Actualidad

El Diario de Alcalá despide a su fotógrafo y pagará a los lectores que envíen fotos si éstas se publican

 
4
SEP 2013
Eduardo Parra   |  Madrid

Periódico local cuyo impacto no va más allá de las fronteras de Madrid, no fueron pocos ayer los círculos fotográficos en particular y periodísticos en general que tuvieron al Diario de Alcalá como centro de sus conversaciones. El motivo: a partir de ahora esta cabecera local pagará por las fotografías enviadas por ciudadanos particulares que aparezcan publicadas en sus páginas. Concretamente, entre 15 y 40 euros en función de la importancia y ubicación de éstas en el periódico.

"Si eres aficionado a la fotografía, ésta es tu oportunidad de publicar en el Diario y de ganar por ello", arranca la información en la que desde este periódico que edita la empresa Grupo Prensa Universal y cubre la actualidad de Alcalá de Henares se anima a los lectores a enviar fotos. En la noticia se explica que, más allá de la sección de "foto denuncia" del periódico, "el fotoperiodismo sí será remunerado en adelante", y se aclara que "todo aquello que ilustre una información nuestra será considerado en adelante un trabajo".

La medida, que en principio podría parecer una apuesta por el periodismo ciudadano, ha caído como una bomba entre los fotoperiodistas. Pese a lo insólito de que un periódico español pague a sus lectores por aportar éstos parte del contenido, el conocido fotógrafo Miguel Ángel Morenatti fue uno de los primeros en criticar la iniciativa desde su cuenta de Facebook. Su queja la secundaron varios profesionales e incluso aficionados a la fotografía que dicen lamentar la falta de opciones para los verdaderos fotógrafos y los estudiantes del ramo.

Se da la circunstancia de que el Diario de Alcalá despedía recientemente a cuatro trabajadores (tras despedir otros nueve en diciembre de 2012 y siete más el pasado mes de abril), entre los que se encuentra el único fotógrafo profesional con el que el periódico contaba. Según una información publicada a principios de agosto por la Asociación de la Prensa de Madrid, portavoces del diario explicaron que volverían "a llamar a los trabajadores porque hay muchos proyectos".

Pese a las críticas recibidas, la iniciativa también ha conseguido recabar -aunque tímidamente- opiniones positivas que afirman que esta apertura al público general permitirá a fotógrafos en paro y estudiantes tener una vía más de acceso al impermeable mundo del fotoperiodismo, en este caso a escala local.

Salvando las distancias, la noticia recuerda a la sonada iniciativa del rotativo estadounidense Chicago Sun-Times, que este verano resolvió despedir a sus 28 reporteros gráficos de plantilla -entre ellos el ganador de un Pulitzer- y entregar un smartphone a los redactores para que éstos se encargasen de la captura de imágenes.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar