• Virxilio Vieitez: retrato del retratista
  • Alberto García-Alix: la evolución del hombre y el fotógrafo
Agenda fotográfica

Menores entre rejas

 
6
MAR 2013
Ivan Sánchez   |  Barcelona

Fernando Moleres expone estos días en Barcelona las fotografías que le han valido para figurar entre los ganadores de la primera edición de los premios Revela. Es el enésimo reconocimiento al trabajo del fotógrafo bilbaíno sobre el confinamiento de menores en las cárceles de Sierra Leona, una experiencia que le llevó a crear la ONG Free Minor Africa para tratar de ofrecer una segunda oportunidad a estos jóvenes.

El pasado día 15 de febrero el fotoperiodista Alfons Rodríguez presentaba a Fernando Moleres en un acto informal en la galería del CFD (Creació de Fotografia Documental) en el barrio barcelonés de Poble Sec. Juntos inauguraron la muestra "Menores esperando justicia. Sierra Leona", montada con motivo de uno de los numerosos premios cosechados por Moleres tras documentar en 2010 la situación que viven los menores encarcelados en el país africano.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Moleres, a la derecha, junto al fotoperiodista Alfons Rodríguez el día de la inauguración de la muestra en Barcelona.

Si dicho reportaje ya le valió un segundo premio en el certamen World Press Photo 2011 y recientemente ganó el último Tim Hetherington Grant, esta vez se trata del Revela: Premio Internacional de Fotografía a los Titulares de los Derechos Sociales. Un galardón que reparte 50.000 euros entre sus ganadores y cuya principal característica está en que no se otorga al fotógrafo, sino al proyecto humanitario. En este caso, sin embargo, el autor del reportaje y del proyecto son la misma persona.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

En 2007 Moleres quedó conmocionado por las fotografías de niños encarcelados con las que Lizzie Sadin participó en el festival Visa pour l'Image, en Perpiñán. Tres años después viajó a Sierra Leona con la difícil misión de conseguir acceder a la cárcel de Pademba Road, dónde 32 menores de edad se hacinaban junto a 1.300 presos adultos. Aquel proyecto desembocaría en la creación de Free Minor Africa, que ofrece ayuda jurídica y de reinserción en la sociedad a estos jóvenes.

Foto: Fernando Moleres
Foto: Fernando Moleres

La justicia en la mayoría de países africanos -y Sierra Leona no es ninguna excepción- es lenta, hace pocas distinciones entre menores y adultos y la corrupción está al orden del día. "A uno de estos chavales lo metieron en la cárcel porque unos policías le pillaron a él y un amigo suyo fumando marihuana, pero él no tenía dinero para sobornar a los oficiales", relata Moleres.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

El fotoperiodista vasco afirma que procuró trabajar "muy poco a poco y con respeto, porque ellos están en una situación muy trágica. Muchos de ellos entendían qué estaba haciendo yo allí: denunciando. Entendían que yo era periodista, no me veían como alguien que se estaba aprovechando de ellos. Quitando el principio, que estaba un poco acojonado, luego estuve a gusto y me hubiera quedado en la cárcel a dormir si me hubiesen dejado."

Foto: Fernando Moleres
Foto: Fernando Moleres

Los mayores problemas que tienen que afrontar estos jóvenes presos se derivan de las pésimas condiciones de salubridad, la violencia y la corrupción. El acceso a la enfermería, sin ir más lejos, requiere siempre de un soborno que pocos pueden permitirse. A este respecto, el de Bilbao explica sin pelos en la lengua que "las autoridades sanitarias no hacían nada de nada. Yo intenté meter medicinas con ayuda de algunas ONG, pero eso no fue posible". Además, los problemas de malnutrición son una constante, ya que deben luchar contra la escasez de agua y alimentos en un ambiente hostil donde ellos son los más débiles.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

No exento de sarcasmo hacia los medios de comunicación -y quizás hacia la sociedad en general-, Moleres confiesa que al publicar su trabajo confiaba en que la situación cambiase. Pero no fue así, y ése fue el gran motivo para crear Free Minor Africa. "Casi es que no tenía otra opción más que montar algo para intentar ayudarles", sentencia el fotógrafo, que se encarga de encontrar a los chavales para prestarles ayuda al pagar fianzas. Una vez fuera de la cárcel, el proyecto les brinda ayuda para que puedan aprender un oficio o retomen los estudios.

Foto: Fernando Moleres

Aunque el reducido espacio de la galería del CFD obliga a seleccionar tan sólo 15 fotografías, todas impresas y retocadas por el estudio Addretouch, diez de ellas se presentan en gran formato. La muestra puede verse de forma gratuita hasta el próximo 21 de marzo.

Artículos relacionados (2)
Con texto fotográfico
Fernando Moleres
21 / FEB 2013
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar