Parrot Rolling Spider
Foto: Parrot
Crónica

Juego de drones

1

Los nuevos MiniDrones de Parrot son presentados como simples juguetes

18
JUN 2014
Eduardo Parra | Madrid

Influenciados en parte por la azafata que nos recibió, ataviada con un traje sospechosamente parecido al de Natalie Portman en el Episodio II de la saga galáctica más famosa de todos los tiempos, el titular elegido inicialmente para esta crónica era "El ataque de los drones". Pero las palabras de los responsables de Parrot durante la rueda de prensa de ayer en la que presentaron sus nuevos dispositivos inclinó finalmente la balanza del lado de George R.R. Martin. Y es que, según el fabricante francés, sus nuevos drones son juguetes.

Sí, juguetes. Los MiniDrones presentados en Madrid (aunque su existencia era ya conocida desde que se vieron allá por enero en el salón CES de Las Vegas) son en palabras de Parrot simples juguetes, hasta el punto de que no sólo se venderán en tiendas de electrónica, sino también en jugueterías. Podemos llamarlos gadgets divertidos, alta tecnología dedicada al ocio o mil eufemismos más, pero siguiendo la estela de sinceridad marcada ayer por la firma gala, esos chismes son juguetes.

Parrot Rolling Spider
Parrot Rolling Spider
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Parrot Rolling Spider
Parrot Rolling Spider
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y partiendo de esta realidad, ayer la prensa especializada jugó -o mejor dicho, jugamos- durante un buen rato en una de esas mañanas que nos reconcilian con el niño que llevamos dentro y nos obligan a maldecir la suerte que tienen los probadores de estas cosas. Eso es un trabajo, y no rellenar folios en blanco.

Los nuevos MiniDrones de Parrot son presentados como simples juguetes, hasta el punto de que no sólo se venderán en tiendas de electrónica sino también en jugueterías

Decía Vanessa Loury, directora de relaciones públicas de Parrot en Francia, que los MiniDrones servirán para mucho más que para molestar a tu hermana, en referencia al vídeo promocional confeccionado por la firma. Y si tenemos que juzgar sus palabras por la actitud de los periodistas presentes en la rueda de prensa (ninguno de ellos niños, por si alguien lo dudaba), estamos seguros de que también servirán para molestar a los hijos.

De las dos novedades, el más clásico (si se permite la expresión para una clase de producto que apenas tiene cinco años), es el Rolling Spider, un singular cuadricóptero con ruedas desmontables que prácticamente cabe en la palma de la mano y pesa sólo 55 gramos. Unas ruedas que le permiten correr por el techo como si fuera una araña mientras se impulsa con las aspas.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Vanessa Loury, directora de relaciones públicas de Parrot en Francia, pilotando el Rolling Spider.

Tras el Rolling Spider, el modelo más moderno de Parrot es el Jumping Sumo, un vehículo terrestre de dos ruedas en paralelo capaz de dar saltos de hasta 80 centímetros, tanto hacia arriba como hacia delante. Es básicamente la reinvención del clásico coche de radiocontrol, ahora con cámaras y capacidad de salto.

Como su hermano volador, el Jumping Sumo posee software basado en Linux y se maneja con la aplicación FreeFlight 3 para smartphones y tablets (iOS, Android y también Windows en septiembre). Ambos se pondrán a la venta el próximo mes de septiembre. 100 euros costará el modelo volador y 160 euros el Jumping Sumo.

No todo es oro

Pero incluso con los jugetes hay peros, y en este caso son tres. El primero es la cámara. Aunque ambos dispositivos cuentan con ella, el Rolling Spider sólo es capaz de tomar fotos, mientras que el Jumping Sumo puede grabar vídeo, sí, pero a unos tristes 640 x 480 puntos y a solo 15 fotogramas por segundo, muy por debajo de lo que se considera aceptable hoy día.

La segunda objeción tiene que ver con la autonomía. 20 minutos para el Jumping Sumo y unos limitadísimos 8 para el Rolling Spider son tiempos en los que apenas se puede disfrutar. Dicen desde Parrot que los MiniDrones están pensados para un entretenimiento cercano, en casa (su radio de acción es de unos 20 metros), pero son minoría las familias que cuentan con hogares con jardín y piscina como los del vídeo promocional.

Parrot Rolling Spider
Parrot Rolling Spider
Parrot Jumping Sumo
Parrot Jumping Sumo

¿Es una solución digna llevar baterías de repuesto cuando salgamos al parque con nuestro Rolling Spider (que son compatibles con las del Jumping Sumo)? En principio sí, pero en este caso, aun llevando dos o incluso tres, la diversión no duraría ni media hora. Que se lo expliquen a un niño.

El tercer pero no es sólo legal sino también moral. Dejando al margen la confusión que hay actualmente acerca de la legislación sobre los drones y sus usos, queda pendiente saber qué representan estos MiniDrones para nuestra intimidad, especialmente si hablamos del volador Rolling Spider, capaz de colarse en cualquier lugar.

Parrot Jumping Sumo
Parrot Jumping Sumo
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Parrot Rolling Spider
Parrot Rolling Spider
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Bertrand Isnard, director de la firma en España y Portugal, afirma que la primera reacción ante una visita inesperada de esta "mascota indiscreta" es la sorpresa y luego la risa. Pero, ¿qué tendría de gracioso una visita del juguete y su cámara cuando nos estamos vistiendo, creyéndonos a salvo por tener una valla que nos separa de las miradas indiscretas del vecino? De repente, estos juguetes ya no parecen un simple divertimento para niños.

1
Comentarios
Cargando comentarios