Actualidad

El gobierno británico promete intervenir para paliar el acoso de la policía a los fotógrafos

 
18
JUL 2008

El empeño de las autoridades británicas para controlar la toma de instantáneas en las calles de Londres en aras de la seguridad nacional lleva tiempo levantando ampollas entre los fotógrafos profesionales. El gobierno ha prometido ahora reunirse con los representantes policiales para discutir las líneas de actuación ante los fotoperiodistas profesionales.

"Miles de personas toman fotografías cada día. ¿Y si una de ellas resulta sospechosa?" Este polémico mensaje difundido por la policía animaba hace apenas cinco meses a los ciudadanos de Londres a denunciar a quienes fotografiasen en la calle con visos de ser potenciales terroristas.

La campaña, desplegada con vistosos carteles durante cinco semanas, ilustra el recelo de las autoridades británicas ante la toma de fotografías en espacios públicos y explica el asedio que han denunciado en repetidas ocasiones los fotoperiodistas profesionales del país. La policía incluso ha llegado a grabar a los fotógrafos durante la cobertura de actos y a pedir su identificación.

Así las cosas, no es de extrañar que el tema haya llegado hasta las instituciones políticas del Reino Unido, que ahora se plantean trazar unas directivas más concretas para guiar la respuesta policial ante los fotógrafos.

La Cámara de los Lores abordaba esta misma semana tan espinosa cuestión, después de que uno de los representantes pusiera sobre la mesa el acoso que numerosos fotógrafos están sufriendo por parte de la policía y agentes privados de seguridad.

Sentido común
Lord Bassam fue el encargado de responder, admitiendo que -en efecto- el tema merece ser discutido.

Por ahora, el único compromiso adquirido por la Cámara es reunirse con los portavoces policiales y los responsables de la Industry Security Authority para trazar unas líneas de actuación "más claras", que puedan ser asumidas tanto por las autoridades como por los fotógrafos.

El equilibrio entre las necesidades de seguridad del país y el derecho de los fotógrafos a captar imágenes en las vías públicas es el objetivo que, según los portavoces de la Cámara, se persigue con esta iniciativa.

No obstante, Lord Bassam también hizo un llamamiento a los fotógrafos para que ejerzan un "cierto grado de sentido común" y actúen de forma responsable mientras están trabajando en espacios públicos.

Artículos relacionados (3)
OpiniónEnfoque diferencial
24 / MAR 2008
Actualidad
18 / JUN 2007
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar