• No solo foto
  • Mi Alma en la recámara
Biblioteca

Al otro lado del telón del tiempo

1

El legado tecnológico de la Unión Soviética parece mantener intacto su antiguo esplendor a través de las estampas de Danila Tkachenko

30
MAY 2016

25 de diciembre de 1991. Cae definitivamente el telón de acero. Ya hace meses que Bulgaria abandonó el Pacto de Varsovia. Rusia ya no es la Unión Soviética (tampoco Kazajistán). El comunismo ha caído derrotado.

Más de dos décadas después, en 2015, quien gana es Danila Tkachenko. Concretamente el European Publishers Award for Photography con su "Zona restringida", que en España publica Blume.

Pero al joven fotógrafo ruso le interesa poco el maltrecho comunismo. Lo que sí le atraen son algunos de sus vestigios tecnológicos, los más estridentes en su sentido más amplio: son el sujeto de sus fotos. También le importan el tiempo y la nieve: son su inmenso escenario. Y así, en una coherente clave alta va articulando un trabajo documental que entre 2013 y 2015 le llevó a recorrer un vastísimo territorio que comprende la mitad oeste de Rusia y el oriente de Kazajistán. Incluso realizó una incursión en Bulgaria.

"Zona restringida" hace referencia a una serie de emplazamientos remotos a los que es más fácil acceder con la imaginación que cargado con una cámara

Tkachenko, que en 2014 ya ganó el World Press Photo en la categoría de retratos por su trabajo "Escape", fotografía enormes estructuras, ingentes moles de hormigón y acero y rudimentarias máquinas para mostrar el aspecto actual de los avances tecnológicos otrora punteros al otro lado del telón –nuevamente- de acero.

El título del libro hace referencia a una serie de emplazamientos remotos a los que es más fácil acceder con la imaginación que cargado con una cámara. Lugares ignotos sin marcar en el mapa donde la antigua Unión Soviética desplegó todo su potencial tecnológico durante la época de la carrera aeroespacial, y que una vez evaporada la utopía del soviet quedaron abandonados a su suerte.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

"Zona restringida" narra por una parte la voluntad incesante del hombre por alcanzar las máximas cotas tecnológicas. Algo que en el contexto histórico, social, económico y político de la Unión Soviética y sus países satélites se tradujo en imponentes y desmesuradas obras de ingeniería civil. Como explica el autor en su web, es el lema del mejor, más alto y más fuerte. También pone de manifiesto la victoria inexorable del paso del tiempo, que siempre termina por desfasar cualquier logro tecnológico.

La homogeneidad de las imágenes -una de las señas de identidad de este trabajo- es la mejor forma de mostrarlo. Los sujetos aparecen todos bien centrados, en medio de una nada blanquecina creada por un suelo nevado y un cielo completamente nublado. Esto, unido a la ausencia humana, le confiere a la imagen una adimensionalidad que casi marea. Las fotografías son todas horizontales y en color, pero las condiciones atmosféricas y el gris del hormigón le otorgan un marcado aspecto monocromático.

La impecable edición del libro contiene 32 fotografías del autor moscovita, la localización aproximada de cada una de ellas en un mapa de las antiguas repúblicas que conformaron la Unión Soviética y un fragmento de "La máquina del tiempo", de H.G. Wells, a modo de prólogo.

1
Comentarios
Cargando comentarios