• Practicando el digiscoping
  • No hay nuevos artículos de esta serie

Digiscoping: los logros de un trabajo bien hecho  

10
OCT 2007

Una vez que tengamos en nuestro poder el equipo ideal, contemos con los conocimientos necesarios y hayamos realizado las prácticas pertinentes, podremos obtener los resultados apetecidos. Aunque en ésta -como en cualquier otra- técnica fotográfica, nunca dejaremos de aprender.

Capturar imágenes con la técnica del digiscoping no es, desde luego, sencillo, pero tampoco imposible. Como ya comentamos en capítulos anteriores, sólo la insistencia y la práctica constante nos llevarán a obtener resultados óptimos, y cuando esto ocurra, sentiremos un sinfín de satisfacciones personales.

En este artículo se recoge una serie de fotografías conseguidas en distintas etapas y con varios equipos. Veremos, de este modo, la progresión que podemos experimentar, fundamentada siempre en una fuerte dosis de afición a la fotografía de naturaleza.

Paso a paso, foto a foto
A una distancia de 20 metros, la definición conseguida es realmente buena. La siguiente toma se obtuvo con una cámara Nikon D70 y un telescopio Swarovski AT80 HD, por el sistema "afocal" y utilizando un objetivo Nikkor 50 mm f1.8 con el adaptador DCA 52 mm:

Foto: Adolfo Marpez
Una gaviota reidora (Larus ridibundus) acicalándose el plumaje.

En distancias cortas, de unos 10 metros, se capta todo el detalle, incluidas las gotas de agua que resbalan por el plumaje y el pico del flamenco que aparece en la siguiente toma. En este caso, se utilizó una Canon EOS 300D y un telescopio Zeiss Diascope 85 FL, recurriendo al sistema de "foco primario" con el Photo Adapter de Zeiss:

Foto: Adolfo Marpez
Retrato de un pollo de flamenco común (Phoenicopterus roseus).

Cuando la distancia es mucho mayor, de 35 a 50 metros, aún sigue habiendo una definición más que suficiente, incluso si acoplamos un multiplicador. Para obtener la siguiente instantánea se disparó con una Canon EOS 20D, combinada con un telescopio Zeiss Diascope 85 FL y un Photo Adapter de Zeiss con el multiplicador Canon EF 1.4x II:

Foto: Adolfo Marpez
Una avoceta común (Recurvirostra avosetta) ordenando y limpiando su nido.

Para conseguir buenas aproximaciones a pequeñas aves y que éstas llenen todo el encuadre, se hará necesario en muchos casos utilizar un "hide". Esta fotografía se realizó a unos 8 metros de distancia, con una Canon EOS 20D y un telescopio Zeiss Diascope 85 FL en "afocal", mediante el empleo de un objetivo Canon EF 50 mm y un adaptador:

Foto: Adolfo Marpez
Macho de colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros).

Algunas especies son realmente difíciles de fotografiar. Es el caso de los zampullines, casi imposibles de captar cuando están comiendo, ya que se zambullen sin descanso.


  Publicidad  

"Digiscoping. Técnica fotográfica con telescopio"
  Adolfo Marpez
  Nueva comunicación. 2006
No obstante, si esperamos el momento en el que paran para descansar o limpiarse el plumaje, los podremos capturar sin mayor problema. Una Canon EOS 400D y un Zeiss 85 FL con Photoadapter fueron suficientes para inmortalizar este instante:

Foto: Adolfo Marpez
Preciosa toma de un zampullín común (Tachybaptus ruficollis), en un momento de descanso.

También podemos aproximarnos a distancias suficientes para obtener retratos de aves muy poco abundantes, como este macho de malvasía, del que conseguimos todo el detalle de su característico pico azul en época de reproducción. El equipo utilizado en esta ocasión estaba compuesto por una Canon EOS 10D y un telescopio Zeiss 85 FL a "foco primario":

Foto: Adolfo Marpez
Retrato de un macho de malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala).

Con especial cuidado por encuadrar correctamente, es importante captar a los sujetos inmersos en su entorno y que el posadero sea de la mayor naturalidad posible. Para la siguiente fotografía, se utilizó una Canon EOS 400D y un telescopio Zeiss Diascope 85 FL, ensamblados por "afocal" y con un objetivo Canon EF 50 mm f1.8 y un adaptador específico:

Foto: Adolfo Marpez
El escribano montesino (Emberiza cia), rodeado de su entorno natural.

Las tomas de aves en vuelo son las más complicadas de esta técnica, pero también son las que resultados más espectaculares brindan. Una Canon EOS 20D, con un telescopio Zeiss Diascope 85 FL con Photoadapter y un multiplicador Canon EF 1.4x II, además de una cierta dosis de destreza, dieron como resultado esta instantánea:

Foto: Adolfo Marpez
Una gaviota reidora (Larus ridibundus) capturada en pleno vuelo.

Mediante la técnica del digiscoping, también podemos fotografiar toda clase de especies, como mamíferos o invertebrados. En ciertos casos, podemos recurrir incluso a la especialidad de macrofotografía.


  Publicidad  
Para la siguiente imagen se utilizó una Canon EOS 20D y un telescopio Zeiss Diascope 85 FL en "afocal", con un objetivo Canon EF 50 mm y su adaptador:

Foto: Adolfo Marpez
Pareja de libélulas en característica pose de apareamiento.

Adolfo Marpez es autor de "Digiscoping. Fotografiar la naturaleza a través del telescopio" y "Digiscoping. Técnica fotográfica con telescopio". Es también el responsable de fotodigiscoping.info, que congrega a los practicantes de esta técnica y en cuyo foro puede consultarse cualquier duda al respecto.

Los artículos de la serie "Tan lejos, tan cerca" salen publicados, normalmente, el segundo miércoles de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar