• Cómo no elegir una cámara: la antiguía definitiva
  • La receta del miedo
OpiniónContando píxeles

El fin del mundo

 
17
DIC 2012

Supongo que a estas alturas todos lo tenemos anotado en la agenda, pero por si algún despistado todavía no se ha percatado, este viernes toca fin del mundo. ¿Y dónde es el concierto?, se preguntará el chistoso de turno tomándose a risa el apocalipsis maya que se avecina en cuestión de días.

Es cierto que las predicciones de aquellos señores y su interpretación goza de la misma credibilidad que los informes fantasma de Pedro Jota, los premios TIPA, la homeopatía o Iker Jiménez, por citar algunos referentes del periodismo y la ciencia.

Pero no se confíen. En realidad hace ya años que en el sector fotográfico las señales que indican el advenimiento del final de los tiempos -dicho así acojona y todo- son más que evidentes. Y si de algo saben los fotógrafos, es de crisis.

En el sector fotográfico las señales que indican el advenimiento del final de los tiempos son más que evidentes

Así que, por mucho que en este mundillo de cámaras e instantáneas seamos muy de dramatismos y de histeria diaria ante cualquier tontería, no podemos ignorar lo que el destino lleva años intentando decirnos.

Es verdad que el mundo no se acabó cuando se pasó del blanco y negro al color. Puede que todo aquello fuera un poco de brujería, pero al final no fue para tanto. Tampoco el cambio de las sales de plata al píxel fue -como presagiaron algunos- el fin de la fotografía. Puede que el de los fotógrafos que cobran por hacer fotos sí, pero esa ya es otra historia.

Pero tal vez deberíamos habernos puesto alerta cuando Minolta, Agfa y Contax echaron la persiana. Aquello fue, sin duda, un primer aviso de que el final de mundo no era inminente, pero tampoco quedaba demasiado.

Lo de Polaroid tampoco es un detalle que podamos ignorar como si tal cosa, aunque sin duda alguna el principio del fin de nuestra era comenzó con una imagen: la demolición del llamado Kodak Park en Rochester. Seguro que los dinosaurios también tuvieron su propio Kodak antes de desaparecer de la faz de la tierra. Seguro que, si revisamos ahora las imágenes de aquellas demoliciones, entre las nubes de humo y los escombros se podría leer claramente que nos quedaban cuatro días. Fijo.

Pero si los más escépticos no han comenzado todavía a temblar de miedo y a contar los minutos que restan hasta el próximo día 21, ahí va otra señal que no podemos pasar por alto: Leica M. No, no me refiero a la desaparición del clásico número que desde hace décadas acompañaba a esa mítica letra. Hablo del vídeo. Hablo de la previsualización en pantalla.

¡Una Leica M que permite grabar vídeo y encuadrar con la pantalla como si fuera un maldito móvil de esos que usan los pobres para sacar fotos! ¡Una Leica M, por favor! ¿Qué es lo próximo? ¿Una Hasselblad hecha por Sony con piedras preciosas incrustadas? Oh, cielos... otra señal apocalíptica a la que no habíamos hecho ni caso entre carcajada y carcajada.

¡Una Leica M que permite grabar vídeo y encuadrar con la pantalla como si fuera un maldito móvil de esos que usan los pobres para sacar fotos!

Seguro que ahora que la evidencia del fin es más que evidente, cada cual está haciendo su propia lista de señales que ya lo presagiaban. Instagram en la portada de Time, una cámara con nombre raro (Lytro) de la que dicen que puede enfocar las fotos después de hacerlas, esa Pentax K-01 que sólo puede haber diseñado alguien con información privilegiada sobre el fin del mundo (para lo que queda en el convento y tal), Nokia y sus 41 megapíxeles...

Por si fuera poco, el otro día mis queridos amigos lomográficos ponían la puntilla a esta cuenta atrás al anunciar a bombo y platillo que las muy soviéticas Zenit son ahora también parte de su secta. "Máxima nitidez" con estas "joyas analógicas rusas", decían como si tal cosa. ¿Cámaras con sello lomo que hacen fotos nítidas? El fin, sin duda.

Así que nada, un placer haberles conocido. Y por supuesto: que este viernes el fin del mundo nos pille fotografiando.

La columna de opinión "Contando píxeles" se publica, normalmente, el primer y tercer lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar