Actualidad

Foxconn sustituirá a los trabajadores de la cadena de montaje del próximo iPhone por robots

5

El fabricante chino automatizará la producción del próximo teléfono de Apple, reduciendo los gastos de personal y alejando la sombra de los abusos laborales

Foto: Sonny Dickson
El aspecto del iPhone 6 ha dejado de ser un secreto gracias a las filtraciones de las últimas semanas.
7
JUL 2014

Con más de 1,2 millones de empleados en todo el mundo, Foxconn es el mayor contratista de la industria de la electrónica de consumo y una de las firmas más poderosas del sector. Su éxito está íntimamente ligado a los dispositivos portátiles de Apple, quien desde hace años ha confiado en el coloso asiático la producción de sus iPad y iPhone. La fabricación de estos dispositivos en China y las condiciones en las que se realiza han sido objeto de polémica, y Foxconn quiere poner fin a esta situación automatizando el montaje del futuro iPhone 6.

Según ha revelado la compañía durante una reunión con sus accionistas, sus cadenas de producción están recibiendo los últimos ajustes para acoger a un ejército de 10.000 robots que sustituirán a sus empleados de carne y hueso.

Cada una de estas máquinas, denominadas Foxbots, tendrá un coste de entre 14.700 y 18.400 euros al cambio y se hará cargo de la producción de unos 30.000 teléfonos de media. Su diseño ha sido realizado siguiendo las especificaciones de la propia empresa y no serán ofrecidos a otras compañías, puesto que Foxconn reconoce que no tendrá los suficientes.

De acuerdo con las últimas filtraciones, el iPhone 6 se ofrecerá en dos versiones notablemente más grandes que los actuales iPhone 4s y 5s. A pesar de que Apple todavía no ha facilitado información oficial -ni se espera que lo haga hasta el evento de presentación-, varias filtraciones de unidades inertes han revelado el supuesto aspecto que tendrán estos terminales dotados con pantallas de 4,7 y 5,5 pulgadas. Su lanzamiento tendrá lugar en otoño.

Más eficiencia, menos protestas

El uso de robots ayudará a reducir los costes de producción del iPhone 6 y sus sucesores, pero no eliminará completamente el factor humano. De hecho, recientemente se supo que Foxconn contratará a cerca de 100.000 trabajadores para lanzar el nuevo teléfono de Apple, si bien por ahora se desconoce cómo afectará la automatización de la cadena de producción a las filas de la compañía.

Estos robots también servirán para reducir las acusaciones de abusos laborales que han convertido a Foxconn en una de las firmas más polémicas de la industria. Inspecciones independientes revelaron hace varios años abusos tan graves como la utilización de mano de obra infantil y la imposición de horas extras más allá de lo permitido por la legislación china, en ocasiones incluso sin retribución económica (problemas que también han salpicado a Samsung).

Estas revelaciones hicieron que Apple lanzara sus propias auditorías, que revertieron en un amplio programa de mejoras de las condiciones de trabajo de los empleados de Foxconn. Con la llegada de los nuevos robots, muchos de ellos ni siquiera serán necesarios.

5
Comentarios
Cargando comentarios