• HDMI: audio y vídeo digital en una misma conexión
  • HD Ready: la puerta de acceso a la alta definición
TVs dudas

La distancia adecuada para ver el televisor: preferencia entre límites

 
23
ABR 2007

Un tema que siempre ha sembrado muchas dudas es el de la correcta distancia de visionado del televisor, sobre todo ahora que las pantallas son cada vez más grandes -y los hogares tienden a ser más pequeños-. Aunque no hay un consenso oficial al respecto y más bien se trata de una cuestión de preferencia individual, hay que tener en cuenta ciertas pautas.

Para comprobar que la distancia desde la que se mira la televisión es un tema de elección individual basta con observar las preferencias de la gente en los diferentes espectáculos visuales. Hay desde quien elige las primeras filas, en una actitud casi de inmersión, hasta quien opta por posiciones más alejadas (puede que más por intimidad que por comodidad visual).

Trasladar esto a los hogares no es tan sencillo, ya que la elección de la distancia suele estar condicionada a las características físicas de la habitación. Pero si nos planteamos un cambio de televisor, deberíamos tener en consideración el tamaño del dispositivo y la distancia a la que lo veremos.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La distancia desde el punto de visión hasta el televisor es un aspecto crucial para decidirse entre un tamaño u otro de pantalla.

Las pantallas grandes son una tentación y, además, sus precios son cada día más asequibles. Los televisores más vendidos actualmente están en el rango de 32 a 42 pulgadas, y la cuota de mercado de pantallas aún más amplias crece constantemente.

Sin embargo, no siempre más grande significa mejor. Debe existir una correlación entre el tamaño del dispositivo y la distancia desde la que lo observamos. Si la pantalla es demasiado grande o estamos excesivamente cerca, las imágenes se nos mostrarán muy pixeladas y los pequeños errores que aparezcan se harán muy evidentes.

Por contra, estar muy alejado o disponer de una pantalla muy pequeña repercutirá en una insuficiente percepción y, consecuentemente, en una sensación insatisfactoria.

Límites recomendados
A modo de orientación, diversas asociaciones de cinéfilos (en su versión más hogareña) recomiendan que el espectador se sitúe a su gusto en un rango de distancias concreto. Según la SMPTE (Society of Motion Picture and Television Engineers), la distancia mínima ha de ser el doble del ancho de la pantalla y la máxima no deberá superar en cinco veces esta medida.

Tabla elaborada por QUESABESDE.COM según las recomendaciones de la SMPTE (Society of Motion Picture and Television Engineers).

Esta recomendación es independiente del formato de pantalla, ya que se refiere al ancho de la misma, no a su diagonal. Por ejemplo, un televisor de 29 pulgadas en formato 4:3 tiene una anchura aproximada de 60 centímetros; por tanto, la distancia de visionado ha de situarse entre un mínimo de 1,2 metros y un máximo de 3 metros.

Tabla elaborada por QUESABESDE.COM según las recomendaciones de la SMPTE (Society of Motion Picture and Television Engineers).

Una pantalla de 42 pulgadas en formato panorámico tiene una amplitud próxima a los 90 centímetros, por lo que puede ser vista correctamente en el rango comprendido entre 1,8 y 4,5 metros.

Otro factor a tener en cuenta es la calidad de la imagen mostrada. Cuanto mejor sea la misma, más podremos aproximarnos a la pantalla. A modo de ejemplo, si en un dispositivo de 42 pulgadas se va a ver televisión en el estándar PAL, estar a menos de 2,5 metros no es recomendable. Sin embargo, si se va a reproducir material en alta definición, el mínimo de 1,8 metros será más que suficiente.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Cuanto más grande sea la pantalla, más imperfecciones observaremos a medida que nos acerquemos a ella.

Finalmente, además de la distancia, hay que valorar otros factores como el ángulo de visión, el número de personas que van a ver la pantalla simultáneamente o la localización de la misma.

Pasar por una tienda puede ayudarnos a tomar la decisión, pero cuidado, porque los televisores parecen más pequeños en el comercio y, además, pocas veces están bien calibrados.

Los artículos de la serie "TVs dudas" aparecen publicados, normalmente, el cuarto lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar