Actualidad

Las peculiares telemétricas digitales de Epson reviven con la nueva R-D1x

 
27
FEB 2009

Abandonada su producción hace casi dos años, Epson parece decidida a rescatar del olvido a su RD-1, la primera cámara digital que se atrevió a incorporar la mítica montura Leica M. Según acaba de anunciar la firma, el próximo mes de abril verá la luz una nueva versión que, bautizada como R-D1x, limita sus novedades a una mayor pantalla, una empuñadura opcional y al uso de tarjetas SDHC. Se desconoce si su comercialización se restringirá al mercado nipón.

Aunque parecía una aventura totalmente superada tras conocerse que Epson había decidido descontinuar su R-D1 original y la posterior R-D1s durante el verano de 2007, la original saga de telemétricas digitales basadas en las Voigtländer Bessa R ha vuelto a saltar a los titulares. Y es que según acaba de comunicar la firma nipona, una nueva versión de este cuerpo compatible con ópticas Leica M estará disponible a partir del próximo mes de abril.

Si bien la denominación R-D1x ya hace presagiar pocos cambios respecto a los modelos anteriores, lo cierto es que la lista de novedades desvelada hasta ahora por Epson es realmente limitada, teniendo en cuenta que han pasado casi dos años desde el adiós a la R-D1s.

Epson R-D1x
Epson R-D1x

A la espera de que se confirme alguna variación en las especificaciones técnicas de la cámara -los modelos anteriores incluían un CCD de 6 megapíxeles- por ahora sólo se sabe que la R-D1x dispone de una pantalla de 2,5 pulgadas y será compatible con tarjetas de alta capacidad SDHC.

Desde Epson también se habla de una versión R-D1xG, que cuenta con una nueva empuñadura.

Diseño clásico
De lo que no hay ninguna duda es que el diseño de esta saga -repleta de guiños clásicos- seguirá siendo una de sus mejores bazas. Según las primeras imágenes mostradas, tanto la palanca de carga del obturador como los diales analógicos siguen marcando las originales líneas de este modelo.

Sin embargo, no está claro si la resurrección de esta saga se limitará al mercado nipón -en el que las cámaras de película parecen tener cierto tirón comercial en los sectores más artísticos- o llegará a otros mercados.

Pese a que la llegada de las Leica M8 y M8.2 parecía haber cerrado este capítulo para Epson, el precio de esta RD1x (300.000 yenes, unos 2.400 euros al cambio) podría convertirla en una alternativa más asequible para los usuarios de ópticas Leica M.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar