• Sony A7S II: primeras muestras
  • Canon PowerShot G3 X: análisis
Prueba de producto
DJI Osmo
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

DJI Osmo: adiós, trepidaciones

2
5
NOV 2015
Eduardo Parra   |  Madrid

En el fondo, y como ocurre prácticamente con la totalidad de las –digamos- presuntas novedades, la idea que hay detrás de la DJI Osmo no supone ninguna revolución. Pero sí que es una vuelta de tuerca más en lo que a cámaras de vídeo se refiere y un nuevo paso adelante en la senda de la estabilización de la imagen en movimiento.

La DJI Osmo no es una videocámara al uso, sino un conjunto de elementos –uno de ellos, efectivamente, una cámara- ideados para trabajar en conjunto para posibilitar grabaciones de vídeo más estables. Hace unos días tuvimos ocasión de echarle el guante a una de las primeras unidades de este peculiar equipo. Una cámara con un gimbal de mano estabilizado en 3 ejes que, cuando fue presentada a principios de octubre, generó muchísimos comentarios.

DJI Osmo
DJI Osmo
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
DJI acercó hace unos días a Madrid una de las primeras unidades de su nueva Osmo en su versión Zenmuse X3.

Porque la Osmo vendría a ser –salvando las distancias- como una cámara tradicional estabilizada con soporte y monitor externo incluidos. Así, la cámara cuenta con una empuñadura que permite controlar los movimientos y activar la grabación, además de un soporte para el teléfono móvil que (Wi-Fi mediante) hace las veces de monitor y nos permite manejar una aplicación específica y algunas funciones de la cámara.

La cámara propiamente dicha está disponible en tres versiones, todas ellas capaces de grabar en 4K. Para nuestra breve toma de contacto DJI eligió la denominada X3, compuesta por la cámara con el sensor más pequeño de esta gama, de 1/2,3 de pulgada (existen otras dos versiones dotadas con un captor Micro Cuatro Tercios).

Aunque en más de una ocasión desde DJI nos advirtieron de que teníamos entre manos un modelo de demostración, las primeras sensaciones fueron buenas, tanto a la hora de configurar el aparato como al trabajar con él.

Cómo funciona

Una vez encendida la Osmo, el primer paso es enlazar nuestro dispositivo móvil con la cámara mediante Wi-Fi. A continuación lanzamos la aplicación DJI Go, que nos servirá tanto para visualizar lo que la cámara ve -y graba- como para manejar los ajustes disponibles. El vídeo 4K se guarda en la tarjeta microSD insertada en el zócalo dispuesto para ella en la propia cámara, aunque simultáneamente el sistema almacena una copia en baja resolución en nuestro dispositivo móvil.

La aplicación (gratuita, por supuesto) está disponible para iOS y Android, y curiosamente desde DJI nos advirtieron de que en estas versiones preliminares se lleva mejor con Android que con iOS (asegurando de paso que están trabajando para enmendar estas pequeñas incidencias). Desde la propia aplicación se pueden controlar los diversos parámetros de la cámara, como la resolución o la sensibilidad, entre otros.

dji osmo
DJI Osmo
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Las vibraciones se eliminan prácticamente por completo, dando lugar a unos vídeos fluidos con movimientos suaves y sin trepidación

La empuñadura de la Osmo cuenta con dos botones principales y un pequeño joystick. Gracias a estos controles y a una preconfiguración de fábrica podemos hacer que la cámara se coloque instantáneamente en una posición centrada para grabar al frente o girarla 180 grados para registrarnos a nosotros mismos mientras la manejamos. El joystick, que en realidad parece otro botón más, permite controlar el movimiento de la cámara tanto en vertical como en horizontal.

Pero dejando a un lado todos los pequeños detalles, la estabilización es sin duda la característica más llamativa de este nuevo dispositivo. Y aquí es donde DJI hace buena su experiencia previa con cámaras al incluir en su conjunto los modelos Zenmuse X3 (como decíamos, el que tuvimos ocasión de probar), X5 y X5R (estos dos últimos necesitan un adaptador que se vende aparte). Tres cámaras con un gimbal que ha demostrado ser muy efectivo al grabar mientras van acopladas a un drone.

dji osmo
DJI Osmo
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

¿Y en la Osmo? Pues el resultado de nuestro primer envite –insistimos, muy breve- con esta cámara no puede ser más prometedor. Las vibraciones que produce nuestro brazo se eliminan prácticamente por completo, dando lugar a unos vídeos fluidos con movimientos suaves y sin trepidación.

La DJI Osmo se postula como una opción muy a tener en cuenta para todos aquellos que necesiten calidad de imagen en sus vídeos sin tener que recurrir a voluminosos accesorios. Ya disponible a través de la página oficial de DJI con un precio que parte de los 750 euros (y un plazo de entrega aproximado de dos semanas), será cuestión de probar más detenidamente su rendimiento para ver si cumple con las expectativas sobre el terreno.

2
Comentarios
Cargando comentarios