Actualidad

Estados Unidos y Reino Unido accedieron a los códigos del mayor fabricante de tarjetas SIM del mundo

1

Las revelaciones del excontratista de la NSA Edward Snowden señalan que los servicios de inteligencia utilizaron la información obtenida para realizar escuchas

20
FEB 2015

Los servicios de espionaje de Estados Unidos y el Reino Unido han logrado infiltrarse en el mayor fabricante de tarjetas SIM del mundo, Gemalto, para robar sus códigos de cifrado. Así lo asegura la última filtración realizada por Edward Snowden a la publicación estadounidense The Intercept, en la que el antiguo contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) señala que la agencia para la que trabajaba y su equivalente británico, el GCHQ (Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno), han utilizado dicha información para realizar escuchas.

La información obtenida por The Intercept no indica el número de teléfonos y personas que podrían haber sido espiados por los servicios de inteligencia, pero el daño ocasionado a Gemalto podría ser incalculable. La compañía, con sede en Ámsterdam, fabrica aproximadamente 2.000 millones de tarjetas SIM cada año para clientes de todo el mundo.

Acceder a la base de datos con las claves de sus tarjetas habría hecho posible que espías estadounidenses y británicos descifraran las comunicaciones inalámbricas de sus objetivos sin necesidad de realizar ataques por fuerza bruta, generalmente lentos y poco eficientes.

La mejor forma de proteger las comunicaciones realizadas desde un móvil cuyo código SIM esté en manos de la NSA y el GCHQ sería utilizar un cifrado adicional de voz y datos como el brindado por plataformas como TextSecure y Signal, presentes en dispositivos como el teléfono BlackPhone y más recientemente en WhatsApp. En este sentido, tanto las autoridades estadounidenses como las británicas ya han manifestado su rechazo al uso de sistemas de cifrado inviolables por los servicios de inteligencia.

De acuerdo con Snowden y The Intercept, agentes del GCHQ accedieron a las direcciones de correo electrónico y a las cuentas de Facebook de empleados de las más importantes compañías de telecomunicaciones y fabricantes de tarjetas SIM en busca de información que pudiera llevarles a los servidores de Gemalto. La compañía ha declarado que desconocía los supuestos hechos y lanzará una investigación que contará "con todos los recursos necesarios" para esclarecer lo sucedido.

Esta revelación es solo la última en una larga lista de filtraciones realizadas por Snowden, que poco ha poco ido desgranando la información con la que huyó en 2013 tras abandonar su puesto como contratista de la NSA. El espionaje de Gemalto y sus clientes es posiblemente una de las noticias más polémicas de esta saga, y se suma a otros incidentes sonados como el hackeo de las transmisiones entre los centros de datos de Google.

1
Comentarios
Cargando comentarios