Actualidad

DJI corteja a los desarrolladores con un drone diseñado para evitar colisiones

 

Dotado con diversos sensores para evitar percances a gran velocidad, el Matrice 100 ha sido pensado para que los programadores accedan a sus sistemas

DJI Matrice 100
DJI Matrice 100
10
JUN 2015

El éxito de DJI como fabricante de drones es patente. Aficionados y grandes estudios han caído rendidos ante las prestaciones de sus sofisticados cuadricópteros, famosos por el uso de avanzados sistemas de control remoto con streaming de vídeo y la posibilidad de equipar cámaras de alta calidad y diseño propio. Ahora, DJI aspira a conquistar a los desarrolladores con un nuevo modelo concebido como un auténtico banco de pruebas con rotores.

De diseño espartano, el nuevo Matrice 100 no destaca por sus prestaciones de vuelo o la resolución de su sensor. De hecho, ni siquiera cuenta con una cámara propia. Su propósito no es otro que servir de herramienta de desarrollo para que cualquier programador interesado pueda crear sus propias aplicaciones, accediendo a los sistemas del drone e incrementando sus posibilidades mediante el uso de módulos específicos.

Vídeo promocional publicado por DJI.

El Matrice 100 puede equipar bahías de expansión para alojar diversos componentes que se instalan como en un ordenador personal, haciendo uso de sus propios puertos eléctricos y de comunicaciones.

De esta forma, es posible instalar paquetes de baterías adicionales para elevar la autonomía del drone hasta los 40 minutos, sistemas de guía, cámaras y módulos de procesamiento de vídeo. Estos componentes pueden ser oficiales o diseñados por terceras compañías.

Foto: DJI
El módulo de guía opcional permite orientar al drone con gran precisión sin necesidad de utilizar el GPS.

Más allá de su amplio repertorio de accesorios opcionales, el Matrice 100 integra de serie un avanzado sistema de posicionamiento pensado para evitar posibles colisiones. El drone hace uso de una gran antena GPS plegable y un módulo de sensores de cámaras con tecnología de ultrasonidos para detectar obstáculos a distancias de hasta 20 metros. Esto hace posible que el último modelo de DJI pueda orientarse con precisión incluso en lugares donde la recepción GPS sea pobre o nula.

DJI espera estimular la creatividad de los desarrolladores con el Matrice 100 y utilizar esta experiencia en la creación de nuevos productos. Siendo como es un drone de orientación profesional, su precio no es de los más asequibles: el cuadricóptero base tiene un coste de 3.600 euros, mientras que el módulo de guía sale por 1.100 euros.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar