• Vlad Sokhin: "Pude ver el miedo en sus ojos"
  • Jasper Doest: "Tómate tu tiempo y la magia llegará"
Con texto fotográfico

"En esta profesión somos un poco inconscientes" Emilio Morenatti

7
Foto: Emilio Morenatti (AP)
14
NOV 2013
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

En un escenario de manifestaciones por huelga general que degeneraron puntualmente en una batalla campal se labró Emilio Morenatti uno de los premios en la última edición del World Press Photo. El fotoperiodista español buscó una composición que diera fuerza al rostro de la mujer que pedía auxilio tras el escaparate destrozado. Preguntado en repetidas ocasiones sobre la cobertura realizada por la prensa de estos hechos y no de la manifestación -mayoritariamente pacífica-, el de AP defiende que los comercios quemados en el centro de Barcelona fueron noticia ese día.

Emilio Morenatti

Este día comenzó con una serie de manifestaciones producto de una huelga general. Las manifestaciones al principio parecían pacíficas, pero al final todo acabó en la violencia de un escenario casi bélico.

Ninguno de los que estábamos ese día cubriendo toda la actividad que había en Barcelona -a pesar de que hubo algo de violencia con carreras aquí y allá- pensó que aquello pudiera terminar en los disturbios que generaron ese enfrentamiento entre policías y manifestantes. La policía terminó yéndose del lugar y los manifestantes estuvieron campando a sus anchas, quemando comercios y mobiliario urbano y provocando un gran destrozo general.

A mí me recordó un poco a otros escenarios que he fotografiado. Lo único que faltaba era fuego real para tener un escenario bélico. Cuando vimos los primeros comercios incendiándose observamos a una persona que imploraba auxilio dentro de una tienda. Ahí estaba Mireia pidiéndonos ayuda, creo, a los fotógrafos que estábamos allí, un poco para que le sirviéramos de parapeto frente a los manifestantes que estaban intentando romper su establecimiento y penetrar dentro para saquear el negocio.

"Cuando estás trabajando en una situación de peligro, a pesar de que intentas cubrirte la espalda estás concentrado en lo que estás haciendo. Y si ocurre algo, pues ocurre"

Recuerdo el estado de pánico de Mireia. Estábamos una serie de compañeros fotografiando el momento. Yo intentaba ver con claridad su rostro a través de aquellos cristales rotos y componer rápidamente alguna imagen que contara aquella situación. Al final el resultado es la [fotografía] que vemos aquí. Hice varias imágenes y me quedé con dos de entre ocho que estaban bien compuestas.

Uno siempre tiene en cuenta el peligro que puede venir por parte de los manifestantes violentos. Lo que ocurre es que en esta profesión somos un poco inconscientes. Cuando tú estás trabajando en una situación de peligro, a pesar de que intentas cubrirte la espalda estás concentrado en lo que estás haciendo. Y si ocurre algo, pues ocurre.

Aunque estaba un poco preocupado por eso, el 90% o 95% de mi concentración radicaba en componer esa imagen rápidamente y dedicar esos 10 o 15 segundos que necesitaba a obtener una fotografía lo más clara posible para que se entendiera ese preciso instante.

Cuando terminó todo conseguí el número de teléfono de Mireia y estuvimos hablando. Es una mujer muy valiente y dice que esa foto le cambió de alguna forma ciertas perspectivas. Incluso la vida de alguna manera, porque ahora la conoce mucha gente y la reconocen por la calle.

Es curioso como alguien que es anónimo puede pasar a ser un personaje popular, iconizando un momento que se puede llamar de resistencia. Porque lo que hizo Mireia fue básicamente abrir su tienda cuando los manifestantes estaban boicoteando a todo aquel que decidió ese día abrir su comercio.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

7
Comentarios
Cargando comentarios