• Paco Feria: "Tanto si hago la foto como si no, la tragedia seguirá su curso"
  • Tino Soriano: "Fue ella quien me regaló esa instantánea, ella construyó ...
Con texto fotográfico

"Cuando el bebé asomó la cabeza supe que ésa sería una de mis fotografías más importantes" Floris Leeuwenberg

 
Foto: Floris Leeuwenberg
11
DIC 2008
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Fotógrafo autodidacta, se inició como asistente en un estudio de publicidad y después viajó para documentar todo aquello que se iba encontrando. Hoy, el holandés Floris Leeuwenberg es un reconocido fotoperiodista con más de 100 reportajes realizados a lo largo de los seis continentes. Su estilo personal y fresco lo ha hecho valedor de prestigiosos galardones, entre ellos un segundo premio en el World Press Photo de 1999. Es cofundador de la agencia The Cover Story, ha publicado varios libros y ha trabajado para revistas como Rolling Stone, National Geographic Traveler, The Independent y Le Figaro Magazine.

Floris Leeuwenberg

En mis reportajes he intentado siempre enseñar la belleza del mundo. Mi primera hija nació bajo el agua y supe que éste era un tema con el que podría mostrar la alegría y el drama desde un punto de vista positivo. Es realmente interesante, ya que se trata del inicio de la vida de una persona y los partos bajo el agua aún no están muy extendidos.

Para realizar un tema así tuve que aprender fotografía subacuática, que es muy diferente a lo que hacemos habitualmente, sobre todo por el equipo utilizado. La inmersión era otra dificultad técnica a tener en cuenta, ya que algunas de las imágenes del reportaje tenían que realizarse dentro de piscinas. Yo había hecho un curso de inmersión hacía ya años y apenas recordaba nada, así que tuve que volver a empezar.

Las parejas que deciden tener un parto bajo el agua por lo general son muy abiertas, y conseguir algunos permisos fue sencillo. Además, yo ya conocía ese mundo de mi primera experiencia y el acercamiento fue más sencillo. En otras ocasiones resultó más difícil convencerlos. Necesité un año y medio para realizar el reportaje y visitar varias localizaciones, algunas incluso en casas particulares.

Cuando hice esta fotografía, me encontraba en un hospital de la localidad belga de Ostende, y supe que había una mujer que iba a dar a luz a su bebé bajo el agua. Jamás creí que me darían permiso para fotografiar ese momento, pero accedieron.

Cuando el bebé asomó la cabeza fui el primero que pudo verlo directamente, y sentí algo muy especial. En 20 años como fotógrafo, sabes que ésa es una de tus tomas más importantes.

El reportaje se ha expuesto en 73 países, se ha publicado más de 40 veces y con él gané un segundo premio en la categoría de Ciencias y Tecnología del World Press Photo de 1999 y el primer premio de Silver Camera, el concurso más importante de fotografía en Holanda.

Estoy muy orgulloso, porque ha abierto muchas discusiones y ha generado debates muy importantes. En Corea del Sur, por ejemplo, tuvo mucho impacto, y ahora los padres pueden asistir al parto de sus hijos.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar