Actualidad

Epson pone fin a la producción de sus telemétricas digitales R-D1 y D1s

 
6
JUN 2007

Basada en la Voigtländer Bessa R y con montura Leica M, la Epson R-D1 no sólo fue la primera cámara telemétrica digital, sino también la única del mercado durante más de dos años. La compañía nipona ha decidido cesar ahora la producción de esta curiosa cámara y de su sucesora, la R-D1s, dejando a la Leica M8 como única representante en pie de este singular segmento.

El nombre de Epson saltó a los titulares fotográficos en 2004 con una curiosa exclusiva: a partir del cuerpo de una Voigtländer Bessa R, la firma lanzaba al mercado la primera cámara telemétrica digital, la R-D1. Con una singladura comercial de más de tres años, Epson ha decidido dar por concluida la producción de este modelo y de la posterior R-D1s.

Tal y como ha confirmado Epson España a QUESABESDE.COM, esta noticia no implica que la cámara desaparezca inmediatamente de los escaparates. Aunque haya cesado la producción, explican, aún hay cuerpos en stock que seguirán estando disponibles en el país durante un tiempo.

Epson R-D1
Epson R-D1
Foto: Quesabesde

De hecho, la imagen de esta R-D1 es precisamente la elegida para el cartel del II Concurso de Fotografía Digital que la firma ha presentado recientemente.

Montura Leica M
Más allá de ser la primera telemétrica digital del mercado, la R-D1 de Epson también puede presumir de ser la primera cámara digital con montura para las veneradas ópticas Leica M. Tuvieron que pasar más de dos años para que la propia marca alemana hiciera su propia propuesta, que tomó cuerpo en la Leica M8.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La Leica M8 es, tras la decisión de Epson, la única telemétrica digital que se sigue produciendo.

Precisamente, la comercialización de este modelo puede ser una de las razones que hayan llevado a Epson a jubilar sus cámaras digitales y centrar sus esfuerzos -según sugiere la revista británica Amateur Photographer- en otras áreas de negocio.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar