• "Yo no trabajo para ganar premios"
  • "Si los rumores son ciertos, nuestros competidores tienden hacia equipos ...
Entrevista
JUAN S. CALVENTUS, CREADOR Y DIRECTOR DE FOTOGENIO

"Puede que no tengamos 'glamour', pero tenemos calidad"

 
22
FEB 2012

El que un día dijo que los funcionarios no daban palo al agua o bien no conocía a Juan S. Calventus o bien concluyó que este murciano era la excepción que confirmaba la regla. Trabajador del ayuntamiento de Mazarrón de profesión y fotógrafo por pasión, es el creador, organizador y promotor de uno de los encuentros fotográficos más relevantes de España: Fotogenio. A pocos días del comienzo de la edición de 2012, QUESABESDE.COM descolgó el teléfono para charlar con él y tratar de averiguar cómo ha conseguido que, en plena crisis económica, el mayor problema de Fotogenio sea que no haya entradas para todos.

De una treintena de asistentes en la primera edición a los 1.800 de hace tres años. ¿Qué tenéis en Mazarrón?

Ilusión y trabajo. Al primer Fotogenio fueron 30 personas y lo hicimos prácticamente en un garaje. Al segundo, 200, y ya fuimos a un hotel. Al tercero, 700. La edición de 2009 nos inquietó por los 1.800 inscritos que hubo, y en 2010 decidimos poner una inscripción porque corríamos el riesgo de no poder soportar el peso económico de tanta gente, a la par que nos sirvió para "cribar" a los participantes, dejando sólo a los fotógrafos .Así también reconducíamos Fotogenio hacia unas cifras de participantes más sensatas: en torno a los 700 y pico fotógrafos. Y creo que ése tiene que ser nuestro camino: cerrar al llegar a esas cifras y que la gente esté a gusto.

Foto: Juan S. Calventus
Calventus, funcionario de Mazarrón, es el principal impulsor de Fotogenio.

Muchos eventos se trabajan y en casi todos se pone ilusión. Algo especial tiene que tener Fotogenio para crecer así. El secreto es...

Traer a la gente que a mí me gustaría escuchar. Yo soy un claro ejemplo de fotógrafo medio de Fotogenio. El 20% de los fotógrafos de Fotogenio son profesionales, pero casi el 80% de los asistentes a Fotogenio son aficionados y aficionados avanzados, como yo. Y generalmente lo que a mí me gusta, fotográficamente hablando, es lo que les va a gustar a ellos.

¿Hay un perfil de fotógrafo para Fotogenio? ¿Hay que ir con conocimientos previos?

Todo el mundo tiene cabida, porque intentamos que sea un festival muy ecléctico. Hay charlas que son más técnicas, pero también charlas que son más accesibles a todo el mundo. Es imposible que llueva a gusto de todo el mundo, pero lo intentamos.

¿Investigáis en redes sociales y blogs para llevar a fotógrafos interesantes?

Aparte del instinto y de pensar qué es lo que me gustaría escuchar a mí, miramos mucho los foros y blogs e intentamos implementar lo que allí se dice en la programación de Fotogenio. Además, se intenta respetar bastante la encuesta que pasamos a los asistentes. En esa encuesta puntúan el evento, los ponentes y proponen mejoras para el año siguiente. Intentamos en la medida de lo posible traer a los ponentes que piden y recoger el testigo de lo que nos piden.

Hablas de traer a los ponentes como si todo fuera levantar el teléfono y decir: "Qué tal, Steve McCurry, ¿te vienes para Mazarrón?"

En el caso de National Geographic está todo protocolizado con un procedimiento establecido para sus fotógrafos, que no van a todas partes. En otros casos me reconforta decir que casi siempre que levantamos el teléfono el fotógrafo conoce Fotogenio. Es más, en alguna ocasión me ha sido más difícil convencer a su mujer que al propio fotógrafo...

Foto: Fotogenio
Conferencias fotográficas durante la edición de 2010.

¿Y a los políticos cómo se los convence? Porque uno de los aspectos más envidiables de Fotogenio es ver cómo el ayuntamiento de Mazarrón se vuelca con el encuentro.

El compromiso del ayuntamiento de Mazarrón es completo. Yo soy funcionario del mismo y tengo la suerte de que me dejen unos meses para organizar todo esto. Mazarrón es un pueblo de 35.000 habitantes. En verano los hoteles están llenos, pero en invierno no, y si metes a 700 personas en un encuentro como Fotogenio llenas los hoteles, y eso al municipio le es rentable y al político le sirve para mejorar la economía de Mazarrón.

Aparte del aspecto económico, Fotogenio, y así lo reconoce nuestro alcalde, Ginés Campillo, es una ventana al exterior importantísima y tiene que salir bien.

¿Independientemente del color político?

"El boca a boca y que se hable en toda España de lo bien que lo has pasado en Mazarrón... eso es impagable"

Fotogenio ha pasado ya por diferentes responsables municipales y todos han estado de acuerdo en que era algo que funcionaba, que daba buena imagen a Mazarrón y que tenía que existir. Lo normal es que con el cambio de gobierno municipal eventos de este tipo mueran, pero no ha sido el caso de Fotogenio.

Edición tras edición Fotogenio se ha ido justificando a sí mismo. Tú puedes pagar una campaña de publicidad en los vagones de RENFE, pero el boca a boca y el que se hable en toda España de lo bien que lo has pasado en Mazarrón... eso es impagable.

También nos ha chocado mucho la larga lista de patrocinadores. Con lo difícil que es hoy que nadie patrocine nada...

Yo soy el primer sorprendido con nuestros patrocinadores. Estoy alucinado con eso. Me esperaba que este año fuese muy difícil traer expositores para que los fotógrafos cacharreásemos, que es lo que nos gusta, y tenía cierto miedo a que Fotogenio quedase un poco cojo, pero no ha sido así y hemos tenido muchas ofertas.

Muchos distribuidores de fotografía se han dado cuenta de que los clientes ya no son como los de antes, que ahora se lo piensan mucho antes de comprar y hay que salir a buscarlos. ¿Y dónde están esos clientes? En sitios como Fotogenio. Grandes eventos desaparecen, Fotogenio continúa.

En Fotogenio hemos tenido que poner puertas al campo porque somos conscientes de la capacidad que tenemos. A mí no me gusta que desaparezca ningún encuentro ni festival de fotografía, pero Fotogenio no es lo mismo que una feria institucional. Con todos mis respetos, creo que en este tipo de ferias, como ha ocurrido en otros muchos aspectos, hemos perdido la cabeza y ahora estamos pagando los platos rotos.

Foto: Fotogenio
El público asistente a Fotogenio puede toquetear material fotográfico de distintas marcas.

Cuéntanos un poco qué podemos encontrar en esta edición de 2012.

Aparte de ponentes oficiales -hasta catorce- de la talla de Steve McCurry, Gervasio Sánchez, Rebeca Saray, Ricky Dávila... un elenco de lujo. Tenemos presentaciones de libros, un visionado de porfolios -muy importante para mucha gente que va a tener la oportunidad de mostrar su trabajo a editores y otras personas que pueden abrir puertas-, talleres de "light painting" o "time-lapse"... son cosas que nos van a enseñar y a hacer que la gente se divierta.

Fotogenio está hecho de fotógrafos para fotógrafos, para pasárselo bien. Tenemos presentaciones de material, demostraciones de productos... A los expositores yo siempre les digo que traigan cosas para que la gente se divierta, que a los fotógrafos lo que nos gusta es hacer fotos.

Enseñar y entretener. Suena casi a utopía.

Quiero que la gente venga a mi pueblo a aprender y a divertirse.

No puede ser todo tan perfecto: haz un poco de autocrítica.

En cuanto a calidad fotográfica no echo en falta nada. Es decir, me quedan grandes fotógrafos por traer, pero habrá otras ediciones. Creo que tenemos un gran producto, con una calidad altísima, pero no lo estamos vendiendo bien.

¿Por qué?

Es un festival sin ánimo de lucro que se hace casi por puro vicio fotográfico, y nos faltaría una agencia de comunicación detrás. Aunque haya mil fotógrafos que conocen Fotogenio, estoy seguro de que hay otros mil que no lo conocen... Nos falta llegar al gran público fotográfico, sobre todo en la zona norte de España.

"Fotogenio sale adelante por entusiasmo, no por negocio"

A nivel organizativo... pues ojalá Fotogenio tuviese un equipo detrás de quince personas con un departamento de "marketing". Fotogenio ahora mismo somos dos personas: Daniel J. Aragón y yo. Dani, a quien quiero expresarle públicamente mi gratitud, es el responsable, entre otras cosas, de los temas web.

También le estoy muy agradecido además a un grupo de amigos fotógrafos y altruistas que trabajan por un bocadillo y un polo. Esos amigos se dejan los cuernos por una camiseta durante cuatro días. Ojalá tuviéramos dinero para darles una comida, un uniforme y un sueldo como Dios manda a esos voluntarios, pero esto no funciona así. Cada euro que conseguimos no va para poner moqueta, sino para contratar a un ponente más. Fotogenio sale adelante por entusiasmo, no por negocio. Puede que no tengamos "glamour", pero tenemos calidad.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar