• Juan Antonio Guerrero: "Son terroríficamente bellos"
  • Fabio Bucciarelli: "Al llegar a la región afectada por el terremoto te ...
Con texto fotográfico

"Esta foto plasma el cariño, la intimidad y la complicidad que siento cuando bailo tango" Emilie Hallard

 
Foto: Emilie Hallard
16
ABR 2009
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Una forma particular e inusual de entender la fotografía se desprende del porfolio de Emilie Hallard. Como si de un diario íntimo y oscuro se tratase, la fotógrafa francesa -cuyos referentes son Daido Moriyama y Ricky Dávila- afirma que entiende la fotografía como un modo de captar lo cotidiano y lo extraordinario con imágenes poéticas y emotivas. Hallard es cocreadora del festival independiente "Caja de luz", en el que conviven fotografía de autor, fotorreportaje y debate.

Emilie Hallard

Tomé esta fotografía en Marsella, en febrero de 2006. Era una época en la que yo estaba apasionada por Argentina; tenía muchas amistades de allí y dedicaba mi tiempo libre al tango.

El tango se baila con los brazos, no con las piernas. Es como un abrazo mediante el cual el hombre guía a la mujer en los movimientos, tocando de una forma determinada la espalda de su pareja. Es por eso que esta foto sólo podía titularse "El abrazo".

Pero, por encima de todo, el tango es un lenguaje corporal en el que, cuando hay conexión entre la pareja, hay cariño, más que sensualidad.

Yo intenté conjugar este lenguaje corporal con la fotografía, y no lo plasmé en forma de reportaje, sino como si fuera un diario íntimo. Buscaba la felicidad que se ve en los rostros, sobre todo en el de las mujeres, y lo hice como fotografío normalmente, de forma muy visceral, respondiendo más a un impulso que a un pensamiento concreto.

Los bailarines de la imagen eran una pareja muy buena y se aislaron en una esquina, buscando la intimidad propia del tango. Las sombras me ayudaron a reforzar esa idea. Esta fotografía plasma precisamente lo que siento cuando bailo tango: cariño, intimidad y complicidad. Además, es íntima y oscura, como toda mi fotografía.

Fotografío siempre de noche. La noche me fascina como persona, por lo relajada que es, por su descontrol, porque es cuando la gente deja ver su otra cara? como persona estoy mucho más viva de noche, y esto se refleja en mi fotografía.

Me gustan las sombras, los tonos negros, porque encuentro que dan mucha fuerza -a pesar de que también pueden dejar una sensación deprimente. Quisiera que mi fotografía insinuase más. Estoy en ello, y creo que éste es el buen camino.

La fotografía es para mí como un diario personal, algo que habla de mí y de mi mundo íntimo. Además, trabajo habitualmente con un [objetivo de] 50 milímetros porque es lo más parecido a lo que ven mis ojos, y eso me ayuda a situar la fotografía desde donde yo estoy.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar