• Samsung NX10: prueba de campo
  • Panasonic Lumix DMC-G2: primeras muestras
Prueba de producto
UN JUGUETE DE MODA

Digital Harinezumi 2: de un vistazo

 
31
MAR 2010

¿Hartos de megapíxeles, hojas de especificaciones interminables y cámaras que se parecen demasiado unas a otras? Si la idea es salirse del guión, la Digital Harinezumi 2, un diminuto artefacto situado a medio camino entre una videocámara y una "lomo" digital, es una vía de escape perfecta. Analizarla como una cámara convencional sería absurdo, así que nos pondremos nuestro mejor disfraz de "cool hunters" y dejaremos a un lado los recelos lomográficos para acercarnos a este divertido juguete en su propio terreno de juego.

Si hubiera un índice dedicado a medir el nivel de curiosidad que despierta una cámara, la Digital Harinezumi 2 estaría probablemente en los primeros puestos. Así que, de entrada, si de lo que se trata es de lucir algo original entre las manos y convertirse por unos minutos en el centro de atención de la fiesta, esta cámara es imbatible. Damos fe de ello.

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo que no está incluido en el precio (150 euros que parecen asustar un poco al respetable) son los resultados artísticos. Basta echar un vistazo a Flickr o Vimeo para comprobar que se pueden hacer cosas realmente interesantes y originales con esta sencillísima cámara. Nosotros nos hemos limitado a intentarlo durante los días que hemos pasado con ella.

Denominación de origen, Japón

Pero, ¿de dónde sale esta peculiar "toy camera" con forma de rollo de película de 110, un nombre que significa erizo en japonés y que parece estar poniéndose de moda entre los amantes de los artilugios extraños?

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Agotada la primera versión tras dejarse ver en Nueva York en manos de algunos personajes conocidos, la empresa japonesa PowerShovel puso a la venta esta Digital Harinezumi 2 que tenemos entre las manos.

Tal y como ya ocurría con el modelo original, se trata de una edición limitada a sólo 20.000 unidades. En España, bonitacamara.com se dedica a su distribución y comercialización.



Montaje musical con varias secuencias de vídeo grabadas con la Digital Harinezumi 2.

En cualquier caso, la esencia es la misma: una videocámara reducida a su mínima expresión cuyo principal encanto reside -diseño aparte- en ofrecer unos clips con una textura que recuerda a las antigua película Super 8.

Pila, tarjeta... y a rodar

Desempaquetada la cámara de su mínimo y elegante embalaje, sólo necesitaremos una pila CR2, una tarjeta microSD Card y un lector de este tipo de soporte para poder pasar las imágenes y los vídeos obtenidos al ordenador. Por ese precio ya lo podían incluir de serie, pensará alguno. También es verdad.

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Concluida la puesta a punto, la extrema sencillez de la Digital Harinezumi 2 es tal que, curiosamente, podemos acabar haciéndonos un lío con los cuatro mandos que concentran toda su operativa.

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De entrada, la cámara se activa en modo fotográfico, sin ningún tipo de previsualización del encuadre en la pantalla. Si queremos encuadrar, podemos levantar el marco de plástico de la zona superior y echarle imaginación al asunto. Posiblemente acabemos disparando a ojímetro, usando la previsualización del vídeo o con esa bonita técnica del "a ver qué sale".

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como era de esperar, la cámara es lenta en el disparo y la grabación de la foto. Pero ya hemos dicho que nada de batas de laboratorio técnico en esta ocasión.

Para pasar al modo de vídeo (640 x 480 puntos) basta con pulsar el botón "OK", y ahora sí, podemos ver la imagen en pantalla. Para revisar las fotos o las secuencias grabadas hay que accionar el pequeño interruptor del lateral, mientras que a través del "menú" podemos realizar algún que otro ajuste, como el tamaño (3 megapíxeles como máximo) o la sensibilidad (100 u 800 ISO).

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más difícil todavía. Si queremos pasar al modo de blanco y negro (una de las novedades de esta segunda generación), hay que pulsar cinco veces consecutivas la tecla "MENU" y luego dos la de "OK". Así de práctico, cómodo y sencillo.

Luz, por favor

Sobre los resultados poco hay que decir. Las muestras hablan por sí solas, y en las manos de cada uno queda decidir si gusta o no esa peculiar estética que lucen los vídeos y las fotos que salen de la Digital Harinezumi 2.

Muestras: fotografías
Las fotografías se han realizado con una Digital Harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2

En general, quienes la han probado se muestran más satisfechos con el vídeo que con su faceta fotográfica. No obstante, tampoco hay que descartar sus peculiaridades en este campo para quienes se sientan atraídos por el movimiento Lomo y les dé pereza pasar por el aro químico.

Muestras: fotografías
Las fotografías se han realizado con una Digital Harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2
las fotografías se han realizado con una digital harinezumi 2

En cualquier caso, es necesario disparar o rodar en escenarios suficientemente iluminados para poder obtener unos resultados medianamente decentes y disfrutar de esos colores tan especiales que -de hecho- son la gracia de esta cámara.

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se nos olvidaba. Aunque en un modelo así que la foto esté o no a foco es un detalle menor, la Digital Harinezumi 2 también dispone de un selector en su base que permite elegir entre un modo de enfoque normal (desde 1 metro hasta el infinito) y un macro de sólo 3 centímetros. Suerte y paciencia, eso sí, para conseguir acertar a ciegas con esta última opción.

Diferente, divertida

Si convertir las carencias en argumentos es un arte, sin duda nos encontramos ante una obra maestra. Sus resultados son en muchos casos inutilizables y en otras ocasiones sólo curiosos, pero siempre singulares.

Y ahí, en sus defectos y sus carencias, reside precisamente la gracia de esta Digital Harinezumi 2, que no tiene ningún reparo en autodefinirse como una cámara de juguete.

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque con ella en las manos es posible sentirnos convertidos rápidamente en unos artistas posmodernos llamados a arrasar en los ambientes "underground" de la ciudad de turno, a la vista queda que no es así.

Superado el factor sorpresa de las primeras fotos o vídeos, será el ojo del usuario el que convierta este cachivache en algo interesante o en un llavero para presumir.

Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Digital Harinezumi 2
Digital Harinezumi 2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quienes piensen que ese mismo efecto puede conseguirse delante de la pantalla del ordenador, tienen toda la razón, pero posiblemente no hayan entendido la gracia de estos aparatos Lo-Fi. Durante esta semana de convivencia, a nosotros también nos ha pasado a ratos, aunque el ejercicio de desintoxicación tecnológica también ha tenido su gracia.

Y es que, después de años trasteando con cámaras, ésta es la más limitada de los centenares de modelos que han pasado por nuestras manos, pero es también la más divertida y la que más caras de sorpresa y curiosidad ha despertado. Sólo por eso, los 150 euros ya no nos parecen tanto.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
28 / JUL 2011
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar