Actualidad

DJI lanza el M600 con un ojo puesto en la producción cinematográfica

 

Con un precio de 5.300 euros, el último drone de gama profesional del fabricante chino posee seis rotores y puede montar cámaras RED con un nuevo gimbal

DJI Matrice 600
DJI Matrice 600
18
ABR 2016

Hace tiempo que DJI puede decir que no aspira a convertirse en la referencia entre los drones dedicados a la producción de vídeo profesional. Porque, a grandes rasgos, este es un mercado que ya tiene acorralado. El fabricante chino disfruta de una cómoda posición en este lucrativo segmento, buscando ahora profundizar sus raíces con modelos de gama alta como el nuevo Matrice 600 (también conocido como M600), un drone específicamente creado para los profesionales del cine y la televisión.

A diferencia de los drones más populares y asequibles de DJI, el nuevo M600 no es un cuadricóptero. Su estructura descubierta consta de un total de seis rotores de gran potencia junto a sus respectivas baterías de alta capacidad, permitiendo al aparato cargar con pesadas cámaras profesionales mediante el uso de gimbals específicos, con una capacidad máxima de 6 kilogramos.

Vídeo promocional publicado por DJI.

Precisamente la variedad de ajustes estabilizados es uno de los grandes atractivos de este modelo. Si bien el M600 es compatible con los gimbals ya ofrecidos para los drones más generalistas de DJI, su auténtico valor es la posibilidad de montar cámaras de gama profesional utilizando el nuevo Ronin MX, un gimbal para uso terrestre y aéreo con triple eje.

Este accesorio es compatible con las cámaras de RED y Blackmagic, además de una amplia variedad de cuerpos SLR, aunque el drone también puede equipar la gama Zenmuse de DJI sin problemas.

Vídeo promocional del Ronin MX.

Otra característica destacable del M600 es su capacidad para transmitir vídeo de alta calidad a largas distancias. Gracias al sistema LightBridge 2, el drone puede enviar secuencias con resolución Full HD y 60 fotogramas por segundo a una distancia máxima -reza la teoría- de 5 kilómetros, contando siempre con el apoyo de una nueva tecnología de posicionamiento redundante -el aparato cuenta con tres localizadores GPS- para realizar trazados de alta precisión.

El DJI M600 tiene un precio de venta de 5.300 euros, mientras que el gimbal Ronin MX se vende por 1.800 euros. Su uso en el M600 requiere del módulo SRW-60G, un accesorio de transmisión de vídeo para distancias cortas que todavía no se encuentra a la venta.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar