• "Nos gusta pensar que la E-30 es un estudio creativo portátil, no una ...
  • "No vemos Aperture como un competidor relevante"
Entrevista
CARLOS ORMAZABAL, FINICON

"¿Qué sentido tiene que le pongamos 25.600 ISO a la D3X si sabemos que no lo soporta en condiciones?"

 
1
DIC 2008

Las virtudes de los 24 megapíxeles de la recién nacida D3X se entrecruzan con ausencias como el mecanismo de limpieza del sensor y la grabación de vídeo. Carlos Ormazabal, el portavoz más conocido de la firma importadora oficial de Nikon para España y Portugal, compartía hace menos de una semana con QUESABESDE.COM los detalles de la réflex que hoy ha visto la luz. A saltos entre lo que la D3X es ("una SLR de estudio") y lo que no ("una Sony A900"), el representante nikonista sostiene que, si el nuevo cuerpo ha llegado, es porque "va a superar lo que ya existe".

Tras muchos años en los que Nikon ha defendido las resoluciones moderadas, la apuesta de la D3X por los 24 megapíxeles, ¿obedece a una demanda real o es una respuesta a la tendencia marcada por otras marcas en este segmento?

Nikon siempre ha apostado por la calidad de la imagen. Desde mi punto de vista, el error en su momento fue creer que sólo con eso ya era bastante. Pero, equivocadamente o no, el mercado quería píxeles y hasta que no nos hemos apuntado a esta carrera ha sido difícil remontar a nivel comercial. Ello no quita que las D1 o D2 dieran una muy buena calidad de imagen.

El reto de Nikon estaba en seguir lo que el mercado pedía -muchos megapíxeles- y en ofrecer unos niveles de calidad muy altos. La idea no es nueva, y en Nikon la hemos tenido desde siempre: una cámara de alta velocidad para prensa y otra de gran resolución pensada para estudio. La D1X y D2X tenían menos resolución, claro, pero en su momento ya era mucho.

Ahora estamos defendiendo el mismo concepto: tenemos 12 megapíxeles en la cámara de prensa y el doble en la D3X. No es para nada una filosofía extraña para Nikon.

Foto: Quesabesde / Finicon
Carlos Ormazabal, con una D3X entre las manos.

Siempre que se habla de resoluciones tan altas sale el mismo tema: ¿están preparadas las ópticas para soportar estos 24 megapíxeles o nos vamos a encontrar con sorpresas desagradables?

Desde hace mucho tiempo he defendido que a partir de los 10 megapíxeles no es que las ópticas den problemas por sí mismas, sino que la capacidad de enfoque de las cámaras -por ejemplo- se ve restringida a unos valores muy estrictos.

Por otro lado, hay también una serie de temas que no son irresolubles pero sí se complican. La difracción, por ejemplo. Con el aumento de la resolución, estas limitaciones se acentúan.

¿Es necesario cambiar de ópticas? He visto fotos hechas con la D3 y ópticas de hace veinte años que son maravillosas. ¿Perfectas? No, porque cuando coges esa foto en RAW y empiezas a analizarla, ves que tienen problemas que en la mayoría de las ópticas nuevas ya se han corregido.

Antonio Vázquez, un fotógrafo increíble y con mucho sentido común, suele hacer una recomendación excelente: si coges una óptica antigua, la usas y te va bien pero tienes que retocar algunos fallos, no hay ningún problema si la empleas en una de cada 500 fotos. Ahora bien, si la usas continuamente y tienes que retocar cada imagen, igual lo suyo sería -dependiendo del trabajo que tengas que hacer- cambiar de objetivo.

Si la D3 ya tiene una hermana pequeña, la D700, ¿veremos también una D800 más asequible basada en la D3X?

Nunca se sabe, pero en principio no hay nada y veo muy complicado que lo haya a lo largo del próximo año. Existirá una D800 -supongo- en un futuro, pero no sé si será el año que viene o dentro de dos o tres años. En estos momentos no tenemos ninguna información sobre una versión más barata de la D3X.

Aunque para una cámara de estudio como la D3X es suficiente, sorprende encontrarse con una sensibilidad máxima de 1600 ISO (con un valor forzado de 6400 ISO) cuando, con parecida resolución, la Canon EOS 5D Mark II va mucho más allá.

Vuelvo a lo que decía antes. La filosofía de Nikon es sencilla: si ésta es una cámara para estudio, es en el estudio donde tiene que rendir bien. El sensor llega hasta donde llega, manteniendo -claro- cierto nivel de calidad. A partir de ahí, puedes falsearlo, procesar mucho las imágenes, perder nitidez y color, y decir que llega a 25.600 ISO.

Pero no es el objetivo de esta cámara. Pasar de 400 ISO en estudio ya es una verdadera barbaridad, pero puedes trabajar hasta 1600 ISO y forzar a 6400, siempre manteniendo unos altos niveles de calidad.

¿Qué sentido tiene que le pongamos 25.600 ISO si sabemos que no lo soporta en condiciones? No tiene ningún sentido pisar ese terreno, sobre todo cuando no te vas a mover bien.

Así que, evidentemente, no podemos esperar los mismos resultados que hemos visto en la D3 al trabajar con sensibilidades extremas.

En absoluto, pero llevamos tiempo explicándolo. El rendimiento de la D3 es gracias a su resolución y al tamaño de cada fotodiodo. También influye el procesamiento, pero la base está ahí. Por eso se metieron "sólo" 12 megapíxeles en un sensor tan grande.

La D3X tiene el doble de megapíxeles, con lo que el tamaño de cada celda es la mitad. Eso no significa que no tenga un rendimiento muy bueno en valores ISO altos. Pero no, obviamente, no es lo mismo.

Nikon D3X
Nikon D3X
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una de las preguntas mil veces repetida en estos meses de espera: ¿el sensor es el mismo que el que utiliza Sony en su A900?

No sé si Sony utiliza este sensor. Lo que sí puedo decir es que el captor de la D3X está diseñado por Nikon para esta cámara, igual que se hizo en su momento para la D3. Para nosotros, el sensor es una pieza relevante hasta cierto punto, pero no hay que olvidar que es una pieza más.

Independientemente de quién haya fabricado el sensor, vistas las coincidencias teóricas entre la A900 y la D3X asusta comprobar que el precio de ésta será de más del doble que el de aquélla.

Aún no está confirmado el precio de lanzamiento, pero en cualquier caso, la D3X no es la Sony A900. Es el mismo razonamiento que se hizo con la D700: si tenemos la misma resolución, sensibilidad y enfoque, ¿por qué esa diferencia de precio?

Pero es que no es la misma cámara. Enfoque, construcción, recorte de alta velocidad, obturador de 300.000 ciclos... Por mucho que se crea que el sensor es lo que marca la diferencia, realmente la construcción del cuerpo y las prestaciones son la clave. Y claro, luego hay que ver la calidad de imagen que ofrece cada una.

¿Y esas diferencias cuestan 4.000 euros?

Algunas sí. Cuestan mucho más, de hecho. Siempre uso una frase de un amigo que decía que conseguir un 5% de mejora en un producto significa incrementar en un 100% el presupuesto. Y además, ese 5% sólo lo puede apreciar quien realmente lo necesita.

La Sony A900, por ejemplo, si te la llevas a un teatro para hacer fotos de 24 megapíxeles, a oscuras, y tienes que apagar la luz de ayuda del autofoco, ¿cómo enfocas? ¿A mano? La D3 o la D3x no tienen ese problema.

En definitiva, no son en absoluto comparables. Además, es un producto que está muy por encima de gamas que también son profesionales, pero a otro nivel. Si algún día sale esa versión más barata de la que hablábamos, tal vez [podríamos compararla con la A900].

La fecha de lanzamiento prevista es un poco extraña. Con la feria PMA a unos meses vista y Canon tal vez pensando en renovar sus EOS-1D y 1Ds, ¿no es una pista muy clara sobre la altura a la que tendrá que colocar su listón la competencia para superar los nuevos productos de Nikon?

Más tarde o más temprano habrá alguien que lo supere. La idea era que [la D3X] saliera este año, y sobre todo, que su calidad de imagen estuviera muy por encima de lo que se da actualmente en el mercado. Igual que pasó con la D3, Nikon no saca un producto hasta que no está convencida de que va a superar lo que ya existe.

El gran éxito de la D3 es que no ha tenido rival. Aunque hay cámaras que ya empiezan a trabajar con valores ISO muy altos, la calidad contrastada es muy superior todavía en las D3 y D700.

Esto es lo que se espera de esta cámara, que supere con creces lo que hay en el mercado. Y a partir de ahí, lo que hagan los demás...

Nikon D3
Nikon D3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y por qué no dotarla de grabación de vídeo, como se ha hecho con la Nikon D90?

Ésta es una pregunta muy recurrente. ¿Por qué no lleva vídeo? ¿Y por qué no lleva limpieza del sensor? ¿Y por qué no lleva...?

Sí, la ausencia de un sistema de limpieza del sensor también es muy significativa.

Pero es que son desarrollos totalmente diferentes. La D3 y la D3X van por un lado; la D700 va por otro, y la D90, por el suyo. La D3X empieza a desarrollarse mucho antes que cualquiera de éstas, y en ese momento, hace casi cuatro años, no entraba la limpieza [automática del sensor] porque prácticamente nadie sabía lo que era.

Se pregunta a los profesionales: ¿qué quieres que tenga el nuevo modelo? Y el profesional dice que una sesibilidad estupenda, así que los desarrolladores se ponen manos a la obra para ver qué se puede hacer.

Nadie pidió [el sistema de] limpieza. De hecho, todavía estoy esperando a que alguno de los muchos que trabajan con la D3 en un campo de fútbol venga a quejarse por la ausencia de un sistema de limpieza en el sensor. Claro que lo agradecen, pero no es una exigencia tan vital como otras.

La D700 empezó a desarrollarse más tarde [que la D3], y dado el tipo de producto que es se decidió que la limpieza podía ser un factor interesante.

¿Y la grabación de vídeo? Parece que el enfoque que da Nikon a esta prestación es muy diferente al de Canon. Nikon apuesta por acercarlo a la gama media, mientras que Canon lo ha introducido en un modelo de corte profesional.

El desarrollo de la D90 no tiene nada que ver con el de la D3X ni con el de la D3, y por eso estas cámaras no llevan vídeo. A partir de ahora, seguro que todas las cámaras de aficionado van a llevar vídeo; lo tengo claro. No tengo tan claro que, al menos a corto plazo, pase lo mismo con las profesionales.

En mi opinión, dada la actual situación del mercado, Canon necesitaba sacar un producto profesional que llamara la atención para compensar los problemas de la EOS-1D Mark III. Creo que la idea era dejar claro que no habían perdido el tren y seguro que el próximo año sacarán más cosas en esta línea.

Pero, ¿el profesional pide vídeo?

Pues aunque a mí me ha sorprendido, parece que sí. No lo piden los fotógrafos profesionales, sino que lo hace el canal de ventas. Los vendedores son los primeros en decir que el tema del vídeo es algo que se venía pidiendo en las réflex. Yo pensaba que era más bien cosa de las agencias de prensa, pero se ve que no.

No es fácil de resolver. No basta simplemente con meterle reproducción de vídeo, sino que hay muchos temas que hay que resolver todavía en una réflex: ergonomía, ópticas, audio, enfoque automático... Aun así, está claro que es una tendencia imparable.

¿Cuándo la incorporará Nikon en la gama profesional? Pues no te lo sé decir. Yo creo que la siguiente generación lo tendrá porque aún le quedan años a la actual. A la D3 le quedan dos años de vida, y a la D3x también dos o tres como mínimo.

Nikon D90
Nikon D90
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Acabando ya con el tema del vídeo, sorprende que Nikon haya sido la primera en dar este paso con la D90, teniendo en cuenta los años que otras funciones, como la limpieza automática o la previsualización en pantalla, han tardado en llegar a su catálogo.

Creo que Nikon nunca ha dejado de estar a la vanguardia en ciertos momentos. Lo que pasa es que su filosofía de trabajo y desarrollo es muy distinta posiblemente a la de otros fabricantes.

Nikon es menos dada a poner "gadgets" en función de lo que el mercado pide, y esto a veces le ha pasado factura. Pero hemos sido los primeros en apostar por la conexión Wi-Fi en nuestras cámaras de gama profesional o los únicos que ofrecen un software, el Capture NX, competitivo.

A veces se habla mucho de unas funciones, pero nos olvidamos de otras. El recorte de imagen, por ejemplo: nadie más lo ofrece, aunque no es Nikon la única firma que trabaja con diferentes formatos [FX y DX].

¿Así que el recorte no es un apaño para acoger las ópticas DX?

¿Es un apaño que cualquiera de nuestras cámaras con esta opción puedan utilizar ópticas de hace 50 años? Pues vivan los apaños. La idea es buscar la máxima compatibilidad con absolutamente toda la gama de productos, y eso no lo hace nadie más.

El recorte [en las ráfagas] de alta velocidad es una herramienta que muchos fotógrafos que trabajan con el formato completo utilizan como una ventaja.

¿Merecen algún crédito los eternos rumores sobre la introducción de un estabilizador de imagen en el cuerpo de la cámara?

En absoluto. La estabilización de Nikon siempre estará en la óptica. Es la opción que más calidad ha demostrado dar.

Hablando de rumores: en los últimos meses han corrido ríos de tinta sobre un supuesto formato MX de Nikon, con un sensor mayor que 24 x 36 milímetros.

Es un rumor más. Hay gente que tiene mucha imaginación, pero la verdad es que por ahora no tenemos ninguna noticia que haga prever un formato distinto al de 35 milímetros en los próximos años.

Lo que ocurre es que con la cantidad de patentes que tiene Nikon y las numerosas líneas de investigación que hay abiertas, no descarto que haya alguna que pueda ir en esa dirección. Pero seguro que no es nada que comercialmente vayamos a ver en los próximos años.

¿Y alguna propuesta para esa nueva categoría abierta por el estándar Micro Cuatro Tercios?

Ocurre lo mismo. Lo desconozco, pero dudo mucho que haya algo a corto plazo. Como comentábamos antes con otras funciones, sólo si realmente ofrece algo interesante al usuario, Nikon apostará por ello.

No me parece que [el estándar Micro Cuatro Tercios] sea una revolución. Soy de la opinión de que a la fotografía digital le queda todavía muchísimo y que estamos usando todavía sistemas réflex de hace 60 ó 70 años. Quitar el espejo puede ser una gran ventaja, pero tiene por otro lado unos inconvenientes que parece que todavía no están correctamente resueltos.

La tecnología da muchas opciones, y luego cada uno escoge la vía que más le interesa.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar