• Fotografiando al lobo ibérico
  • En tierra lakota
Espíritu salvaje

En el valle de San Luis

4

Atravesamos el Atlántico en busca del bisonte americano. Primera parada: el valle de San Luis, en Colorado, donde grullas, pelícanos, uapitíes y chipmunks conviven en un paisaje salpicado por dunas y cumbres de más de 4.000 metros

Foto: Andoni Canela
15
ENE 2014
Andoni Canela | Valle de San Luis

De los bosques, prados y valles de la Cordillera Cantábrica a las Montañas Rocosas hay unos miles de kilómetros de distancia y muchas diferencias, pero también algunas cosas en común. Por ejemplo, en Yellowstone y en las tranquilas montañas de Wyoming, Idaho y Montana también vive el lobo. Sin embargo, aquí el protagonista de nuestro viaje no es un depredador, sino el bisonte americano.

Durante los próximos tres meses visitaremos los mejores refugios para este animal, que a finales del siglo XIX llegó al borde de la extinción, con menos de mil ejemplares vivos. Aunque se ha ido recuperando lentamente, su situación es muy distinta a la de antaño, cuando millones de bisontes pastaban en libertad por las grandes llanuras norteamericanas.

La primera parada es un antiguo territorio histórico para los bisontes. Un lugar donde los había a millares hasta que fueron exterminados. Se trata del valle de San Luis, en el sur del estado de Colorado y con una pequeña porción en Nuevo México.

valle de san luisvalle de san luis
Estados Unidos en furgoneta

Situado en medio de las Montañas Rocosas, el de San Luis es el valle de montaña más grande de América. Unai y Amaia posan junto a la furgoneta que les llevará hasta el bisonte

valle de san luis
Andoni Canela
valle de san luis
Andoni Canela

Este enorme valle alpino tiene una elevación media de 2.350 metros de altura y es considerado el valle de alta montaña más grande de América y uno de los tres más extensos del mundo. Está situado en medio de las Montañas Rocosas, donde destaca entre todas las cimas la del Blanca Peak, con 4.372 metros. Es una de las cumbres más altas de todas las Rocosas, que desde Nuevo México cruzan Estados Unidos hasta el nordeste de Canadá.

San Luis Valley, ya habitado hace más de 11.000 años, fue frecuentado por numerosas tribus indígenas que, principalmente en verano, venían hasta aquí a cazar ciervos, berrendos y sobre todo bisontes: los apaches jicarilla, los pueblos, los navajos, los comanches, los kiowas, los arapahoes y los cheyenes. Después llegaron los utes procedentes de las Montañas Rocosas y del actual estado de Utah. Los utes llamaron a este valle Tavi-we-a-gat, que significa gran valle, pero al igual que los bisontes, fueron eliminados del lugar.

valle de san luis
Foto: Andoni Canela
valle de san luis
Foto: Andoni Canela

La primera visión de las montañas Sangre de Cristo impresiona. Al atardecer adquieren un tono rojo intenso que hizo que los colonizadores hispanos las bautizaran así

El valle fue colonizado a partir de 1840 por gente procedente de Nuevo México (de ahí los numerosos nombres en español). Aun así, se han encontrado miles de flechas, arcos y utensilios de piedra que se utilizaban para descuartizar a los bisontes y otros animales de la zona, y que testimonian un rico pasado histórico alrededor de los bisontes.

Es la segunda vez que visito este valle, e igual que hace tres años, la primera visión de las montañas Sangre de Cristo no deja de impresionarme. Parece como si se alzasen de manera vertical desde el valle, y al atardecer adquieren un tono rojo intenso que hizo que los colonizadores hispanos las bautizaran con ese nombre.

valle de san luis
Foto: Andoni Canela
valle de san luis
Foto: Andoni Canela

Bajo estas montañas hay un lugar mágico conocido como las Great Sand Dunes, unas enormes dunas de arena protegidas bajo la figura de un parque nacional. Son algunas de las dunas más grandes, altas y extensas de toda Norteamérica.

Mi hijo Unai y yo salimos temprano a hacer una caminata por las dunas, atravesando antes los curiosos cactus que cubren el suelo de este lugar. Escalamos las montañas de arena. A veces nos hundimos hasta las rodillas; avanzar es mucho más lento que en terreno firme.

Desde la cima vemos ciervos de cola negra en la distancia y también ánades y grullas canadienses volando. Unai hace duna flying: vuela con los brazos abiertos duna abajo mientras hunde las piernas en la arena hasta la rodilla. La primera bajada se la dedica a su gran amiga Duna, con quien añora remar en el lago de Banyoles como hace habitualmente cuando estamos en casa.

valle de san luis
Foto: Andoni Canela

Otra vez abajo, podemos acercarnos y fotografiar un grupo de ciervos que hay cerca. Incluso Unai logra alguna foto bastante interesante. También encontramos cuernos de ciervos de cola negra. A última hora de la tarde vemos a lo lejos un grupo de uapitíes (elks en inglés) y nos acercamos sigilosamente para observarlos de cerca. Se mantienen distantes, alerta (aquí son cazados hasta el mismo límite del parque nacional), pero llegamos al punto ideal para fotografiarlos con las dunas de fondo y la cálida luz del atardecer.

Desde las dunas, con prismáticos, se puede ver el famoso Río Grande, curso fluvial que atraviesa todo el valle y que conocidos wésterns retrataron, aunque siempre lo filmaban más río abajo, hacia Nuevo México.

valle de san luis
Foto: Andoni Canela
valle de san luis
Foto: Andoni Canela

Desde las dunas, con prismáticos, se puede ver el famoso Río Grande, que atraviesa todo el valle y que conocidos wésterns retrataron

Aquí el río Grande es modesto y de poco caudal, ya que su nacimiento se encuentra en las cabeceras del valle. A su alrededor hay varias lagunas y distintos refugios de fauna salvaje donde viven hasta 200 especies de pájaros, entre las que destacan aves acuáticas como gansos de Canadá, grullas canadienses, patos rabudos y reales, zampullines, somormujos, fochas, avocetas, chorlitejos y diferentes especies de garzas.

En algunos lugares, como el Homelake o Sherman Lake, en Monte Vista, nos sorprenden varios grupos de pelícanos que le dan al paisaje un aire tropical pese a las montañas y los bosques próximos. Pero llueve muy poco en el valle, y en invierno las nevadas son escasas. De hecho, el clima del valle de San Luis está considerado como subdesértico con escasas precipitaciones, veranos templados e inviernos muy fríos.

valle de san luis
Foto: Andoni Canela

Ese mismo día, antes de retirarnos a dormir a la tienda de campaña, disfrutamos observando unos curiosos roedores llamados chipmunk. Su nombre en castellano es taima o ardilla listada, pero nosotros desde el primer día las llamamos chipmunk, nombre de origen ojibwe, una tribu nativa norteamericana cercana a la zona de los Grandes Lagos.

Los días son cada vez más cortos. Aun así, procuramos estar puntuales al atardecer en las pequeñas lagunas del Monte Vista Wildlife Refuge, donde se reúnen decenas de grullas para pasar la noche. Son grullas canadienses que, al llegar el otoño y el frío, emprenden su ruta migratoria desde el norte de Canadá hasta el norte de México. Por el camino, eligen lugares como las lagunas del San Luis Valley, en Colorado, para descansar.

valle de san luis
Foto: Andoni Canela

Vamos en nuestra preciosa furgoneta Dodge que hemos adquirido especialmente para esta etapa del viaje. Amplia y cómoda, tiene incluso una cama que nos permitirá dormir en ella cuando el frío sea excesivo para acampar. La característica figura de las grullas se recorta sobre un cielo que, a medida que se acerca el crepúsculo, va adquiriendo tonos rojizos y púrpuras.

Las grullas que se acercan a la laguna donde estamos emiten potentes graznidos, que son respondidos por las aves que ya reposan dentro del agua. Igual que su silueta, su voz es inconfundible. Unai y Amaia se suben al techo de nuestra furgoneta, una atalaya improvisada que les otorga una perspectiva privilegiada de este espectáculo natural.

Andoni Canela es un reconocido fotógrafo de naturaleza cuyo trabajo ha aparecido publicado en cabeceras como National Geographic, Time o Geo. Su serie de artículos Espíritu Salvaje, fruto del proyecto Looking for the Wild que lo llevará a viajar por todo el mundo en busca de los animales más representativos de cada continente, aparece publicada cada mes en Quesabesde

Etiquetas
4
Comentarios
Cargando comentarios