Dossier

Los fotógrafos papales

 
12
FEB 2013

Del mismo modo que Obama tiene a Pete Souza siempre cerca con sus cámaras, ¿existe la figura de fotógrafo oficial del Papa? ¿Quién ejerce esta labor ahora mismo? ¿Cada pontífice tiene su propio fotógrafo o es un puesto fijo que va pasando de uno a otro? ¿Qué cámaras usan?

Ahora que Benedicto XVI ha anunciado su retirada -efectiva a partir del próximo 28 de febrero-, medio mundo se pregunta por la sucesión del pontífice mientras se comenta tan inusual decisión y se espera con curiosidad toda la parafernalia del cónclave para elegir un nuevo Papa.

Pero en QUESABESDE.COM somos bastante más terrenales, y hemos optado por preguntarnos por esta enigmática figura de los fotógrafos papales. En realidad no tiene mucho misterio, pero como ocurre con casi todo lo relacionado con el Vaticano, parte de la gracia -por llamarlo de algún modo- está en ese aura de hermetismo, protocolo eclesiástico y oficialidad que siempre ha rodeado al Papa.

Gianni Giansanti, a la sombra de Juan Pablo II

Dos son los fotógrafos más relevantes durante las últimas décadas en este particular universo. El más conocido de ellos es Gianni Giansanti. Fallecido en 2009, la revista Time le dedicada un artículo y recopilaba algunas de sus instantáneas más conocidas de Juan Pablo II. Entre ellas figura también la imagen de portada usada por este prestigioso semanario cuando eligió al antecesor de Benedicto XVI como personaje de año, allá por 1994.

El fallecido Giansanti junto a Juan Pablo II. | Foto: Gianni Giansanti (Polaris)

Sin embargo este reportero italiano no era el fotógrafo oficial de El Vaticano, sino un conocido y veterano profesional que dedicó muchos años a seguir a Wojtyla. De hecho, este fotoperiodista ya era muy conocido desde que en 1978 hizo la que, posiblemente, fue la foto de su vida: el cadáver del presidente italiano Aldo Moro nada más ser encontrado en un coche en pleno centro de Roma tras haber sido asesinado por las Brigadas Rojas.

Arturo Mari, el fotógrafo oficial

El papel de fotógrafo oficial del Papa -de los Papas, mejor dicho- lo ha desempeñado desde 1956 hasta 2007 Arturo Mari. Medio siglo de oficio que le ha servido para fotografiar a media docena de pontífices, desde los últimos años de Pio XII hasta el actual Benedicto XVI.

Una figura directamente ligada a L'Osservatore Romano, diario oficial del Vaticano, y a los servicios fotográficos de la prensa de este pequeño Estado, y encargada de fotografiar tanto los eventos y las recepciones oficiales como los viajes y los aspectos más privados de la vida de los distintos líderes de la iglesia católica.

De nuevo el largo papado de Juan Pablo II hace que este pontífice sea el protagonista de la mayoría de instantáneas realizadas por este fotógrafo italiano. ¿Su imagen preferida? Él mismo lo explica en un reportaje de Rome Reports: una toma -no demasiado conocida- en la que el Papa abraza una cruz durante su última Semana Santa.

Mori, con tres Nikon colgadas al cuello. | Foto: AFP

Aunque no figura por ningún lado el equipo utilizado por el fotógrafo oficial, cabe suponer que habrá ido cambiando a lo largo de los más de 50 años dedicados a la profesión. No obstante, es cierto que en las últimas fotos en las que aparece Mari en acción siempre lleva unas cuantas Nikon colgadas al cuello.

¿Cuántas fotos ha podido hacer a lo largo de estos años? Imposible calcularlo, reconoce el propio fotógrafo en una entrevista publicada hace años por el semanario católico Sunday. Para hacerse una idea, recuerda que en el primer viaje de Juan Pablo II a Argentina utilizó 600 carretes. Eso son más de 20.000 fotos. De hecho cuenta Mari que cuando envió una de sus cámaras a reparar le llamaron sorprendidos asegurando que nunca habían visto un cuerpo con tantos disparos.

El relevo

Este mismo artículo revela otro dato que, curiosamente, no figura por ninguna otra parte: jubilado Arturo Mari, ¿quién ha sido desde entonces el fotógrafo de Benedicto XVI?

Se dice que Ratzinger no es muy amigo de las cámaras. Este dato -que Arturo Mari desmiente- y su corto papado explican que haya muchas más referencias e información sobre los fotógrafos de Juan Pablo II que sobre el actual pontífice. Algo que lleva a algunos analistas a asegurar que ha desaparecido esta figura de fotógrafo oficial.

En el servicio de prensa del Vaticano y de L'Ossevatore Romano no hay datos al respecto. Las imágenes aparecen firmadas (con unas cuantas marcas de agua que evidencian la prohibición de su reproducción sin pasar por caja) con el nombre del rotativo pero sin referencias al autor concreto.

Una rápida búsqueda por Internet podría llevar a pensar que Stefano Spaziani es ahora el encargado de ocupar este puesto. Su firma sí figura en diversos retratos y actos protocolarios del Papa y en su propia web -atención al icono que acompaña a la dirección de esta web en el navegador- y asegura que desde 2005 está muy centrado en seguir a Benedicto XVI en todos sus actos. Otro nikonista, por cierto.

Sin embargo se trata de un fotógrafo que también hace trabajos de moda y retratos de famosos, y cuyo perfil no concuerda por tanto con el de fotógrafo personal visto hasta ahora. La respuesta está en la citada entrevista del semanario Sunday: desde 2007 Francesco Sforza, asistente de Mori, ha pasado a ser el nuevo "capo fotocronista" en El Vaticano. Y si todo sigue el mismo curso que hasta ahora, sea quien sea el nuevo Papa él seguirá siendo su fotógrafo.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar