• Shoulderpod: soportes con clase para grabar vídeo con el móvil
  • Lumu, el fotómetro 2.0
Me lo pido

Los indestructibles filtros cerámicos de Sigma

28

Construidos con cristal cerámico, los nuevos WR Ceramic Protector resisten todo tipo de torturas (y cuestan un pico)

Sigma WR Ceramic Protector
Sigma WR Ceramic Protector
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
4
MAY 2016

Diez veces más resistentes que un filtro protector normal y tres veces más que uno endurecido químicamente. Esta es -casi literalmente- la contundente carta de presentación con la que desde Sigma han dado a conocer su nueva gama de filtros protectores de cristal cerámico transparente, que en realidad fue presentada hace ya unos meses bajo la denominación WR Ceramic Protector.

Y por si semejante declaración de intenciones no fuera suficiente, las mentes pensantes de Reflecta -compañía distribuidora de Sigma en España- decidieron mandarnos recientemente uno de estos filtros acompañado de un destornillador. El desafío: intentar destruirlo.

Eso mismo nos propusimos. Había que someter este filtro vitrocerámico a todo tipo de golpes, torturas y arañazos para corroborar que, en efecto, el cristal cerámico reforzado con microcristales de un mineral llamado espinela es difícilmente rompible. Algo que aún queda más patente cuando intentamos ejercer el mismo nivel de furia destructora con un filtro mucho más sencillo, en este caso de Polaroid.

Torturamos un sencillo filtro de Polaroid y el nuevo filtro cerámico de 67 milímetros de Sigma perteneciente a su gama WR Ceramic Protector.

Estos filtros presumen además de ser hasta un 50% más finos y un 30% más ligeros que los anteriores modelos de la marca a pesar de ofrecer una mayor resistencia. Cuentan asimismo con una elevada transmitancia óptica, o dicho de otra forma, permiten el paso de la luz de manera uniforme en toda el área del cristal: desde el centro hasta los bordes.

Los nuevos filtros de Sigma también cuentan con un revestimiento resistente al agua –de ahí su denominación WR- concebido para repeler líquidos, polvo y suciedad gracias a su tratamiento antiestático y a su alta capacidad de lubricación.

Eso sí, si somos de esos manazas que lo mismo tiran un café por encima del objetivo que lo golpean repetidas veces contra todo tipo de obstáculos y salientes, poner a salvo nuestras carísimas ópticas también nos saldrá algo caro: disponibles con diámetros de rosca de 67, 72, 77, 82, 86, 95 y 105 milímetros, los Sigma WR Ceramic Protector están a la venta con precios que van -en función del tamaño- desde los 100 hasta los 360 euros.

En Me lo pido recomendamos gadgets y accesorios curiosos o interesantes que han pasado por nuestras oficinas.

28
Comentarios
Cargando comentarios