• Juan Gatti, el creador de iconos que se convirtió en uno
  • Gotthard Schuh: el realismo poético, la metáfora y lo erótico
Agenda fotográfica

Cuando la fotografía 3D se llamaba estereoscópica

 
20
DIC 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

Ahora que televisores, proyectores, cámaras y hasta teléfonos móviles son capaces de captar o reproducir imágenes en 3D, Madrid acoge una exposición sobre una tecnología tridimensional que en realidad viene de muy lejos. Fotografías estereoscópicas realizadas por autores franceses en España a mediados del siglo XIX se exponen así en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Una muestra que también incide en la relación que hubo entre este tipo de imágenes y la literatura de viajes de la época.

Aunque toquen el mismo tema, se centren en una misma época o recopilen obras de un mismo autor, cada exposición siempre tiene sus particularidades que la hacen más o menos especial. Pero la que puede visitarse estos días en la Calcografía Nacional de la madrileña Real Academia de Bellas Artes de San Fernando es especial por su propia esencia: la estereoscopía, madre de la actual tecnología 3D que inunda cines y hogares en la actualidad.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Bajo el título "Una imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses (1856-1867)", la muestra recopila imágenes realizadas por Joseph Carpentier, Jacques Andrieu y Ernest Lamy durante sus trabajos estereoscópicos por la España decimonónica. Pero en las 130 piezas de la colección no sólo hay fotografías, sino también cuadernos de viaje, cámaras y visores estereoscópicos utilizados por los tres artistas galos.

Foto: Ferrier-Soulier Editores
Foto: Ferrier-Soulier Editores

Profusamente utilizada por los cartógrafos militares para retratar territorio enemigo desde el aire, la fotografía estereoscópica comenzó su andadura de forma prácticamente paralela a la convencional. Pero no fue hasta la Exposición Universal de Londres de 1851 cuando alcanzó cierta relevancia social, gracias a la fascinación de la Reina Victoria por esta "nueva tecnología" de hace ya casi dos siglos.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La exposición, comisariada por Javier Piñar y Carlos Sánchez y organizada por la Fundación Mapfre, se divide en tres pequeñas secciones. La primera, titulada "El viaje fotográfico a España: el espectáculo de la imagen", se fija en el auge de la fotografía estereoscópica española, cuyo fin principal estaba muy ligado al de otro fenómeno muy de moda a mediados del siglo XXI: la literatura de viajes.

Tesoros fotográficos
"El artificio y la explotación de la visión espacial" es el nombre de la segunda parte de la exposición. En ella se recogen los esfuerzos y las investigaciones que culminaron con la aplicación de las tres dimensiones al mundo fotográfico. Es en esta zona donde se exponen impresionantes cámaras y visores de época magníficamente conservados y que constituyen por sí mismos un auténtico tesoro fotográfico.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

El broche final lo pone un interesantísimo recopilatorio de fotografías, libros y cuadernos de notas en los que los tres autores franceses se interesan por algunos de los lugares más emblemáticos de España, con especial atención a la arquitectura medieval cristiana y de Al-Andalus. También destacan las puertas y los puertos de mar, elementos muy recurrentes en la literatura de viajes por su simbología sobre nuevos mundos.

La exposición, inaugurada el pasado 25 de noviembre, permanecerá abierta hasta el próximo 22 de enero.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar