Actualidad

Los internautas europeos tendrán derecho al olvido

 

Google deberá eliminar información personal de los resultados de su buscador cuando le sea exigido. Una demanda en España se encuentra en el origen de la resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

13
MAY 2014

Los buscadores de Internet serán responsables del tratamiento que den a los datos personales de los ciudadanos europeos y deberán eliminarlos de los resultados de las búsquedas si así les es exigido por las autoridades competentes. Ésta es la revolucionaria sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que ha fallado a favor de los consumidores en un caso que podría tener importantes implicaciones para las grandes compañías de Internet.

La sentencia del Tribunal tiene sus raíces en España, donde un ciudadano (Mario Costeja) presentó una demanda ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) con el fin de que La Vanguardia y Google eliminaran varias referencias a dos páginas del periódico catalán publicadas en 1998. Dichos artículos contenían información sobre una subasta de bienes ejecutada para pagar deudas contraídas por Costeja con la Seguridad Social.

La AEPD consideró en su momento que La Vanguardia no tenía la obligación de eliminar dichos artículos, pero estimó sin embargo que Google sí debía satisfacer las exigencias de Costeja. La compañía del buscador llevó el caso a la Audiencia Nacional, que a su vez solicitó la opinión del TJUE. Finalmente, la más alta instancia de la judicatura europea ha dado la razón a Costeja.

Según razona en su veredicto el TJUE, la forma en la que Google criba la red de redes en busca de información y después la hace accesible a los usuarios a través de sus resultados se puede considerar una actividad de tratamiento de datos a efectos legales, independientemente de que la compañía realice esta actividad de forma masiva y sin buscar información personal específica.

Una sentencia que pondrá orden en la Audiencia Nacional

Los ciudadanos que deseen eliminar información de carácter personal de los resultados de los buscadores de Internet podrán solicitarlo directamente a dichas compañías. En caso de que sus súplicas no reciban respuesta, tendrán la posibilidad de dejar el asunto en manos de las autoridades, que poseen la capacidad para ordenar la eliminación de dichos resultados.

De acuerdo con El Confidencial, solo en la Audiencia Nacional hay atascados más de 150 casos similares, puesto que hasta ahora Google ha estado recurriendo de forma sistemática las órdenes de la Agencia Española de Protección de Datos. La sentencia de hoy debería servir para resolver esta situación.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar