Actualidad

Los servicios de la EasyShare Gallery de Kodak llegan al mercado español

 
5
FEB 2007

Almacenar, compartir y encargar copias. Éstos son los tres pilares con los que Kodak presenta su EasyShare Gallery en España. Con más de 52 millones de usuarios en todo el mundo, las galerías se combinan con la posibilidad de editar las imágenes y encargar on-line todo tipo de productos impresos. Kodak también ha presentado una nueva línea de plug-ins de pago para Photoshop.

Aunque en otros países los servicios on-line de Kodak a través de su EasyShare Gallery ya hace tiempo que funcionan, ha sido ahora cuando la compañía ha decidido trasladarlos al mercado español. Con las galerías y los servicios de impresión como protagonistas, Kodak repite la formula de este tipo de productos al permitir almacenar un número ilimitado de fotografías -asegura la compañía- que pueden ser compartidas con otras personas.

Además de almacenar sus fotografías, los usuarios registrados también pueden realizar una edición básica de las imágenes, así como añadir bordes o aplicar diversos recursos artísticos.

Respecto a los servicios de impresión, Kodak explica que es posible encargar las tradicionales copias en papel -desde 10 x 15 hasta 20 x 30 centímetros-, así como un buen número de accesorios y regalos en los que es posible estampar una fotografía.

Tampoco falta, por supuesto, el producto estrella de los laboratorios: el libro de fotos, disponible en este caso en tres tamaños diferentes.

Plug-ins para Photoshop
En un ámbito más profesional, Kodak también ha ampliado su línea de productos enfocados al retoque y la mejora de las imágenes digitales. Así, los programas de Applied Science Fiction han pasado a formar parte de la compañía, con la denominación Austin Development Center.

Agrupados en cuatro apartados, los nuevos plug-ins para Photoshop resultarán familiares para los usuarios de escáneres de película química.

Tal es el caso del Digital GEM, pensado para reducir el grano y el ruido en las imágenes digitales. Digital GEM Airbrush, por su parte, propone suavizar ciertos rasgos de las fotografías, sin perder la nitidez en zonas como el pelo o los ojos.

El plug-in Digital ROC, según Kodak, se encarga de retocar y restaurar el color de las fotografías. Por último, el llamado Digital SHO permite aprovechar al máximo la información contenida en las zonas con sombras de las imágenes digitales.

Los plug-ins están disponibles en una versión para el público aficionado y en otra para los profesionales. En este último caso, las aplicaciones son compatibles con imágenes de 16 bits y llegan dotadas de alguna herramienta más.

Disponibles cada uno de ellos por 50 ó 100 dólares, según se trate -respectivamente- de la versión para aficionados o profesionales, los nuevos plug-ins están disponibles también en versiones de prueba gratuitas.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar