• "Queremos hacer visible la indefensión que sufren la fotografía y el ...
  • "Aunque ya se está experimentando con otras tecnologías, el Blu-ray es de ...
Entrevista
GERMà RIGAU Y XAVIER SURóS, SONY ESPAñA

"Si en el futuro descubrimos que el vídeo es una prioridad para el usuario réflex, lo consideraremos"

 
22
MAY 2009

Con las recién estrenadas A230, A330 y A380 sobre la mesa, Germà Rigau y Xavier Surós -responsables de marketing de Sony España en el área de imagen digital- conversan con QUESABESDE.COM sobre estas nuevas Alpha. Con el acento puesto en lo que el usuario busca realmente en su primera SLR (diseño y facilidad de uso), según los portavoces de Sony la grabación de vídeo no tiene cabida por ahora en esta lista de prioridades. Sin pistas sobre futuros modelos, sólo se deja entrever la posibilidad de ver una versión más económica de la A900.

¿Qué aportan las nuevas Sony A230, A330 y A380 con respecto a la generación anterior?

A la hora de renovar la gama básica de cámaras réflex hemos hecho un estudio previo para ver qué era lo que más preocupaba al usuario y hemos descubierto que uno de los puntos principales era el tema del diseño y el tamaño.

Es aquí donde Sony ha hecho una apuesta más fuerte. Hemos mejorado la ergonomía para conseguir una cámara mucho más ligera y con unos diseños y acabados que le dan un valor añadido. Y no únicamente eso: también transmiten una sensación de prestigio.

Además, cuentan con un menú muy fácil e intuitivo para la gente que está empezando y también hemos añadido una mayor conectividad con el puerto HDMI, así como la compatibilidad con tarjetas SD Card.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Surós (a la izquierda) y Rigau presentaron las nuevas Alpha este miércoles en Barcelona.

Con este lanzamiento queda claro que desde que presentamos nuestra primera SLR hemos crecido como sistema y ya disponemos de una gama para cada tipo de usuario.

Nuestra intención es tener modelos referentes en cada uno de estos segmentos. A nivel profesional, disponemos de la A900, pero sabemos que el gran grueso del mercado está en la parte familiar y en aquel usuario que compra una réflex por primera vez.

Eso es lo que permite que el mercado vaya creciendo. En ese segmento es importante ser un referente, así que hay que tener claro lo que valora realmente el usuario y cuáles son las barreras que le impiden adoptar estas cámaras.

Pese al profundo cambio exterior, las nuevas Alpha son idénticas por dentro respecto sus predecesoras. ¿No hubiera sido un buen momento para introducir alguna innovación?

A nivel tecnológico ya disponíamos de unos avances muy importantes en la gama anterior, y lo que el usuario valora realmente es poder usar estas prestaciones, pero con mayor facilidad y un diseño más optimizado.

"El usuario no quiere más prestaciones, sino una mayor facilidad de uso"

En ese mismo estudio que comentábamos quedaba claro que el usuario de estos modelos no quiere más prestaciones ni es muy exigente técnicamente. Lo que quiere es una mayor facilidad de uso, entender qué significa prioridad de apertura o velocidad o saber cómo se usa la cámara en modo manual. Es ahí donde hacemos el mayor hincapié en esta gama.

A pesar de eso, no hay que olvidar que tenemos prestaciones técnicas únicas como el Live View con el enfoque más rápido del mercado, estabilizadores en el cuerpo y sistemas anti-polvo muy efectivos.

Hablando del Live View, resulta curioso que en los modelos de gama superior (A700 y A900) no esté presente esta función.

Es cierto que es una característica que se ha democratizado en los últimos tiempos y que para determinados usos puede ser un factor diferencial que la A700 no tiene.

Pero para un profesional de moda o de estudio que use la A900 creemos que la tecnología Intelligence Preview es mucho más útil.

De todas formas, de cara al futuro es posible que vayan a venir modelos con este sistema.

Con la escasa diferencia de precio entre la A230 y la A330 (unos 50 euros), ¿no corre el modelo más básico el peligro de quedar arrinconado por sus hermanos mayores?

Podría ser, pero ésta es la ley del consumismo. Tenemos una línea basada en prestaciones añadidas en cada modelo y esto es como cuando compras un coche. Según las prestaciones, pagas más o menos.

Algunos usuarios pensarán que 50 euros son mucho y preferirán el modelo anterior y otros dirán que no es tanto para lo que se ofrece de más.

Sin embargo, entre la A380 y la A700 hay un salto bastante mayor. ¿No habría que colocar algún modelo en este hueco?

Eso responde a la estructura del mercado. Hay una gran concentración en los segmentos de hasta 700 u 800 euros, y luego los segmentos por encima de este precio son más pequeños, de modo que hay que ir con cuidado con las propuestas que ofreces.

No puedes ofrecer tantos modelos en las gamas de por encima de los 700 euros porque el mercado es más pequeño.

Sony A330
Sony A330
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A330
Sony A330
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El tema de las SD Card ha levantado cierto revuelo. ¿Estamos ante el principio del fin de las MemoryStick?

Para nada. Nuestra intención es facilitar al usuario el salto de una compacta a una SLR, así que hemos cambiado las CompactFlash por tarjetas SD Card para que los compradores de las nuevas Alpha puedan aprovechar las tarjetas de memoria que ya tenían.

Pero esta propuesta no significa renunciar a las MemoryStick, que de hecho están muy presentes en estas Alpha y en el resto de nuestra gama de producto.

La gran pregunta: ¿qué ha pasado con el vídeo?

Como bien dices, es la pregunta del millón. Hay varias razones para explicar esta situación. De entrada, Sony ya tiene una gama muy amplia de cámaras de vídeo y entre ellas hay modelos con un tamaño muy reducido y que son capaces de hacer fotos.

Así que quienes busquen un modelo híbrido tienen esta opción o nuestras cámaras compactas, que también graban vídeo.

En el terreno de las réflex, teniendo en cuenta que hay otras ofertas de Sony que ofrecen estas funciones híbridas, hemos preferido dar prioridad a lo que el usuario -y no la industria- pide.

Y lo que el comprador quiere es más calidad, una experiencia más creativa, poder ampliar el producto con objetivos adicionales... Si en el futuro descubrimos que el vídeo es una prioridad para el usuario, lo consideraremos.

Así que no veremos una réflex de Sony con grabación de vídeo en 2009.

Ya veremos.

Da la sensación de que con estas pequeñas réflex Sony quiere hacer un guiño al mercado femenino.

Queremos dejar claro que no están exclusivamente dedicadas al mercado femenino, sino al mercado del usuario que entra en [el mundo] réflex por primera vez.

Y en ese segmento hay mucho usuario femenino. Ahí tenemos una gran oportunidad para ofrecer a ese público realmente lo que está pidiendo.

Saltamos a la A900. ¿Cómo ha sido su acogida en un mercado tan exigente como el profesional?

"Usar el sensor de la A900 en un cuerpo más económico es una idea que estamos considerando"

Tenemos unas ventas muy estables. Esto no significa que sean ni buenas ni malas. Cuando lanzas un producto tienes unas previsiones de ventas y está respondiendo a lo previsto.

Cuando presentamos este producto teníamos una serie de objetivos y no todos tenían que ver con las ventas. También hay que tener en cuenta que es una cámara que sirve para comunicar que nuestra apuesta por el mercado profesional es muy seria.

Tal vez sería una buena estrategia coger el sensor de la A900 e integrarlo en un cuerpo más económico, tal y como hizo Nikon con la D3 y la D700

Es una idea que estamos considerando.

Productos relacionados (3)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar