Crónica

Fotogenio 2013: pasión frente a metros cuadrados

 
3
JUN 2013
Iker Morán   |  Mazarrón

Que una cita fotográfica llegue a su séptima edición con mejor salud que nunca -y más cuando las ferias tradicionales languidecen- ya dice mucho. Tanto, que a estas alturas sería absurdo hablar de mayoría de edad para un encuentro como Fotogenio, que posiblemente hace ya tiempo que alcanzó esa categoría.

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Las caprichosas erosiones en la Playa de Bolnuevo de Mazarrón. (Fotos en blanco y negro: Calvin Dexter. Fotos en color: Iker Morán.)

"El mayor encuentro de fotografía de España para aficionados y profesionales", reza su lema. Por suerte los oficialismos y el autobombo se quedan ahí. Esto va de fotografía. De pasión por la fotografía, no de metros cuadrados ni de "marketing". Puede sonar a piropo manido de quien ya le empieza a coger cariño a esta cita, pero tras años visitando ferias nos podemos permitir el lujo de señalar las que tienen ese algo especial.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Chema Madoz durante su charla.

Pasión. Ése es posiblemente el único secreto del éxito de Fotogenio. Y mucho trabajo, claro. Basta con ver la cara de cansancio de Juan Calventus, director del festival, y las prisas con las que se mueven todos. En total, una veintena de voluntarios, nos cuenta Calventus, y el apoyo de todo un pueblo y su ayuntamiento.

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Así que, un año más, veteranos y recién llegados se han dado cita en Mazarrón, una pequeña y fotogénica -nunca mejor dicho- ciudad de la costa murciana que durante un fin de semana se convierte en el epicentro fotográfico del país.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Cristina García Rodero, la fotógrafa de Magnum Photos, uno de los platos fuertes de Fotogenio.

Los kilómetros que separan Mazarrón de casi todo no son problema para las cerca de 1.000 personas que durante estos tres días se han dejado atraer hasta aquí. Argumentos sobran: las ponencias, los talleres y cursos, la presencia de nada menos que tres Premios Nacionales de Fotografía (Cristina García Rodero, Chema Madoz y Gervasio Sánchez)...

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Y de paso, ver los nuevos Canon 200-400 mm y Sigma 120-300 mm en la zona comercial. O las últimas cámaras de formato medio de Phase One y Hasselblad y los curiosos escondites para fotógrafos de naturaleza de Martín Iglesias. O limpiar el sensor de la réflex de Canon -la mayoría son canonistas, nos dice en voz baja un visitante con una Nikon entre las manos- por gentileza de Serplus.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Limpieza de sensor en el estand de Serplus.

Aunque posiblemente para muchos la excusa sea simplemente encontrarse con otros fotógrafos para charlar de su afición o profesión. Y para debatir, claro. En algunos puntos parece que hay acuerdo, como en el duro momento que vive la profesión y en el apoyo a los fotógrafos y periodistas despedidos -por citar un caso cercano- en el diario La Opinión de Murcia.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo recuerdan entre el público mientras en ese escenario jugamos a futurólogos tratando de adivinar cómo serán las cámaras en 2020. Insiste también en ello durante su charla Gervasio Sánchez, siempre corrosivo a la hora de señalar hacia arriba a la hora de buscar culpables.

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
El fotoperiodista Gervasio Sánchez repetía en esta edición.

La unanimidad no está tan clara al hablar de uno de los temas más comentados de esta edición. Y es que además de hacer sitio al vídeo (la ponencia de Philippe Ros, autor de "Oceans", era una de las citas obligadas), este año Fotogenio también se ha hecho móvil con varias ponencias dedicadas a la fotografía con teléfonos e Instagram. De hecho nos encontramos con muchas caras conocidas de D-IVE, el festival que hace unas semanas se celebró en Barcelona.

Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Las latas estenopeicas de Ilan Wolff y el colodión húmedo han dado la nota clásica en Fotogenio.

Un debate actual pero con fecha de caducidad, como la mayoría de polémicas en torno a la llegada de nuevas tecnologías y soportes. Y más en un lugar en el que, si algo queda claro, es que la fotografía y los resultados mandan sobre la cacharrería. Sobre todo al ver las ingeniosas imágenes de Madoz ("las fotos, cuanto más sencillas, mejor"), los intensos audiovisuales de García Rodero, que van desde la España más profunda hasta Cuba y Haití, y las duras instantáneas de Antonin Kratochvil, que nos hacen revolvernos incómodos en nuestras sillas.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
Los móviles e Instagram tuvieron su dosis de protagonismo en Fotogenio, y entre los ponentes estuvo Phil González (en la imagen inferior), creador de la comunidad Instagramers.

Pero el desembarco de la activa comunidad de Instagramers en Fotogenio consigue crear una mezcla curiosa entre la concepción más tradicional de la fotografía y los adictos al móvil. Suponiendo que exista tal frontera y que, de haberla, sea posible elegir bando y no quedarse con todo. Con la exposición de los finalistas al Premio Nacional de Fotografía de Paisaje y la muestra de fotografías de Instagram. Con las colas para conseguir la firma de sus autores en el puesto de venta de libros de fotografía. Con la revista Shooter, la primera publicación del mundo dedicada a la fotografía móvil. Con las cámaras estenopeicas en latas de Coca-Cola (Ilan Wolff, maestro de la cámara oscura, también ha estado por aquí). Con las demostraciones de colodión húmedo y los lienzos que desde el móvil se pueden encargar con Gramcanvas.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Mesa redonda sobre las cámaras del futuro, con Iker Morán, Julio Gómez y Valentín Sama.

Un fin de semana largo dedicado a la fotografía en su sentido más amplio y sin más pretensiones ni parafernalia. Cuesta pensar en un argumento mejor para -quien no lo haya hecho ya- convertir la visita anual a Mazarrón y Fotogenio en una de esas citas a las que apetece volver.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar