• Alejando Olivares: "Me costó mucho volverme invisible para conseguir ...
  • Manu Brabo: "Estamos para contar la historia, no para joder a los demás"
Con texto fotográfico

"El azar en fotografía es tan importante como el talento y el trabajo" Daniel Ochoa de Olza

1
Foto: Daniel Ochoa de Olza (AP)
26
SEP 2013
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Discreto, paciente, siempre atento y con un ojo fotográfico que ya quisieran muchos. Daniel Ochoa de Olza es uno de esos profesionales que están siempre en el mejor lugar y en el momento preciso, como si tuvieran un pacto con el azar para no dejar escapar ni una toma. Profesional ampliamente respetado, este fotoperiodista de Associated Press se alzó hace pocos meses con el segundo premio World Press Photo en la categoría de retratos con un fotorreportaje taurino en torno a la figura de Juan José Padilla, que en 2011 perdió un ojo tras sufrir una grave cornada.

Daniel Ochoa de Olza

La idea de este reportaje surgió espontáneamente cuando me enteré leyendo el periódico de que el torero Juan José Padilla volvía a las plazas y que lo haría con un parche en el ojo. Era obvio que era una historia muy española que podía interesar a la empresa para la que trabajo. Encajaba dentro de un ensayo a muy largo plazo que estoy intentado completar sobre antropología y etnografía, y además supuse que estéticamente era algo que no había fotografiado antes. Propuse el tema a Associated Press y les pareció bien.

Viajé a Olivenza, Extremadura, y estuve un par de días aprovechando para hacer más fotografías de la feria. La tarde que [Padilla] reapareció resultó muy emocionante para los aficionados, y yo intenté hacer mi trabajo todo lo mejor que pude, contando lo que había, como hago habitualmente. Estaba contento de trabajar allí.

Revisando las fotos unos días después entendí que la historia daba más juego y que era interesante seguir a esa persona, profundizar algo más que en sólo lo evidente. Y muy poco a poco, a base de seguirle por un montón de plazas de España, comenzamos a tratarnos de forma más cordial, lo que me permitió acceder a momentos más íntimos: cuando lo visten, su pequeña capilla... Creo que no podía tener un reportaje completo sin esas fotos que aportan cierta profundidad y cercanía.

Juan José Padilla es una persona que me sorprendió. Supongo que todos tenemos una imagen, que es la que los demás ven, y una persona tras la imagen, que es lo que somos. Y cuando esa imagen exterior es tan fuerte cuesta imaginar qué puede haber detrás. Creo que entiende la labor de un fotógrafo, y se mostró siempre dispuesto y cercano, dejándome libertad para trabajar sin cortapisas.

Acercarse al mundo del toreo para alguien que viene de fuera, como es mi caso, es complicado. Hay que manejar un lenguaje diferente, saber de ritos y usos. Acceder al torero es mucho más difícil; no es tan sencillo como llegar y hablar con él. Las ocasiones para hablar con el torero son pocas, y cuando puedes hacerlo están nerviosos porque van a torear o tienen prisa porque ya han toreado. Es un trabajo de paciencia, y aunque la paciencia es fundamental, la suerte también lo es. Hay que trabajar muy duro, pero siempre hace falta suerte, porque sinceramente creo que el azar en fotografía es tan importante como el talento y el trabajo.

Respecto al World Press Photo realmente no se qué importancia tiene ganarlo. A mí lo que me ha supuesto es una ilusión muy grande. Poder estar junto a fotógrafos a los que valoro muchísimo y respeto tanto personalmente supone un respaldo muy importante a mi trabajo más personal y me da ánimos para seguir en ello.

Los premios son sólo premios. Está muy bien la palmadita en el hombro, pero no hay que creérselo mucho por ganar o dejar de creérselo por no ganar. Kipling decía que hay que tratar al éxito y el fracaso como los dos impostores que son. ¿Que me premian por lo que hago? ¡Excelente! Es algo bonito y hay que disfrutarlo, pero lo importante es seguir trabajando con humildad, mirar el ahora y un poquito el mañana, porque el ayer ya está hecho. Pensar en ganar tal o cual premio no tiene sentido para mí. Esas aspiraciones no miden si no nuestra propia vanidad y manifiestan un ego mal gestionado. Y eso, opino, no es compatible con el trabajo del día a día.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

1
Comentarios
Cargando comentarios