• "Los megapíxeles son una obsesión del público creada por los fabricantes"
  • "El retoque con ordenador es más rápido, pero el resultado no es tan bueno"
Entrevista
ÁNGEL MARTíNEZ, FOTóGRAFO DEPORTIVO

"Con una compacta también se puede hacer 'la foto'"

 
23
NOV 2003
Eduardo Parra   |  Madrid

Aparece sereno por fuera, pero nervioso por dentro. Confiesa que no le gusta salir en las fotos, y que no sabe cómo posar. Se escabulle rápidamente y reconoce que ésta es su primera entrevista. Rápidamente, pierde el miedo. Se ve que sabe de lo que habla y que habla de lo que sabe. Quizás no se le reconozca por la calle, pero no hay duda que al menos alguna foto suya habremos visto. Antes, fotoperiodista deportivo en el diario AS; hoy, fotógrafo oficial del Real Madrid: Ángel Martínez. Sin ánimo de ofender sensibilidades futbolísticas -siempre a flor de piel-, QUESABESDE.COM se adentra en el universo de la fotografía deportiva a través de este profesional.

La primera, que sea directa: ¿qué cosas hace un fotógrafo en un club deportivo de estas dimensiones?

Con muchos años de experiencia en el mundo de la fotografía deportiva, Ángel Martínez considera que las cámaras SLR digitales ya dan la calidad y velocidad necesarias para su trabajo.
Pues todo lo que es soporte grafico del club: material para otras publicaciones, la página web, las revistas del club, fotos para marketing, algunos eventos y las fotos oficiales.

O sea: trabajar aquí implica fotos, viajes y fútbol... ¡Tu trabajo es un chollo!

¡No! Visto desde fuera puede parecerlo, pero este trabajo es muy sacrificado. Muchos viajes, muchos días fuera de casa... El club está en muchas competiciones, y esto significa muchos partidos y mucho trabajo. Parece bueno, pero no lo es tanto.

¿Cuántos años llevas haciendo fotografía deportiva?

Pues llevo unos doce haciendo fotos deportivas de todo tipo, y más o menos los últimos cinco o seis haciendo fútbol.

¿Es lo mismo hacer fotos de fútbol que de otros deportes?

Básicamente, es lo mismo. Requiere rapidez de reflejos y un poco de intuición, aunque quizás el fútbol tiene sus particularidades. Cuando haces muchos partidos, ya sabes qué va a pasar. Si Roberto Carlos sube por la banda, por ejemplo, sabes que al final va a centrar.

Si algo tiene la fotografía futbolística, es que requiere de un equipo de calidad...

Bueno, antes las fotos se hacían con un 6 x 6 detrás de la portería, y ya está. Otros traían sólo un 50 mm y se ponían junto a un poste. Otros iban con un 70-200 mm, y nada más. Ahora parece que cuanto más tele, mejor... Pero tampoco es así. Con un 300 mm que sea f2.8 -porque casi todos los partidos son de noche- y un multiplicador 1.4, suele ser suficiente. Pero eso sí: la cámara tiene que ser rápida, tanto en su ráfaga como en su procesamiento. Porque si no...

Foto: Ángel Martínez

¿Se deduce de esto que, en este tipo de fotografía, el equipo es lo que más cuenta?

No, no. El fotógrafo es más importante. Un buen equipo es necesario, pero siempre prima el ojo del fotógrafo para ver con anticipación el gesto, el júbilo del gol, la rabia de la falta...

¿Y de qué dispones tú para hacer todo esto?

Pues aquí tenemos una Canon EOS-1D; una D60; varios objetivos, todos ellos ultra-sonic, desde un 300 mm, f2.8, hasta un 17-35 mm, f2.8; un par de flashes, y una Canon G2.

¡Una compacta!

Sí, la G2 es utilísima para fotos espontáneas en partidos. Esas fotos rápidas en las que no te da tiempo a cambiar de objetivo, o en las que no puedes quitarte la mochila. Todos los fotógrafos profesionales llevan ya su compacta como cámara de complemento, además de la réflex. Con una compacta, también se puede hacer "la foto".

Foto: Ángel Martínez

Si pudieras cambiar de equipo -fotográfico, se entiende-, ¿lo harías?

No cambiaría. Cuado llegué al club, no había nada, y yo fui quien recomendó comprar Canon. Es más rápida en cuerpos y ópticas, aunque ahora estoy escuchando auténticas maravillas de la calidad y velocidad de la nueva Nikon D2H.

Por lo que veo, el carrete está olvidado.

Casi. El 90% de las fotos que hacemos son digitales. La foto oficial del equipo se hace con placas 9 x 12, pero casi todo lo demás es digital. Nosotros hemos tirado pósters de hasta 50 x 70 partiendo de las fotos digitales, con resultados más que aceptables.

Vamos, que las ventajas del digital...

¡Todas! La fotografía digital ya da calidad y velocidad. Puedes prescindir del carrete perfectamente.

Antes comentabas que para la foto deportiva es necesaria mucha velocidad de respuesta, de procesamiento de imagen y de ráfaga, y precisamente quizás sean estos los puntos que más se suelen criticar en las cámaras digitales.

Las ráfagas ya son casi perfectas. En todo el tiempo que llevo con digital, sólo me he quedado tirado dos veces. Cierto es que en una jugada completa con gol y celebración puedes tirar ráfagas de 25 fotos y quedarte justo. Pero cuatro segundos más tarde, puedes volver a tirar otra nueva ráfaga.

Foto: Ángel Martínez

A pesar de lo que comentas, hoy día hay una guerra entre defensores del carrete y defensores del píxel. ¿Cómo crees que acabará esto?

La fotografía digital se impondrá del todo, aunque el carrete no se perderá. Hay algunas revistas que piden calidad extrema o grandísimas ampliaciones; a otros, les gusta el encanto del grano... Para eso sí puede quedar la película. Sin embargo, para prensa no hay color.

De vez en cuando, aparecen algunas innovaciones, como el sensor X3 de Foveon o el sistema Cuatro Tercios de Olympus. ¿Cómo ves estos avances?

No los conozco mucho, pero empezar un sistema desde cero, completamente de nuevas, lo veo muy difícil. La ventaja de Nikon y Canon es que han conseguido imponer rápidamente la compatibilidad del carrete con lo digital. Tú puedes trabajar en digital casi igual que con carrete. Los cuerpos son casi iguales y los objetivos son los mismos... No hay diferencia. Y los profesionales ya tenían su equipo.

Adentrémonos un poco en el terreno menos técnico. Entre tanta vorágine deportiva y tanta velocidad, ¿intentas transmitir un mensaje en tus fotos o eso queda para lo que no es fútbol?

Siempre se busca el mensaje, aunque quizás no como se haría en otra foto. Aquí tenemos que transmitir todo lo que significa el club: un cúmulo de estrellas, el momento dulce por el que está pasando... Hay que transmitir la grandeza del club en cada foto.

Foto: Ángel Martínez

¿Y te queda tiempo para hacer "arte"?

Se echa de menos hacer esas fotos más personales. La foto futbolística requiere, ante todo, rapidez, y esto te limita. No puedes buscar el detalle de la cara del aficionado con su bufanda que está detrás de ti. Aunque en vacaciones intento hacer todo lo que no puedo en el campo.

¿Qué equipo personal utilizas?

Tengo una EOS D30, que no es gran cosa pero va de sobras para lo que hago, y una IXUS v3, que es una auténtica joya. Esta es la que llevo siempre en el cinturón.

Para finalizar, nuestra ya habitual pregunta: ¿cuál es la foto que más recuerdas?

La de Zidane cuando marcó el gol en Glasgow que dio la novena Copa de Europa al Real Madrid. Fue una secuencia completa que saqué casi por casualidad. Había casi 300 fotógrafos acreditados y no encontré hueco. Me puse entre un fotógrafo y una cámara de televisión, y tuve la suerte que Zidane se paró casi delante de mí. Fue muy especial: casi nadie tuvo esa foto y, además, Zidane es mi favorito.

Foto: Ángel Martínez

¿Y la que te gustaría hacer?

No sé... [Se lo piensa mucho] De verdad que no lo sé...

¿Quizás es que ya has hecho todo lo que querías?

No, que va. Nunca acabas de hacer "la foto". Siempre se puede llegar a ser mejor.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar