Actualidad

Facebook modificó los feeds de cientos de miles de usuarios para llevar a cabo un estudio psicológico

3

La red social reconoce que en 2012 ocultó publicaciones negativas para comprobar si regulando ciertos contenidos se podía mejorar la actividad de los usuarios

Paper
Paper
30
JUN 2014

La noticia saltó este fin de semana: Facebook realizó un experimento masivo psicológico utilizando a más de medio millón de personas como cobayas. El propósito era dilucidar los efectos que tiene sobre la conducta de sus usuarios la publicación de determinados tipos de contenidos, y cómo manipulando su visibilidad es posible modificar la conducta de dichos internautas durante sus visitas a Facebook.

De acuerdo con los resultados del estudio, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Science, 689.003 usuarios de las versiones en inglés de Facebook vieron modificadas sus páginas de noticias sin previo aviso durante el año 2012. El experimento contemplaba la eliminación temporal de los feeds de noticias (pero no de los artículos en sí mismos) durante algunas de las visitas realizadas por los usuarios, con una probabilidad de excluir contenido "emocional" de entre el 10% y el 90% dependiendo de cada persona.

La polémica suscitada por este experimento no se ha hecho esperar. Adam Kramer, uno de los expertos en información que firmaron el estudio, ha dado más detalles sobre los motivos y los resultados de esta controvertida prueba.

De acuerdo con Kramer, los casi 700.000 perfiles utilizados durante los tests solo representaron el 0,04% de la base de usuarios de Facebook, y únicamente fueron modificados durante una semana con el propósito de "mejorar nuestros servicios y hacer que el contenido que ve la gente en Facebook sea tan relevante y atractivo como sea posible".

Influir en el ánimo para aumentar las visitas

La idea que empujó a Facebook a realizar este experimento no era otra que la creencia de que una gran cantidad de mensajes positivos publicados en el muro de un usuario podría revertir en la publicación de entradas negativas por parte de dicha persona. El temor de la compañía era que dichas entradas negativas pudieran desincentivar las visitas al sitio, puesto que se asume que la gente no consulta su página de Facebook para leer comentarios iracundos o pesimistas.

Según Kramer, los resultados del estudio contradijeron las expectativas iniciales de Facebook, y es que -en contra de lo esperado- la publicación de mensajes mostrando estados positivos de ánimo fomentaba la publicación de comentarios positivos.

Queriendo dar por terminada la polémica, Kramer se ha disculpado a través de su perfil de Facebook. "Puedo deciros que nuestra meta nunca fue enojar a nadie. Puedo comprender el motivo por el que algunas personas están preocupadas, y mis coautores y yo sentimos mucho la forma en la que el artículo describió el experimento y cualquier ansiedad que éste haya podido causar. A la luz de lo visto, los beneficios a nivel de investigación brindados por el estudio puede que no hayan justificado toda esta ansiedad", concluye en su mensaje.

Etiquetas
3
Comentarios
Cargando comentarios