Crónica
FOTOVENTAS 2008: CRóNICA

Supermercado de la imagen

 
14
NOV 2008
Eduardo Parra   |  Madrid

Pese a que la cancelación de SIMO hacía temer por la salud de Fotoventas Digital en cuanto al número de visitantes, lo cierto es que ayer la feria se mostraba bastante concurrida durante la jornada inaugural de su vigésima edición. Por lo menos, eso es lo que comentaban -tal vez sorprendidos- los expositores y los curiosos que se acercaron hasta el pequeño pabellón de la feria IFEMA de Madrid donde hasta mañana día 15 se celebra esta cita bienal.

Decenas de fotógrafos aficionados y profesionales se paseaban ayer por las modestas instalaciones de Fotoventas, aprovechando la visita para lucir sus atributos fotográficos y -de paso- compararlos con los del compañero de al lado.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Menos suerte hubo a la hora de saciar la curiosidad de muchos de los visitantes, impacientes por echarse a las manos algunas de las últimas novedades de la temporada. Y es que, curiosamente, ayer en Fotoventas todos parecíamos fotógrafos menos la propia feria.

Más que un salón de fotografía, Fotoventas parece una gran exposición de bodas y artes gráficas: álbumes digitales por todas partes, marcos de todas las formas y tamaños allí donde no había álbumes y gigantescas impresoras para completar el plantel.

Cámaras y ópticas hay, pero más bien pocas, y desde luego ninguna recién salida del horno. Los que, una vez más, esperaban un Sonimagfoto a la madrileña volvieron a caer en la cuenta de que hace años que las grandes marcas desertaron para convertir Fotoventas en una cita para el mercado del fotoacabado y la distribución.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Visitar esta edición de Fotoventas es casi como ir a un supermercado de la imagen un viernes a las siete de la tarde: hay muchas tiendas y poco producto fotográfico, muchos curiosos pero pocos compradores, mucho cachivache pero pocas sorpresas.

Y más este año, que parece que las empresas de bodas han tomado el pabellón al asalto. Con la crisis más que instalada en el sector, hace tiempo que se acabó el famoso stand de Canon y sus objetivos de 1.200 milímetros para jugar, o la presencia oficial de Nikon y de otras compañías.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Dejando a un lado la impresión y el fotoacabado -HP y Epson sí han estado presentes-, quien quiera ver cámaras tendrá que centrarse en los productos de Fujifilm, Casio y sobre todo Sony, que parece haber tirado la casa por la ventana para presumir de réflex digitales en esta edición.

Precisamente, una de las actividades más interesantes que ayer podían hacer los veteranos del sector es comprobar qué tal le sienta la camiseta de Sony Alpha a una de las caras más visibles de Canon España hasta hace bien poco.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Pero más allá de esta curiosidad, el resto del material de las grandes marcas descansaba en los stands de las tiendas profesionales que sí han acudido a la llamada de Fotoventas. El Grupo Casanova, Martín Iglesias, Aldana, Fotocasión o Carril son los puntos de visita obligados si lo que se busca es tocar carnaza fotográfica.

Congresistas
Quizá quienes realmente saquen algo en claro sean los llamados "congresistas", es decir, aquellos visitantes que -previo pago- reciben un pequeño cursillo de manos de un fotógrafo profesional.

Cursillos que, por cierto, no pueden presumir de una organización exquisita. Y es que mientras una parte de los asistentes se agolpaban cerca de la modelo, el resto se quedaban con las ganas de ver algo mascullando entre dientes la poca educación de algunos de sus colegas, que parecían no haber tenido una modelo delante en su vida.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Al final, cuando el sol ya se ocultaba en el horizonte, abandonamos Fotoventas con la extraña sensación de que tal vez estamos asistiendo a la última edición de esta feria. Claro que llevamos años diciéndolo. Ojalá volvamos a equivocarnos.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar