Crónica

"Foodscapes": cuando paisaje y gastronomía se unen

 
26
ENE 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

¿Un fotógrafo? ¿En Madrid Fusión? La cara de extrañeza y el gesto torcido de las azafatas que atendían ayer a última hora de la tarde el estand de prensa en el congreso internacional de gastronomía Madrid Fusión no era una excepción. Todo aquel al que preguntábamos en el Palacio Municipal de Congresos arqueaba las cejas y repetía la misma pareja de preguntas: ¿Un fotógrafo? ¿En Madrid Fusión? Sí, un fotógrafo en Madrid Fusión. Carl Warner, para más señas.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Lo cierto es que cuando en la redacción de QUESABESDE.COM supimos de la presencia de Warner en Madrid Fusión -evento en el que suelen prodigarse chefs de renombre internacional- también se adueñó de nosotros cierta duda. Hasta que caímos en la cuenta de que Carl Warner no es otro que el autor de los llamados "foodscapes". Y a un tipo que convierte la comida en paisajes por supuesto que se le puede hacer un hueco en una feria gastronómica (y en QUESABESDE.COM).

Foto: Carl Warner
Foto: Carl Warner

Varios obstáculos administrativos más tarde ("sí, señorita, somos un medio especializado en fotografía y electrónica pero queremos acreditarnos a Madrid Fusión"), la platea del espacio de conferencias nos daba la bienvenida. Con un Warner ya sumido en su intervención y con algunos de sus fascinantes "foodscapes" como telón de fondo, nos sumergimos en sus palabras.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Lejos de dar una lección técnica o artística, Warner centró ayer su discurso en la alimentación (a fin de cuentas, la audiencia era más de "¿orégano o albahaca?" que de "¿Nikon o Canon?") y en explicar cómo sus fotografías ayudaban a los niños a ver la comida de otra forma. "No es lo mismo ver el brécol en un plato que convertido en un bosque de fantasía", afirmaba no sin razón. "Recibo cartas de madres que me lo dicen."

En el frigorífico

Desde hace ya varios años Warner recrea en una cámara frigorífica reconvertida en estudio fotográfico los más variados paisajes construidos únicamente con comida. "Fotografiar pescado es lo peor... apesta", bromeaba antes de pasar a una simpática imagen de una locomotora de chocolate. "Esto es mejor. A los niños les entras con el chocolate y luego pasas a la col... y funciona."

Foto: Carl Warner
Foto: Carl Warner

Obviando el hecho de que su intervención estaba apadrinada por una marca comercial que -mira qué casualidad- propugna ahora la comida sana, Warner compartió su visión del mundo de la alimentación y habló de la influencia que trata de ejercer en nosotros a través de sus fotos para que llevemos a cabo una alimentación más saludable y sostenible. "Es muy importante que las empresas, los colegios, los gobernantes se involucren en la alimentación de nuestros hijos. Con mis fotografías intento que los adultos vean la comida con los ojos de un niño."

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

"Foodscapes" es un proyecto que se gestó hace ya más de diez años en la cabeza de este londinense cincuentón afincado en Australia. Con un uso contenido de Photoshop -en la inmensa mayoría de sus imágenes aparecen alimentos reales-, el secreto de este trabajo es fotografiar diferentes planos de forma independiente para luego, ordenador mediante, unirlos en una sola toma.

Foto: Carl Warner
Foto: Carl Warner

"Sería imposible hacerlo todo de una vez y que los primeros alimentos estuvieran bien cuando terminase de colocar los últimos." El trabajo ya cuenta con libro propio -se esperan dos más- y está presente en diversas campañas publicitarias por todo el mundo.

Foto: Carl Warner

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar