• Once maestros para Cuba
  • "Mirar y pensar Balenciaga": lecciones de moda y fotografía
Agenda fotográfica

Carlos Garaicoa: historia de un crítico soñador

 
14
AGO 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

Frente al clásico fotógrafo que se autodefine como testigo mudo de la realidad, Carlos Garaicoa es un soñador de mente inquieta. Madrid acoge este verano la primera exposición dedicada a la obra fotográfica del joven cubano, uno de esos autores que casan mejor con la etiqueta del artista multidisciplinar que con la del "simple" fotógrafo.

El Museo Colecciones ICO, una de las salas ya fijas en la sección oficial de PHotoEspaña, no falta este año a la cita con el festival madrileño. Y lo hace con la exposición "La fotografía como intervención", un repaso a los últimos 20 años del trabajo fotográfico de Carlos Garaicoa.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Nacido en 1967, a este artista cubano se le considera un fotógrafo abierto a múltiples motivaciones y disciplinas. No en vano se ha formado académicamente en terrenos tan dispares como la termodinámica o la pintura.

Foto: Carlos Garaicoa

La obra de Garaicoa es un recorrido por su propia vida. Comenzando por piezas de pequeño formato que encajan como fotografía documental, su trayectoria profesional tiene momentos de especial interés por la arquitectura y otros en los que busca regresar a los orígenes mismos de la fotografía para después llevarlos al límite.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Así, Garaicoa trabaja sus obras con hilo, alambre e incluso con láser, modificando el aspecto puramente físico de las imágenes para elevarlo a otro nivel artístico que no es fotografía pero tampoco escultura.

Foto: Carlos Garaicoa
Foto: Carlos Garaicoa

Sus imágenes son a la vez un sueño del presente y una reflexión sobre el futuro. No es un artista aséptico, sino un espíritu intranquilo que busca meter al espectador en sus sueños para, juntos, imaginar que las cosas pueden cambiar. De hecho, la crítica al sistema político, que considera inoperante, es una constante en su vida fotográfica.

Foto: Carlos Garaicoa

Dentro de la colección, que permanecerá en Madrid hasta el próximo 9 de septiembre, destacan con luz propia los retazos de "Memorias íntimas: Marcas", un trabajo que recoge los efectos de la guerra que enfrentó a Angola y Sudáfrica entre mediados de los 60 y finales de los 80, y en la que participaron miles de soldados cubanos.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar