la oferta de compra de Foxconn, más conocida por producir buena parte de los dispositivos de Apple, el contratista taiwanés, que con más de un millón de empleados es una de las mayores empresas de la industria, ha congelado la operación en el último momento.

De acuerdo con un comunicado emitido por Foxconn, la decisión final será pospuesta durante un plazo de dos semanas mientras se examina "nueva información" remitida por Sharp que habría despertado dudas en la compañía taiwanesa, que centra la mayor parte de sus operaciones en China. De acuerdo con fuentes consultadas por The Wall Street Journal, dicha información estaría relacionada con la aparición inesperada de un pasivo de 350.000 millones de yenes, casi 3.000 millones de euros al cambio.

Como referencia, la oferta final aceptada por Sharp estaba valorada en cerca de 700.000 millones de yenes, equivalente a algo más de 5.600 millones de euros. El desfase es lo suficientemente grande como para haber congelado súbitamente el proceso de compra mientras Foxconn evalúa la situación.

Antes de aceptar la oferta de Foxconn, Sharp descartó una propuesta por un fondo tecnológico impulsado por el gobierno de Japón que a la postre resultó ser monetariamente muy inferior.

Foxconn tiene mano de obra pero no tecnología

El interés de Foxconn en Sharp obedece a múltiples factores. Aunque el contratista es una firma de referencia dentro de la industria, carece de tecnología propia para fabricar los componentes que después son integrados en los dispositivos que produce para otras compañías. Sharp, por su parte, posee una gran experiencia en el diseño y la producción de elementos como sensores y pantallas para teléfonos móviles, algo fundamental en las aspiraciones de Foxconn para mantener y mejorar su posición como socio de Apple en la producción del iPhone.

La compra de Sharp también permitiría a Foxconn vender productos de factura propia bajo una marca que todavía goza de reconocimiento internacional. Queda por ver si este retraso es solo temporal o si por el contrario solo es un paso más hacia una ruptura irrecuperable en las negociaciones.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar