Crónica

El Mobile World Congress también sabe de fotografía

 
28
FEB 2013
Iker Morán   |  L'Hospitalet de Llobregat

La relación entre la fotografía y el segmento de la telefonía móvil hace ya tiempo que dejó de ser noticia. Por eso no hace falta que haya grandes novedades para que, un año más, la fotografía haya estado muy presente en el Mobile World Congress de Barcelona. Y es que la cámara es ya uno de los componentes clave de la inmensa mayoría de terminales.

Un imparable avance que los fabricantes de cámaras miran de reojo mientras estudian los gráficos de ventas y el presumible impacto en el escaparate de las compactas más sencillas. Desde la trinchera de la telefonía móvil se buscan nuevos malabarismos para exprimir al máximo las posibilidades de la cámara y lidiar con las limitaciones que impone el uso de sensores diminutos.

Claro que hablar de trincheras es, en muchos casos, un paralelismo que poco tiene que ver con la realidad. ¿A qué lado se situarían Samsung o Sony en esta hipotética guerra? Aunque Sony no ha traído al estand del Mobile World Congress su arsenal fotográfico -si bien es cierto que en la zona reservada a la prensa sí pueden verse sus cámaras-, Samsung se anda con menos remilgos, y sus tablets y teléfonos conviven con la gama de cámaras NX a la vista de todos.

Y por supuesto con la Galaxy Camera, el mejor ejemplo de esta conversión entre dos mundos. ¿Acabaremos viendo a Nikon, Canon y compañía en próximas ediciones? Teniendo en cuenta que HTC ya se asoma a Photokina, no sería raro.

Se esperaba un nuevo PureView de Nokia (uno de verdad, no como el Lumia 920) pero parece que la firma se lo ha reservado para más adelante. A falta de este modelo que podría ser una especie de 808 PureView pero con Windows Phone, el ya conocido HTC One ha sido una de las estrellas de la feria.

HTC One
HTC One
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A él estaba dedicado al completo el estand de la firma en la feria de L'Hospitalet de Llobregat, incluyendo una zona fotográfica con gimnastas dando saltos frente a una hilera con media docena de terminales. Poca luz, mucho movimiento... parece que en HTC están muy seguros de la eficacia de su denominada tecnología UltraPixel a la hora de enfrentarse a escenas complicadas.

De todos modos, más allá de comprobar que el teléfono enfoca y dispara muy rápido -el procesador dedicado parece que se nota-, poco más podemos saber por ahora. Así que nos vamos del estand de HTC con el mismo gesto escéptico con el que llegamos. Como aquel que no creía hasta meter la mano en la herida, nosotros tampoco tendremos fe hasta poder comparar el One con el iPhone 5 y sus 8 megapíxeles.

Sony Xperia Z
Sony Xperia Z
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

O ya puestos, con los 13 megapíxeles del nuevo Xperia Z, con el que hemos andado por la feria por gentileza de Sony. El nuevo busque insignia de la compañía presume de diseño, de resistencia al agua y al polvo y de un potente procesador capaz de acercar la técnica HDR también a los vídeos. Algo que, la verdad y dado nuestro poco cariño a las instantáneas HDR, nos da bastante miedo.

Sin ser un modelo centrado en la fotografía, ningún terminal de gama alta se olvida de mimar sus funciones fotográficas. Y tampoco el Xperia Z, con un sensor retroiluminado Exmor RS y una óptica f2.4. Para variar, eso sí, hay que armarse de lupa y paciencia hasta dar con un dato como éste, porque por mucho que los fabricantes hablen cada vez más de fotografía, encontrar la focal o luminosidad del objetivo o el tamaño del sensor es casi un milagro.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El prototipo de la cámara de Ricoh capaz de hacer fotos esféricas de 360 grados también se ha dejado ver por el MWC.

Rebuscando entre los expositores de este inmenso Mobile World Congress nos topamos con una sorpresa: la extraña cámara de 360 grados de Ricoh. O mejor dicho: el prototipo de la futura cámara, nos insisten portavoces de la marca tras hacernos una rápida demostración de lo que éste es capaz.

¿Qué hace una cámara como ésta en una feria de móviles? Muy sencillo: una vez realizada la panorámica circular con un solo disparo, la cámara de Ricoh transfiere la imagen a un móvil o tablet, y es allí donde se puede ver y navegar por ella. Disponible a lo largo de este año, nos vamos sin conseguir sonsacar alguna pista sobre el precio de semejante invento.

Nokia Lumia 720
Nokia Lumia 720
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El paseo fotográfico termina en Nokia. Sin el esperado PureView, la atención recae en el Lumia 720 y su óptica Carl Zeiss con un diafragma de f1.9. Una luminosidad poco habitual en los teléfonos que contrasta con sus prestaciones de gama media y la comedida resolución de su captor: menos de 7 megapíxeles.

La firma sueca, eso sí, no sólo se centra en la tabla de especificaciones, sino que pone el acento en las aplicaciones fotográficas que incorpora de serie este Lumia. Algunas, como la llamada Cinemagraphs para crear animaciones, ya estaban en el Lumia 920. Otras, como Nokia Glam, se estrenan ahora y permiten retocar autorretratos realizados con la cámara frontal. Aquí si que la calidad, la resolución o todos esos criterios habituales quedan relegados a un segundo plano para dejar que manden los filtros y la edición.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Una auténtica rareza: un teléfono móvil sin cámara. Es el nuevo Nokia 105.

Aunque, puestos a repasar el Mobile World Congress desde una perspectiva fotográfica, no podemos pasar por alto el Nokia 105. Un terminal tan sencillo y económico (15 euros) que ni siquiera incorpora cámara. Toda una rareza en estos tiempos, y quién sabe si el próximo móvil de moda para esos modernos amantes de lo retro y la tecnología "lo-fi".

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar