Actualidad

El Mundo admite el uso indebido de una fotografía y promete compensar a su autor

 
2
SEP 2011

Malicia, pereza, inconsciencia, ignorancia? pueden ser muchos los motivos que han llevado nuevamente el uso indebido de una fotografía -en esta ocasión a cargo del periódico El Mundo- al candelero fotográfico, pero el trasfondo es el mismo de siempre: autor que se entera por casualidad, río revuelto y? ¿oídos sordos? Por una vez, y a diferencia de lo que sucedió recientemente con el diario ABC, el director del rotativo, Pedro J. Ramírez, ha zanjado vía Twitter en apenas un par de horas un desaguisado del que cada vez hay más víctimas entre la comunidad fotográfica.

El suceso tuvo lugar hace meses, pero fue ayer, con el salto a las redes sociales y el efecto multiplicador de los agregadores de noticias, cuando estalló la polémica. El fondo es un tristemente ya viejo conocido de los fotógrafos: un medio de información toma una foto de Internet, la edita al gusto y omite toda referencia al autor. Y por supuesto, no paga por su uso. La víctima de este caso tiene nombre propio, Carlos Fernández, y el medio en cuestión es el segundo periódico de información general de mayor tirada en España: El Mundo.

Fernández lo explicaba hace unos días de esta forma en su blog: "Descubrí que el periódico El Mundo había publicado una de mis fotos en un artículo suyo sin consentimiento aun habiendo publicado mi foto con licencia Creative Commons, en la que se especificaba que para su uso se debía hacer mención al autor. Estos señores, no contentos con usarla sin permiso ni atribución, la recortaron para que desapareciera la marca de agua de mi foto original; es decir, manipularon mi obra también sin consentimiento."

La foto de la discordia, publicada en Flickr, fue realizada en 2008 durante un concierto de la cantautora saharaui Mariem Hassan. | Foto: Carlos Fernández San Millán

Contrariamente a lo que ocurre otras veces, en que el fotógrafo es ignorado (véase el flagrante caso de ABC con una foto del reciente terremoto en Japón) o se le deriva a los despachos legales, el propio director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, se hizo eco en su cuenta de Twitter de lo que ha venido identificándose con el "hashtag" #injusticia_fotográfica.

Poco después, el autor de la imagen comentaba en Twitter y en su blog que había recibido una llamada del director de ELMUNDO.es, Fernando Baeta, pidiéndole disculpas por el incidente y asegurándole que el periódico le pagaría por la foto.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar