Actualidad

Un fallo de diseño en el iPhone 6, origen de numerosos problemas de pantalla

13

La conocida como "enfermedad táctil" se manifiesta por la aparición de una barra de color gris, que se extiende de forma masiva a los dos años del lanzamiento

26
AGO 2016

Numerosos usuarios de un iPhone 6 o un iPhone 6 Plus se han encontrado con una desagradable sorpresa justo cuando el dispositivo se aproxima a su segundo cumpleaños. Así lo explica el conocido sitio de reparaciones iFixit, que ha publicado un largo artículo detallando la aparición de un defecto de fábrica que está afectando a la anterior generación de teléfonos de Apple.

"El problema está tan extendido que tengo la impresión de que casi todos los iPhone 6 y 6 Plus están tocados y son bombas de relojería esperando a saltar"

Según han podido constatar los técnicos de iFixit, un gran número de usuarios de uno de estos teléfonos está encontrándose con la que ya es conocida como "enfermedad táctil", consistente en la aparición de una barra de color gris en la parte superior de la pantalla y la pérdida de respuesta al contacto.

Según un experto en reparaciones consultado por la mencionada web, "el problema está tan extendido que tengo la impresión de que casi todos los iPhone 6 y 6 Plus están tocados -sin querer hacer un chiste- y son bombas de relojería esperando a saltar".

Tras sustituir infructuosamente numerosas pantallas solo para encontrarse con la reaparición del problema, los hallazgos de los técnicos de reparaciones apuntan de manera uniforme a un único culpable: el diseño del controlador de la pantalla táctil o Touch IC, formado por dos procesadores.

Los iPhone 6S no están afectados

Las causas por las que este elemento comienza a fallar son sin embargo más nebulosas, aunque iFixit da cierta credibilidad a la posibilidad de que la soldadura de los procesadores se suelte debido a la flexibilidad del propio teléfono, a pesar de que Apple lo reforzó posteriormente para evitar su deformación.

Vídeo publicado por Apple Pie Repair ilustrando el problema.

Los problemas derivados por la flexibilidad del iPhone 6 explicarían por qué algunos usuarios han podido solucionar temporalmente el problema haciendo presión en las pantallas de sus teléfonos, pero también por qué los más nuevos iPhone 6S y iPhone 6S Plus no parecen estar afectados por este defecto. Cuando rediseñó sus circuitos, Apple desplazó el Touch IC de la placa principal del teléfono a la propia pantalla, alejándolo de los puntos de flexión.

De acuerdo con iFixit, si el teléfono todavía está en garantía y empiezan a apreciarse problemas, lo mejor que puede hacer el consumidor es pedir a Apple un nuevo iPhone 6, si bien nadie puede asegurar que el defecto vuelva a manifestarse. El fabricante, por ahora, no ha emitido ningún comunicado al respecto.

Fuentes y más información
13
Comentarios
Cargando comentarios