Actualidad

Queda al descubierto el contrato para mantener el Mobile World Congress en Barcelona

3

El documento, firmado por el alcalde en funciones Xavier Trias y extendido a la Asociación GSM, detalla entre otras medidas la reducción del impacto del IVA

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
2
JUN 2015

El Mobile World Congress vuelve a ser noticia por motivos que poco tienen que ver con el devenir natural del que es desde hace años el mayor evento del mundo relacionado con la telefonía móvil. El diario on-line catalán VilaWeb ha publicado parte del contrato firmado entre el ayuntamiento de Barcelona y la Asociación GSM (también conocida por sus siglas GSMA), organizadora de la feria y representante de algunas de las mayores firmas de la industria.

Una de las más importantes citas para la prensa tecnológica, el Mobile World Congress es un evento que se disputan numerosas ciudades de todo el mundo. Es por ello que la GSMA negocia las condiciones más favorables posibles, tanto desde los puntos de vista logístico como económico.

La propuesta de Barcelona contempla el compromiso para reducir el impacto del IVA e incrementa el perímetro de seguridad a un kilómetro

El documento obtenido por VilaWeb es el contrato de extensión propuesto a la GSMA por el ayuntamiento de Barcelona, en virtud del cual se pretende ampliar la duración de la feria desde 2018 (cuando vence el contrato actual) hasta 2023.

Esta propuesta ha sido firmada por el alcalde en funciones Xavier Trias y apoyada por todos los partidos políticos representados en el ayuntamiento de Barcelona con la excepción de la CUP. El texto, que tiene una extensión de 14 páginas, incluye varios puntos fundamentales relacionados con el desplazamiento y el hospedaje de los asistentes al evento.

Por ejemplo, la ciudad de Barcelona se compromete a mantener la línea 9 del aeropuerto a Gran Via con una frecuencia de tres minutos, mientras que las plazas hoteleras han de estar garantizadas al 70%, el equivalente a 29.000 habitaciones. En este sentido también se observa el alza de los precios, que para el 2019 solo subirá el equivalente al IPC, con un techo del 3%.

La propuesta de Barcelona contempla -como era de esperar- los costes de alquiler. A partir de 2016 las instalaciones de Montjuïc tendrán un precio de 27,32 euros por metro cuadrado. En el aspecto organizativo, el Mobile World Congress de 2019 tendría lugar del 25 al 28 de febrero. La seguridad también cuenta con su epígrafe, incrementándose el perímetro actual de 500 metros a un kilómetro.

Barcelona serviría también de escenario para un nuevo congreso de móviles dirigido a niños de entre 10 y 16 años

Otros puntos destacados en la propuesta firmada por Trias es el énfasis en reducir el impacto del IVA en las facturas emitidas por la GSMA a la Fundación Barcelona Mobile World Capital, así como la creación de 100 puestos de voluntarios a partir de 2016 que no tendrán coste alguno para la organización.

El documento, cuyo cumplimiento se guiará por la ley inglesa, también revela algunos detalles novedosos de cara a próximos eventos. Entre ellos destaca la creación de un congreso específico para niños de 10 a 16 años, que se celebraría entre 2016 y 2023.

Un evento reñido que atrae a la polémica

El GSMA Mobile World Congress, que es el nombre completo y oficial del evento, comenzó a celebrarse en 1987 y desde el año 2006 tiene lugar en Barcelona. En 2013 su ubicación se desplazó a Fira Barcelona Gran Via, en la ciudad vecina de L'Hospitalet de Llobregat, en parte por los crecientes requisitos de espacio marcados por los asistentes y la propia GSMA.

Recientemente el Mobile World Congress ha sido motivo de polémica. Trabajadores subcontratados por Telefónica acamparon en la sede del evento para denunciar su situación y reivindicar mejoras laborales, lo que generó una gran tensión a escasos días de que se firmara la propuesta del ayuntamiento.

La situación terminó por tornarse política cuando la futura alcaldesa Ada Colau -que finalmente ha apoyado la propuesta para mantener la feria- señaló que el actual modelo económico de grandes eventos de Barcelona no era sostenible. La CUP, por su parte, se ha negado a apoyar el documento, alegando que no ha existido un debate previo.

Por su tamaño -recibió más de 93.000 asistentes durante la pasada edición- y prestigio, el Mobile World Congress es una cita disputada internacionalmente. Países como Turquía sonaron en el pasado como fuertes rivales, y durante las últimas semanas ha recuperado peso la apuesta francesa, que cuenta con el apoyo de importantes firmas de telecomunicaciones para llevar la feria a París.

3
Comentarios
Cargando comentarios