Dossier

Fotografía 'boudoir': sensualidad para una misma

23
Foto: Yo más guapa
27
MAY 2014

Un chascarrillo de las redes sociales sugiere que las revistas femeninas dedican la mitad de sus páginas a la autoafirmación y a que las mujeres se sientan a gusto consigo mismas, mientras que la otra mitad incluye ejercicios y dietas para mantener una figura esbelta. Puede que la fotografía -o mejor dicho, su retoque salvaje- haya contribuido a que muchas mujeres quieran ser poseedoras de un cuerpo imposible, pero también existe un tipo de fotografía destinada no solo a que se sientan guapas sino a que también tengan algún documento que así lo demuestre.

En el último siglo la prensa rosa ha marcado las vidas de muchas mujeres. Copadas de espectaculares bellezas rodeadas de lujos y atenciones, el star system del papel cuché siempre ha sido visto con una mezcla de admiración y envidia por mujeres (y también hombres, aunque no lo reconozcamos). El querer ser como esas modelos pero sin serlo ha sido un sueño que ha cruzado por la cabeza de muchas mujeres, y gracias a los avances tecnológicos sentirse como una estrella está ahora mucho más al alcance que nunca.

fotografía boudoir
Foto: Boudoir Women Photography
fotografía boudoir
Foto: Boudoir Women Photography

Hace veinte años contratar los servicios profesionales de un fotógrafo para una sesión era algo que prácticamente solo los novios se podían permitir. Hoy, con unos costes de producción infinitamente inferiores, se está abriendo paso la fotografía personal para uno mismo o sus seres más queridos. Son esas fotos que solo veíamos en algunas revistas pero que ahora, por fin, están protagonizadas por nosotros mismos.

Aunque puede haber diversos términos para definir este tipo de fotografía, muchos de ellos podrían englobarse en lo que se conoce como fotografía boudoir (del francés tocador), un estilo gráfico que propone imágenes sensuales (o no) donde la mujer es la protagonista y cuyo fin, en muchas ocasiones, no es otro que permitir que la modelo se sienta a gusto consigo misma.

fotografía boudoir
Sesión de fotografía boudoir. | Foto: Yo más guapa

Es complicado señalar una fecha concreta del inicio de la fotografía boudoir (prácticamente desde el comienzo del cine hay fotografías de actrices que podrían encajar en este género). John G. Blair señala en su libro “Digital Boudoir Photography” que el término retrato boudoir fue acuñado a principios de 1980 por Carla y Bob Calkins, propietarios del estudio Mother Lode Photography, tratando de buscar una expresión más adecuada que fotografía sexy o fotografía erótica en la que inscribir el trabajo que una clienta les había pedido. El boudoir es mucho más que sensualidad y erotismo.

Aunque muchas veces se busca sorprender a la pareja, el simple hecho de tener unas fotos con las que sentirse a gusto es fundamental para muchas clientas

“Buscamos que todas las mujeres normales tengamos acceso a unas fotografías muy bonitas, muy elegantes, en las que podamos ver reflejado al máximo nuestra belleza”, explica Elena Sánchez, fotógrafa de Yo más guapa, una pequeña empresa recién nacida y orientada a este tipo de fotografía. “Nosotras también podemos quitar el hipo.”

Ambiente intimo, cálido y real

Probablemente no sería exacto hablar de una moda o tendencia, porque este tipo de fotografías existe ya desde hace años en otros países, aunque su popularización en España es bastante reciente. Cristina Pérez, responsable de Boudoir | Women Photography, cree que el boudoir es un estilo que puede funcionar y quedarse. “Tal vez en España es un poco más difícil porque es algo nuevo, pero, como todo, si creas un estilo y llegas a tu público, es una tendencia que se puede explotar, aunque requiere tiempo.”

fotografía boudoir
Foto: Boudoir Women Photography
fotografía boudoir
Foto: Boudoir Women Photography

La confidencialidad que ofrece la fotografía digital al no pasar por un laboratorio ha permitido que este tipo de imágenes se extienda, permitiendo explorar los límites del concepto tradicional de la sensualidad, desligándolo de la sexualidad. Cristina Pérez asegura que “la sensualidad se puede conseguir con el vestuario y con pequeños gestos. Y una actitud sexy no tiene por qué ser sugerente”.

Lógicamente la fotografía boudoir tiene ciertas líneas maestras y normas, aunque como en toda la fotografía las normas son -por supuesto- susceptibles de ser quebrantadas o al menos ignoradas. "Hacemos reportajes de todo tipo, tanto en estudio como en exteriores, pero siempre en un ambiente íntimo, cálido y real que pueda mantener unos mínimos niveles en lo referente a mobiliario, iluminación o espacio disponible. Nosotras proponemos hacer las fotografías en tu casa o en la mía”, explica Elena Sánchez.

fotografía boudoir
Foto: Yo más guapa
fotografía boudoir
Foto: Yo más guapa

Aunque la fotografía boudoir tiene en muchas ocasiones el fin de sorprender a la pareja, el simple hecho de tener unas fotos con las que sentirse a gusto es un aspecto fundamental para muchas clientas. Cristina Pérez afirma que las suyas utilizan sus fotos “para sorprender a alguien como su pareja, su marido o su futuro marido. Pero está muy reñido con sorprenderse a sí mismas, y es cierto que muchas chicas buscan sentirse bien, verse guapas y tener un recuerdo de sí mismas en un momento determinado. Es más, aunque sea un regalo para alguien, siempre dicen ‘principalmente lo quiero para mí’, y eso es genial”.

La mayoría de empresas españolas dedicadas a este tipo de fotografía son jóvenes y de alcance muy comedido. “Yo más guapa”, por ejemplo, tiene un alcance geográfico de momento limitado a Madrid pero hay empresas del mismo estilo a lo largo de prácticamente toda la geografía española. En la mencionada empresa utilizan una plantilla reducida y al 100% femenina. “Es un universo femenino. Nosotras nos sentimos más cómodas posando en ropa interior delante de una mujer, y hemos pensado que a la mayoría le ocurre lo mismo.”

Hombres

En efecto: aunque existen hombres que se dedican a tomar este tipo de fotografías, son la excepción, como también lo son aquellos hombres que posan para este tipo de fotografía.

Desde Boudoir | Women Photography Cristina Pérez asegura que sí es importante que la fotógrafa sea una mujer. “Se sienten más seguras y confiadas. Simplemente por vergüenza o timidez y porque no son modelos y tienen sus complejos. Esto no significa que no haya fotógrafos muy buenos que realicen este tipo de sesiones, aunque en general el estilo de una mujer y el de un hombre suelen ser distintos. Seas mujer u hombre, pienso que es imprescindible cierta sensibilidad, mucha empatía y conocimiento del cuerpo femenino.”

fotografía boudoir
Foto: Boudoir Women Photography
fotografía boudoir
Foto: Boudoir Women Photography

"Apostamos por la belleza en toda su extensión, pero dando prioridad a la sensualidad, la elegancia y la delicadeza. Nuestras modelos ponen los límites"

Sin embargo el boudoir como negocio no se trata solo de fotografía, sino también de asesorar a las clientas. Las hay que no saben realmente qué es lo que quieren. Para que salgan contentas “siempre somos muy respetuosas”, explica Elena Sánchez, “pero cuando es evidente que algo no funciona, proponemos alternativas basadas en nuestra experiencia”.

“Si una clienta se empeña en algo que no queda bien, nosotras seguimos adelante advirtiéndole de que la imagen que ella desea no es la que al final se va a percibir en el resultado de la sesión. Apostamos por la belleza en toda su extensión, pero dando prioridad a la sensualidad, la elegancia y la delicadeza”, explica. “Nuestras modelos ponen los límites: ellas deciden siempre hasta dónde quieren enseñar. Obviamente es un recuerdo, y nosotras respetamos qué tipo de recuerdo quieren.”

fotografía boudoir

¿Y qué hay del futuro de este negocio? ¿Se puede hacer uno rico apostando por esta fotografía? ¿Puede al menos dejar de ser pobre? Cristina Pérez es realista, pero no por ello pierde el optimismo: “Es algo que va despacio, y por eso costaría vivir solo de fotografía boudoir. Como todo, si te vendes bien, te posicionas bien, encuentras un estilo que gusta y llegas a tu público, solo necesitas la paciencia necesaria para que vaya ganando terreno al resto de servicios que ofreces y poder dedicarte exclusivamente a ello.”

23
Comentarios
Cargando comentarios