• "Hay fotógrafos haciendo cosas interesantes, pero no sé si cuando tengan ...
  • "Ahora gano menos pero mi trabajo tiene más sentido"
Entrevista
BELLAMY HUNT, CAZADOR DE CáMARAS

"Lo mío con las cámaras es una obsesión"

18
Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
19
NOV 2013

Dicen que hay un hombre en Tokio capaz de encontrar cualquier cámara fotográfica y hacérnosla llegar hasta la puerta de casa. Dicen que, si él no puede encontrar lo que andamos buscando, es que no existe. Dicen también que es británico, que hace diez años que vive en Japón y que responde al nombre artístico de Japan Camera Hunter, aunque en realidad se llama Bellamy Hunt. En Quesabesde hablamos recientemente con él. No quiso confesarnos cuál era la cámara más cara que había conseguido para un cliente, pero sí nos explicó en qué consiste su trabajo, por qué lo hace y por qué es el mejor en ello.

Te llamas Bellamy Hunt pero eres más conocido como Japan Camera Hunter, es decir, el cazador de cámaras de Japón. ¿Quién eres realmente y a qué te dedicas?

Bueno, ciertamente soy Bellamy Hunt y a la vez Japan Camera Hunter. Lo de Japan Camera Hunter es como una imagen, una marca. Soy del Reino Unido y llevo diez años viviendo en Japón. Durante un tiempo estuve trabajando en la industria del suministro de equipos fotográficos y luego decidí montar mi propio negocio.

Lo de Japan Camera Hunter salió de forma natural. Vivo en Japón, me gustan las cámaras y mi apellido es Hunt (cazar en inglés). Me pareció que podía funcionar y terminó convirtiéndose en una imagen. Me ha pasado varias veces que la gente me ha parado por la calle para preguntarme si soy Japan Camera Hunter, pero nunca si soy Bellamy Hunt. Me he convertido en una imagen, en Japan Camera Hunter. Y lo que empezó como una pequeña página web se ha convertido en mi trabajo a jornada completa.

fotografía química
Bellamy Hunt, en un retrato cedido a Quesabesde. | Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

¿Cómo es entonces tu día a día?

¡Trabajo muchísimo! A diferencia de lo que muchos puedan pensar, cuando trabajas solo y en tu propio negocio no tienes mucho tiempo libre para hacer lo que quieras. Soy responsable de una página web muy popular ahora mismo. Me levanto a las siete de la mañana y lo primero que hago es mirar el correo electrónico. Suelo tener entre 30 y 50 mensajes por contestar, lo cual hago inmediatamente.

A continuación escribo el artículo de la sección “In your bag” (“En tu bolsa”) y termino cualquier artículo que tuviera empezado. Ese trabajo me lleva hasta media mañana. Desayuno y decido lo que voy a hacer el resto del día. A veces tengo que ir a encontrar una cámara, otras tengo que enviar material o incluso puede que tenga un día lleno de reuniones con clientes. Depende del día.

fotografía química
"La Zeiss Ikon [en la imagen] es una cámara estupenda, pero ya no la fabrican; cuenta con un obturador electrónico y el visor es estupendo, pero es más frágil y se puede romper fácilmente." | Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

"Sin duda alguna Japón es un lugar perfecto para encontrar cualquier tipo de cámara, probablemente el mejor"

Pero hay una cosa que no cambia: mi jornada laboral empieza a las siete de la mañana y suele alargarse hasta la medianoche. Es agotador, no hay duda. Y no me quejo. Adoro mi trabajo, de verdad. No quiero parar de hacer lo que hago.

Siempre hace falta más tiempo. Cuando por ejemplo contesto correos electrónicos, recibo nuevas respuestas, y entonces tengo que volver a escribir más correos. Es un trabajo interminable. Pero para mí es muy importante responder con rapidez y mucha profesionalidad a todos esos correos.

¿Es Japón el único país en el que podrías realizar un trabajo así?

Para nada. Creo que podría hacer esto en cualquier sitio. Tengo esa habilidad. He estado en este negocio el suficientemente tiempo como para poder hacer esto en cualquier parte. No estoy restringido a Japón, es simplemente que ahora vivo aquí. Pero tengo el convencimiento de que Japan Camera Hunter acabará teniendo alcance mundial, que se convertirá en algo como World Camera Hunter.

Pero Japón parece un buen lugar para encontrar cualquier tipo de cámara.

Sin duda alguna. Es un lugar perfecto. Probablemente el mejor.

fotografía químicafotografía químicafotografía químicafotografía químicafotografía químicafotografía química
Pasión por Leica

Hunt no oculta su amor por la mítica firma germana. En estas imágenes, las Leica M6 (con la correa), MP-6 (con el vistoso parasol) y M3 (en el resto de fotos)

fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

Más que una pasión, lo tuyo con la fotografía y las cámaras parece una obsesión. ¿Es así?

¿Cómo diferenciarías tú un concepto del otro? Si nos centramos en equipos fotográficos, entonces sí es una obsesión. Si nos limitamos a la fotografía propiamente dicha, entonces lo considero una pasión. Lo que quiero decir es que siento la necesidad de buscar, encontrar y usar las mejores cámaras que hay disponibles, mientras que con la fotografía no me siento obligado a hacer una foto, simplemente la hago cuando me apetece.

Tus búsquedas se centran en cámaras de película. No parece interesarte mucho el mundo digital.

Cierto. He usado y uso cámaras digitales para ciertos trabajos. En el pasado, y por cuestiones de trabajo, tenía que usar cámaras digitales, pero siempre que ha sido algo personal he preferido los equipos analógicos.

"Me gustan las cámaras digitales, las uso a diario y no las odio, pero son una porquería"

Cuando empecé con Japan Camera Hunter me di cuenta de que ya no tenía que hacer fotos a nivel profesional. No me hacía falta porque eran fotos para mí mismo. Entonces lo de disparar con película se convirtió aún más en una pasión.

Me gustan las cámaras digitales y las uso en mi página web a diario. No odio las cámaras digitales, aunque son una porquería, pero me encanta disparar con película.

¿Cuál es la petición más rara que te han hecho?

No considero nada demasiado extraño, ya que simplemente se trata de lo que apasiona a una persona. Algunos clientes me han pedido buscar cámaras de juguete, otros me piden cámaras Leica de coleccionista...

Pero creo que la petición más rara que me han hecho fue de algo que nada tenía que ver con la fotografía: una bicicleta. Era una persona que vio que a mí me gustaban las bicicletas y me escribió preguntándome si podía conseguirle un modelo en concreto que sólo se vendía en Japón. Durante unos días me convertí en Japan Bike Hunter.

Un Konica Hexanon 60 mm f1.2. "Todo el mundo quiere uno de éstos", explica Hunt cuando se le pregunta por lo más difícil de encontrar. | Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

¿Y cuál sería la cámara más difícil de encontrar?

Hay varias cámaras que son muy difíciles de encontrar. Y no sólo cámaras: también objetivos, como el Konica Hexanon 60 mm f1.2. Todo el mundo quiere uno de éstos.

Pero la dificultad a la hora de encontrar una cámara es algo subjetivo. Nada es demasiado difícil de encontrar si tienes suficiente dinero. En el fondo todo se reduce a cuánto estás dispuesto a pagar. Yo puedo encontrar cualquier cosa, lo que sea. Si alguien quiere algo, va a tener que pagar por ello, especialmente si la persona que lo tiene no quiere venderlo.

Pero sí, hay cámaras que son muy complicadas de encontrar. La Canon QL17 es una de ellas. De hecho, no es que sea difícil dar con ella: lo que cuesta es encontrar una que esté en buenas condiciones y a buen precio. Es frustrante, pero al final siempre encuentro lo que me piden.

"La Canon QL17 es una cámara muy complicada de encontrar. No es que sea difícil dar con ella: lo que cuesta es encontrar una que esté en buenas condiciones y a buen precio. Es frustrante, pero al final siempre encuentro lo que me piden"

japan camera hunter
Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

Hablando de dinero, ¿cuál es la cámara más cara que ha pasado por tus manos?

No tengo autorización para hablar de la cámara más cara que ha pasado por mis manos porque era para un cliente muy exclusivo, pero ha habido otras. Tuve una Leica M3 en mis manos que estaba valorada en más de 33.000 euros. Y la cámara más cara que he vendido tenía un precio de casi 50.000 euros. No me preguntes qué cámara era: tampoco estoy autorizado a hablar de ella.

Eso es mucho dinero.

No tanto. En el mundo de la fotografía no es tanto. Para nosotros sí, pero en ese mundo no, aunque el 99% de mis clientes suelen gastarse una media de unos 800 euros.

¿Cuál es la cámara más buscada ahora mismo?

Hay varias que van muy buscadas, como las Ricoh GR, GR1, GR1s y GR1v. Todo el mundo quiere una de éstas. También van muy buscadas las Contax T2 y T3, y por supuesto la Leica M6. Todos quieren una Leica M6 barata. Y no lo son.

¿Le pondrías gasolina de la barata a tu mejor coche? Entonces no puedes comprar una cámara de éstas tirada de precio porque luego vas a tener que repararla y te va a costar aún más dinero. Si te gastas el dinero que vale, la cámara va a durarte toda la vida.

fotografía químicafotografía químicafotografía químicafotografía química
Las más buscadas

Las Contax T2 (en las dos primeras imágenes) y T3 y las Ricoh GR, GR1, GR1s y GR1v se hallan entre las cámaras de película con mayor demanda del momento

fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
fotografía química
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

Digamos que quiero comprar una buena cámara telemétrica. ¿Cuál me recomendarías?

La Leica M6. La considero una de las mejores. A algunas personas les gusta la Zeiss Ikon. Es una cámara estupenda, pero ya no la fabrican; cuenta con un obturador electrónico y el visor es estupendo, pero es más frágil y se puede romper fácilmente. En mi opinión, si me preguntas por una buena cámara telemétrica, la respuesta es la M6.

¿Qué te lleva más tiempo, dar con una cámara en concreto o explicarle al cliente por qué aquella vieja cámara vale tanto dinero?

Ninguna de esas dos cosas. Lo que lleva más tiempo es el envío de la cámara, de verdad. Para mí encontrar una cámara es muy fácil porque tengo mucha experiencia y lo he estado haciendo mucho tiempo. Sé exactamente lo que el cliente quiere.

De igual manera, el cliente también sabe lo que quiere. Yo le presento las distintas opciones que hay y la elección suele ser muy rápida. Entonces ya sólo queda enviar la cámara. Por mi parte, me aseguro de que mis clientes queden satisfechos. Si el cliente sabe lo que quiere, el proceso es muy rápido.

japan camera hunter
Hunt cuenta entre sus numerosas cámaras con una Nikon FE2 equipada con un 45 mm f2.8. "La adoro." | Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

Entonces, ¿qué pasos tiene que seguir un cliente para que tú le encuentres una cámara y pueda recibirla rápidamente?

En mi página web está la sección “Find me a camera” (“Encuéntrame una cámara”), desde donde se puede gestionar todo el proceso. Cuanta más información me dé el cliente, mejor. ¿Qué cámara quiere? ¿Cuánto dinero quiere gastarse? ¿Para qué la va a utilizar? ¿Qué tipo de fotografía le gusta? Todo es relevante. Entonces yo tengo una visión más clara del cliente y de la cámara que necesita.

Muchos clientes me han escrito diciéndome que quieren comprarse una cámara compacta y preguntándome cuál es la mejor opción. Les contesto que esa decisión no me toca hacerla a mí. Yo no voy a decirles qué cámara tienen que comprarse. Ésa es una decisión personal. Por eso en mi página web tengo tantos artículos acerca de los distintos tipos de cámaras que hay en el mercado. De ese modo el cliente puede decidir qué quiere exactamente y contármelo a mí después. Entonces yo le digo qué opciones hay, y empieza la búsqueda.

¿Cuáles son tus honorarios?

Mi sistema es muy simple. Cargo el precio de la cámara que encuentro. No añado nada. No hay tarifas ocultas. Es el precio de la cámara más un precio establecido por mi trabajo. Por ejemplo, supongamos que tenemos una cámara que vale 15.000 yenes [unos 113 euros al cambio]. Todo el material que vale entre 10.000 y 100.000 yenes [entre 75 y algo más de 750 euros] tiene un recargo de 10.000 yenes. Si el precio de la cámara oscila entre 100.000 y 200.000 yenes [entre 755 y poco más de 1.500 euros], entonces el recargo es de 20.000 yenes [unos 150 euros]. Y así sucesivamente. Es un sistema simple, directo y claro.

No hay costes adicionales ocultos. Únicamente el del envío del paquete, claro. No quiero que la gente piense que estoy subiendo el precio de la cámara ni nada parecido. Quiero que el cliente quede completamente satisfecho y pague lo que vale la cámara, nada más.

"La película no está muerta, simplemente está cambiando. En su momento muchos afirmaron que el vinilo había muerto, y no ha sido así. Se está convirtiendo en algo más exclusivo y caro, en algo más creativo y distinto." En la imagen, una Kodak Retina llc con un Rodenstock Heligon 50 mm f2.8

japan camera hunter
Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

Imaginamos que en más de una ocasión habrán intentando estafarte. Es decir, algún cliente habrá intentado recibir la cámara antes de sacarse la cartera del bolsillo.

Sin duda, pero no lo han conseguido. No soy estúpido. Si no pagan, no hay envío. Pero siempre hay gente así, que quiere estafarte y usan tarjetas de crédito falsas, por ejemplo. También eso forma parte de este trabajo, así que lo acepto.

Algunos pensarán que lo que tú ofreces es lo mismo que ofrece eBay. ¿Qué le dirías a alguien que dice haber encontrado la misma cámara que tú quieres venderle por, digamos, 300 euros menos en el popular portal de subastas?

Le diría que me parece estupendo. Que se la compre. Yo no soy eBay y no me gusta eBay. Yo busco y encuentro la cámara que se ajusta a lo que el cliente quiere, que se ajusta a sus necesidades. Me aseguro de que funcione y busco la mejor opción para el dinero que el cliente se quiere gastar. Comprar en eBay es como jugar al azar. Puedes conseguir algo bueno o algo desastroso.

¿Tienes una tienda donde los clientes puedan comprar cámaras?

No tengo tienda física, no quiero eso. Me ligaría demasiado a un sitio, y yo quiero cierta libertad. Pero sí tengo una tienda on-line que se puede consultar a través de mi página web. Pero estoy sopesando nuevas ideas y proyectos sobre este tema.

japan camera hunterjapan camera hunterjapan camera hunterjapan camera hunter
El Japón del cazador

"Me encanta la street photography, o como sea que se llame este tipo de fotografía. Yo la veo más como fotografía de situación. Simplemente estoy en un lugar, siento que quiero hacer una foto y la hago." Hunt suele llevar siempre encima una Leica MP-6

japan camera hunter
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
japan camera hunter
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
japan camera hunter
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)
japan camera hunter
Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

Además de encontrar todo tipo de cámaras, también te dedicas a la fotografía. ¿Qué tipo de fotos te gusta hacer y dónde podemos ver tus trabajos?

La verdad es que es complicado ver mis trabajos, por desgracia. No acostumbro a mostrar mis proyectos on-line. Me encanta la street photography, o como sea que se llame este tipo de fotografía. Yo la veo más como fotografía de situación. Simplemente estoy en un lugar, siento que quiero hacer una foto y la hago. Suelo llevar siempre una cámara encima, y si algo llama mi atención, hago la foto.

¿Qué puedes contarnos de tu colección personal? ¿Cuántas cámaras posees?

Déjame que eche un vistazo… ¿Quieres una respuesta honesta o una respuesta en plan “no puedo decírtelo”?

Honestidad ante todo.

Pues si hablamos de cámaras que realmente uso, tengo tres. Para empezar, una Leica MP-6 de edición limitada que solo se vendió en Japón. La compré porque era una MP y estaba a buen precio, y fue como una confirmación de que podía encontrar lo que fuera. No la vendí porque me encantaba y me la quedé. Mi otra cámara es una Leica M3 negra que yo mismo he personalizado y que me encanta. Es preciosa. Ésas son mis dos cámaras principales. Y por último tengo una Nikon FE2 con un 45 milímetros que también adoro.

Tengo muchas otras cámaras, pero no las uso. Simplemente las tengo almacenadas. No estoy seguro de si algún día las venderé o me las quedaré. Pero esas tres que he mencionado… ésas nunca las vendería. Son las tres cámaras que me llevaré a la tumba.

Esta Leica M3 personalizada es una de "las tres cámaras que me llevaré a la tumba", explica Hunt

fotografía química
Foto: Bellamy Hunt (Japan Camera Hunter)

¿Qué le dirías a alguien que está convencido de que la película está muerta?

Le diría que no está muerta, que simplemente está cambiando. En su momento muchos afirmaron que el vinilo había muerto, y no ha sido así. Es más caro de lo que solía ser, pero sigue existiendo y la gente lo sigue demandando. Con la película sucede lo mismo. Se está convirtiendo en algo más exclusivo y caro, en algo más creativo y distinto a otras cosas. Si piensas que la película está muerta, ven a mi página web y escribe eso mismo en la sección de comentarios, y verás cuánta gente te dice que estás equivocado.

¿Y qué pasa con las redes sociales y los smartphones? ¿Estamos ante una revolución o una evolución de la fotografía?

Son un mal necesario. Yo uso Instagram con mi smartphone, pero no hay que olvidar que son simples herramientas y que no podemos dejar que dominen nuestras vidas. Pero está claro que son otro medio más para producir algo, para ser creativos. Aunque no nos engañemos: hacer una foto al día de ti mismo no es creatividad. Pero es cierto que hay gente que hace cosas interesantes. Es diferente a la fotografía con película.

Fuentes y más información
18
Comentarios
Cargando comentarios