COMPARTIR
  • Johnny Haglund: "Quizás no sea la forma de pescar más eficiente, pero ...
  • Tracey Shelton: "Los supervivientes me suplicaron que la historia no ...

"La arquitectura es poesía" Danica O. Kus

 
Foto: Danica O. Kus
28
MAR 2013
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez
Suscríbete a esta serie

Habrá quien diga que la fotografía de arquitectura es aburrida. Valiente afirmación, más aún al ver las capturas que Danica Ocvirk Kus hizo de los edificios de Oscar Niemeyer. Más allá de una visión personal de los espacios arquitectónicos, la fotógrafa eslovena mezcla el hormigón y sus formas con el ambiente que los rodea para crear una atmósfera casi irreal. Es el caso del reportaje que hizo en el Centro Niemeyer de Avilés y en otras construcciones en Brasil, patria del célebre arquitecto, donde plasmó con la cámara sus rasgos distintivos con un innegable sentido poético.

Danica O. Kus

Siempre me ha interesado el modernismo, especialmente desde que me hice fotógrafa de arquitectura. Admiro el diseño innovador y la creatividad de arquitectos como Mies van der Rohe, Frank Lloyd Wright, Le Corbusier, Alvar Aalto, Oscar Niemeyer? Siempre he querido fotografiar sus edificios.

En especial siempre me ha atraído el trabajo del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, que murió en diciembre del año pasado a los 104 años de edad. Fue el último arquitecto de la era modernista, conocido por diseñar Brasilia y añadir curvas a las líneas estrictas. Inspirada por su visión, por las sensuales curvas y los detalles expresivos y puramente estéticos de su trabajo, tenía muchas ganas de dedicarle un reportaje.

En marzo de 2011 supe que se inauguraba el Centro Niemeyer en Avilés, un complejo cultural al servicio de la música, el teatro, el cine... con exhibiciones, conferencias y actividades educativas. Contacté con ellos y programé la sesión fotográfica para el mes siguiente.

Cuando llegué a esta bonita plataforma blanca y comencé a fotografiar, inmediatamente sentí la alegría y felicidad que me transmitía su arquitectura única. Avilés es más bien una ciudad industrial, y ese lugar me pareció un santuario, un mundo diferente. Todo a mi alrededor me parecía extraordinario. De repente supe que lo que quería era capturar la poesía en la arquitectura atemporal de Niemeyer.

No me concentré en la realidad del objeto arquitectónico como un todo, sino que me interesé más en investigar la identidad única del espacio para revelar su carácter, la profundidad de su interior. Conscientemente me centré en la atmósfera de los espacios interiores y exteriores. Los ritmos y las proporciones del hormigón blanco iban elevando mi espíritu mientras caminaba a través de los espacios. Las formas construidas se me antojaban esculturas.

Decidí disparar en blanco y negro porque me permitía expresar mejor la atmósfera y la esencia de las formas construidas. Es exactamente esto lo que vemos en esta fotografía. Todo es cuestión de crear una atmósfera y remarcar sus formas.

Trabajo con una Canon EOS 5D Mark II combinada con objetivos descentrables. Para esta imagen en concreto utilicé un 24 milímetros. Utilizo el trípode cuando fotografío en interiores y también en exteriores cuando la luz no es suficiente.

Después de fotografiar el Centro Niemeyer decidí ampliar mi proyecto acerca de su trabajo. Durante el pasado mes de diciembre fui a Brasil para fotografiar el Museo de Arte Contemporáneo de Niterói, el Museo Oscar Niemeyer de Curitiba, un antiguo casino transformado en iglesia, una ciudad administrativa en Belo Horizonte y varios edificios en Brasilia y Sao Paulo.

Me gustaría poder inspirar al espectador sobre la excelencia del trabajo de Niemeyer. También hago fotografía artística, así que veo la fotografía de arquitectura desde ese punto de vista. La arquitectura como espacio, como poesía.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar