Actualidad

Un nuevo disco de cristal permite almacenar 360 TB durante millones de años

6

Capaces de resistir temperaturas de hasta 190 grados, un haz láser de alta precisión graba sus datos en formato pentadimensional

17
FEB 2016

Cientos de millones de años después de que la especie humana haya dejado de existir tal y como la conocemos, su historia escrita podría permanecer conservada para la posteridad en forma de pequeños discos de cristal impertérritos al paso del tiempo.

Científicos del departamento de optoelectrónica de la Universidad de Shouthampton, en Reino Unido, han desarrollado un nuevo medio de almacenamiento de datos de alta capacidad que marca un punto y aparte con las tecnologías actualmente disponibles al permitir almacenar grandes cantidades de información en un soporte de alta resistencia diseñado para aguantar durante 13.800 millones de años. Tanto como la propia antigüedad del universo conocido. Como referencia próxima, se estima que la Tierra tiene algo más de 4.500 millones de años.

Los discos, que deben su resistencia a la estabilidad química y térmica del cristal en el que son grabados, pueden guardar en su interior un máximo de hasta 360 TB, superando con mucho la capacidad de cualquier disco duro portátil. El secreto de su elevada capacidad reside en la organización de los datos, grabados mediante un rayo láser de alta precisión en un proceso nanoestructurado que los organiza en "cinco dimensiones".

El proceso de grabado de datos se realiza mediante láser.

Esta descripción obedece a la forma en la que la luz se comporta dentro de las diminutas estructuras del disco, cuya información es grabada en tres capas de puntos con una separación de cinco nanómetros. La lectura se realiza después utilizando un microscopio y un polarizador.

A diferencia de los discos duros convencionales, los cristales de memoria -como han sido bautizados por sus creadores- no se ven afectados por el magnetismo ni el calor, pudiendo retener su información durante miles de millones de años a una temperatura ambiente de 190 grados centígrados. Tampoco sufren de la degeneración química propia de soportes ópticos como los discos DVD, que con el tiempo terminan descomponiéndose.

La tecnología de escritura 5D fue demostrada por primera vez en 2013 con la grabación de un archivo de texto de tan solo 300 KB. Ya perfeccionada, los científicos han logrado grabar copias de la Biblia, Opticks -escrito por Isaac Newton y considerado uno de los tratados fundamentales sobre la óptica-, la Carta Magna y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuya copia en cristal fue entregada a la UNESCO a comienzos de este mes con motivo de la celebración del Año Internacional de la Luz.

6
Comentarios
Cargando comentarios