• "El modo stand-by supone el 12% de la factura eléctrica y el 1% de las ...
  • "El estándar Micro Cuatro Tercios es la evolución normal del Cuatro Tercios"
Entrevista
REYES JUSTRIBó, DIRECTORA DE MARKETING DE NOKIA ESPAñA

"No es una locura pensar en un Nokia con Windows Mobile para dentro de un tiempo"

 
12
DIC 2008

Recién desvelado el Nokia N97, QUESABESDE.COM robó la semana pasada unos minutos a Reyes Justribó, responsable de marketing de la división española de la firma, para desgranar la estrategia de la multinacional respecto a su nuevo buque insignia. Con la crisis y las tibias expectativas para 2009 rondando en el ambiente, Justribó no sólo asume con serenidad la competencia del iPhone o de Android, sino también deja abiertas todas las puertas. ¿Es una locura pensar en un Nokia con Windows Mobile? "No, ya nada es una locura", sentencia.

Acabamos de asistir a la presentación del Nokia N97 y hace sólo una semana salía a la venta en España el 5800 XpressMusic, el primer terminal de la marca con pantalla táctil. ¿El futuro de los teléfonos móviles pasa irremediablemente por las pantallas táctiles?

Sí y no. Lo que nosotros vemos en los estudios que hacemos del consumidor es que hay un público joven que demanda la pantalla táctil. Pero hay otros consumidores que quieren seguir con los terminales de tipo barra y otros que prefieren los teléfonos de apertura deslizante o con diseño de concha.

Lo importante es, por tanto, tener una oferta variada que pueda satisfacer a cualquier consumidor. Lo que está claro es que los consumidores de 18 a 25 años van definitivamente a por los modelos con pantalla de control táctil.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Justribó habló con QUESABESDE.COM la semana pasada, tras el acto de presentación del Nokia N97 en Barcelona.

Es decir, el futuro pasa por nuevos modelos táctiles, pero no por la desaparición de otros tipos de terminales.

Exacto, vamos a mantener los otros formatos. El año que viene llegarán más [terminales] táctiles, aparte del N97.

Pero, como decía, dependiendo del segmento hay gente que sigue prefiriendo otros tipos de modelos. Por eso tenemos una cuota de mercado tan amplia, porque estamos en muchos segmentos de forma simultánea. Si tienes sólo uno o dos formatos te autolimitas mucho.

Nokia ha sido una de las últimas firmas en subirse al tren de las pantallas táctiles. ¿Ha sido consecuencia de la presión de los usuarios o una respuesta al iPhone de Apple?

En Nokia tenemos desde 2004 una segmentación muy sofisticada y muy útil que es la base para el desarrollo de productos, servicios, campañas... Y el desarrollo de pantallas táctiles hacía tiempo que se había planteado en Nokia.

Lo que sí que es verdad es que Nokia no lanza terminales o servicios hasta que no alcanzan un nivel de desarrollo que se considera óptimo dentro de la compañía. Esto hace que muchas veces parezca que vayamos un poco retrasados en el mercado, pero luego la experiencia de usuario nos resarce de esa posible llegada más tardía.

Ha sido el consumidor, una vez más, quien nos ha llevado por este camino. Vimos claramente en los estudios de mercado que la pantalla táctil iba siendo cada vez más importante y que hacía tiempo que el consumidor la demandaba. Lo que ocurre es que los desarrollos tardan.

Recientemente Nokia anunciaba su salida del mercado japonés. ¿Se trata del primer efecto de la crisis económica mundial en la compañía?

No. Llevo en Nokia desde hace seis años y creo que, simplemente, no hemos llegado a tener éxito en el mercado japonés. En estos tiempos lo que hay que hacer es focalizar, sobre todo en aquellos mercados donde tienes un rendimiento más alto tanto en ventas como en márgenes. Mercados como China, India o los europeos tienen mucha rentabilidad y concentrarán ahora todos nuestros esfuerzos.

¿Será 2009 un año muy duro también para el mercado de la telefonía móvil?

Habrá que verlo. Creo que todos los mercados se van a resentir. Pensar lo contrario es negar la realidad. Lo que sí que es verdad es que en este tipo de crisis, como históricamente se ha visto, los grandes son los que mejor resisten.

Vamos a ver cómo evoluciona la crisis, porque eso no lo sabe nadie. Nosotros, lo que sí te puedo decir, es que estamos muy bien preparados en cuanto a porfolio, en cuanto a lanzamientos y en cuanto a músculo financiero. Pero es verdad que la tarta será más pequeña: eso es indudable.

Nokia N97
Nokia N97
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿Puede ser éste un buen contexto para las alianzas?

Las alianzas son siempre buenas en cualquier contexto, siempre y cuando el objetivo de la alianza sea ofrecer al consumidor más y mejor.

Las alianzas son un hecho diario en este sector. Con las operadoras de telefonía, sin ir más lejos, ha habido alianzas en el mercado español que han reportado beneficios importantes al consumidor. Evidentemente, cuando la situación es más complicada, la búsqueda de oportunidades también es mayor. Se busca donde antes, tal vez, ni siquiera se pensaba.

Symbian, Windows Mobile, Android, iPhone... ¿Habrá espacio para tantas opciones o sólo algunas de ellas sobrevivirán?

El consumidor va a ser quien decida y determine si todas estas opciones son sostenibles o si, realmente, al final sólo hace falta que haya una o dos.

Por experiencia suelo ser muy cauta, porque siempre que las marcas hemos hecho predicciones muy rotundas luego quedan desacreditadas cuando el consumidor decide que le gusta una cosa distinta.

¿Sería una locura pensar en un móvil Nokia con Windows Mobile dentro de un tiempo?

No, es posible. Sinceramente, yo ya no veo nada como una locura. Hay mucho camino por recorrer.

¿Qué es más peligroso para Nokia: el iPhone o Android?

Cualquier competencia, lejos de ser peligrosa, es buena. Y sinceramente, no lo digo porque haya que decirlo. Imagínate este mercado solamente con Nokia: sería un aburrimiento, los consumidores se sentirían enfadados por no tener dónde elegir y no seríamos capaces de desarrollar cosas tan interesantes como las que estamos desarrollando.

Desde un punto de vista de marketing, cuanta más competencia, mejor. Y cuanto más reto haya en el mercado, mejor. Claro que, visto como negocio, eso ya es otro tema.

¿Así que no representan un peligro?

No. Son competencia, y como tal hay que respetarla y seguirla muy de cerca. Pero suponen un reto como el que pueden plantear Samsung o LG, por ejemplo. Exactamente igual.

Entre los usuarios del ámbito profesional, puede que la competencia del futuro no venga sólo por parte de otros móviles, sino también de los UMPC de bajo coste que tan de moda se han puesto. Además de pequeños, son incluso más baratos que ciertos terminales de gama alta, y algunas operadoras ya los empiezan a ofrecer.

Sí, puede haber competencia también por ese lado. En efecto, cada vez son más pequeños e incluso aparecen en los planes de financiación [de las operadoras], como los teléfonos. Sin embargo, también es cierto que puedes hacer unas cosas con unos que con los otros no es posible hacer.

Es un mercado muy abierto, y del mismo modo que nosotros hemos entrado en el mercado de las cámaras fotográficas o los MP3, habrá productos de otras categorías que entrarán efectivamente a competir [en el de la telefonía], sí.

Nokia N97
Nokia N97
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Durante la presentación del N97, se ha vuelto a insistir en que sus capacidades multimedia pueden llegar a sustituir a una cámara compacta o incluso de vídeo. El problema es que hace años que se viene diciendo lo mismo sin que la idea acabe de cuajar.

Estoy de acuerdo. Es algo que se viene diciendo desde hace mucho tiempo, aunque me parece que algunos teléfonos sí han llegado a sustituir a la cámara en muchos usos. Claro que para aplicaciones más serias cada uno sigue usando su estupenda cámara.

Lo que está claro, y así lo vemos en los estudios de mercado al preguntar a la gente qué es lo que busca en un teléfono móvil, es que nadie quiere ya un terminal sin cámara.

Cuando tienes una cámara de 5 megapíxeles y una óptica Carl Zeiss, como en este N97, pues puedes usarlo perfectamente para las fotos del fin de semana. Claro que si vas a hacer un bodegón maravilloso...

Sobre el precio del N97, y visto lo que ocurrió con el 5800 XpressMusic, cuyo precio final resultó ser más caro que el anunciado previamente, parece que hay cierto miedo a concretar una cifra.

Sí, creo que después de lo del 5800 XpressMusic estamos más atentos. Al final, de lo que se trata es de rango de precios. Si hablas de 500 euros, es una cifra a la que hay que sumar todos los impuestos. Si aplicas el 16% de IVA, esta cifra sube, claro, pero no porque nosotros hayamos elevado el precio.

Cuando vi lo que ocurría con el precio del 5800 XpressMusic y los comentarios [que suscitaba], pensé: "¡Qué mal nos hemos explicado!" En cada país los impuestos son diferentes, y está además el canon digital. ¡Fíjate qué sencillo es y el lío que se ha armado!

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar